La ciudad de Córdoba amaneció con una iniciativa que apunta a que los personal trainers o entrenadores de cualquier actividad física que den clases en plazas, parques o lugares al aire libre, deban ser profesionales de educación física y estar acreditados. Además, deberán pagar las mismas tasas municipales que pagan los gimnasios.

La iniciativa es encabezada por concejales de Cambiemos y cuenta con el respaldo de la mayoría de los legisladores para ser aprobada en el recinto en el corto plazo.

Abelardo Losano, uno de los autores del proyecto, aseguró que buscan "la armonización del uso del espacio público y que los grupos de entrenamiento los compartan con los vecinos".

La iniciativa surgió de las quejas que recibieron en el Concejo por parte de vecinos. Muchos de ellos aseguraron sentirse invadidos en las plazas por quienes entrenan. La utilización de conos, pelotas, colchonetas, aros y diferentes instrumentos para realizar ejercicios limita el espacio público.

La nueva regulación señala que el entrenador que trabaje en los espacios públicos deberá tener un título habilitante, un curso de primeros auxilios, contar con asistencia médica para los alumnos que estén realizando actividad en ese momento y pagar la tasa municipal, que en la actualidad es de $400.

La Dirección de Deportes de la Municipalidad será la encargada de controlar que se cumplan las nuevas normas. "Buscamos regular, no castigar. Empezamos con esta actividad pero estamos estudiando todos los ítems, apuntamos a que disminuya el uso comercial del espacio público", sostuvo Losano.

Quienes no cumplan con las nuevas normas, deberán pagar una multa. Para eso se creará el Registro Municipal de Grupos de Entrenamiento Físico y se generará un esquema de controles. En base a las faltas, se establecerán los montos de las multas.

LEA MÁS