Un supermercado chino de la provincia de Santiago del Estero fue el escenario de una escena bizarra. Una mujer quiso robarse artículos del almacén y la dueña del local no tuvo mejor idea que empezar a desnudarla para corroborar el hurto.

El hecho ocurrió el sábado en la calle Sáenz Peña de la ciudad de La Banda. En teoría, la clienta ya llevaba varios minutos paseándose entre las góndolas cuando empezó a ser observada por la dueña del local, llamada Ling, mediante las imágenes de las cámaras de seguridad.

La comerciante detectó que en un determinado momento la cliente sustrajo un artículo y se lo introdujo debajo de una blusa blanca que vestía. Así, cuando la mujer llegó a la zona de cajas, la dueña la increpó de inmediato.

Al grito de "¡Mechera, mechera!", la comerciante comenzó a arrancarle la vestimenta para comprobar y dejar en evidencia ante todos el intento de robo. El ataque de ira de la comerciante la llevó a desnudar por completo a la clienta, quien terminó tratando de taparse sus partes íntimas como podía.

"Estamos cansados de eso. La gente no tiene vergüenza. Esta mujer vino el jueves de la semana pasada y se llevaba latas de aceite de oliva. Yo no me di cuenta. Vino el sábado de vuelta. Ella pensaba que era tan fácil de robar. Agarró dos latas de aceite y tenía el pecho lleno de queso y de jugo. Y yo no lo soporté más", dijo Ling ante un canal de televisión local.

"Yo le preguntaba qué más se había llevado y ella me decía que nada, que no había nada más. Y ahí me enojé y le saqué toda la ropa. Cuando la desvestí se empezaron a caer todas las cosas", agregó.

Las fotos se viralizaron de inmediato en las redes sociales y una mayoría de usuarios, especialmente de Santiago del Estero, cargaron contra la dueña del supermercado chino por la violenta reacción.

La causa quedó en manos de la Fiscalía 1ª de La Banda, a cargo de la Dra. Celia Mussi.

LEA MÁS: