Dos ciudadanos argentinos fueron expulsados ayer por la mañana del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu luego de burlar las medidas de seguridad y acostarse a dormir en uno de los santuarios.

Según informaron desde el Ministerio de Cultura Cusco se trata de turistas identificados como Matías Pistone FrancoSantiago Bertoni, de 21 y 22 años respectivamente, que fueron puestos a disposición de la Policía Nacional del Perú. Estuvieron unas horas detenidos y quedaron en libertad.

En una de las primeras recorridas del martes, el personal de vigilancia los descubrió cubiertos entre bolsas de dormir y plásticos para protegerse de las lluvias habituales en esta época del año.

Miguel Zamora, responsable de la Oficina de Atención al Visitante y Servicios Turísticos del lugar, precisó que los jóvenes se dirigieron por el puente para vehículos de la localidad de Aguas Calientes y ascendieron por la ruta Hiram Bingham hasta llegar a las inmediaciones del parque.

Luego, ingresaron a las instalaciones alrededor de las tres de la madrugada y pernoctaron en los recintos del sector conocido como "Las Fuentes", una construcción hidráulica que en 1450 suministraba agua a la comunidad.

La zona por donde entraron al recinto
La zona por donde entraron al recinto

Si bien no generaron daños al patrimonio, accedieron a la llaqta inka comprimiendo la malla alambrada de protección ubicada al costado de la vía de salida del monumento, indicó el jefe del parque, Fernando Astete.

Zamora detalló que además de denunciar a los jóvenes ante las autoridades policiales, informaron a la Embajada argentina de lo acontecido. Y apuntó que se les prohibió entrar por un año a la zona arqueológica. Al margen, el administrativo también señaló que trabajarán para reforzar las acciones de seguridad.

LEA MÁS: