Langostas en Corrientes: se detectó parte de la manga en sitios de monte sin acceso

Un nuevo informe del Senasa reveló el estado de situación de la plaga en la Argentina, la cual se desplazó poco en los últimos días debido a las bajas temperaturas

Luego de una tarea de monitoreo ininterrumpida, el Senasa pudo ubicar, en Corrientes, el asentamiento de una parte de la manga de langostas (Shutterstock)
Luego de una tarea de monitoreo ininterrumpida, el Senasa pudo ubicar, en Corrientes, el asentamiento de una parte de la manga de langostas (Shutterstock)

Argentina intenta contener una plaga de langosta que ingresó a fines de mayo desde Paraguay y que podría trasladarse hacia sus vecinos Uruguay o Brasil, según las autoridades de sanidad agroalimentaria. La impresionante manga de langosta, que se ha desplazado ya por varias provincias argentinas, no constituye un riesgo para la salud humana ni animal, precisaron las autoridades, y hasta ahora no ha causado daño a los cultivos.

La plaga se ha desplazado ya a través de unos 1.000 kilómetros desde que ingresó a Argentina por la provincia de Formosa. Con capacidad para avanzar hasta 150 kilómetros diarios, ha atravesado también las provincias de Chaco y Santa Fe, y se encuentra actualmente en Corrientes, en cercanías de Entre Ríos.

Ahora, luego de una tarea de monitoreo ininterrumpida, el Senasa pudo ubicar, en Corrientes, el asentamiento de una parte de la manga de langostas, la cual se desplazó poco en los últimos días debido a las bajas temperaturas.

“Actualmente la manga continúa en la provincia de Corrientes, en este momento en el departamento Curuzú Cuatiá. Las bajas temperaturas de los últimos días e incluso semanas no han permitido un desplazamiento importante de la plaga. Esto ha llevado a que las tareas de detección sean aún más complejas”, explicó en diálogo con Infobae Héctor Medina, ingeniero agrónomo del Senasa.

Parte de la manga de langostas en sitios de monte sin acceso

Parte de la población se encuentra asentada en las cercanías del río Ávalos, Departamento Curuzú Cuatiá. En coordinación con equipos de aeroaplicadores, el Senasa trabaja para tratar de controlar la plaga. Sin embargo, dada la ubicación actual no es posible la ejecución de tratamientos aéreos.

Para el licenciado Alejandro Inti Bonomo, responsable de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE, las plagas de langostas son algo normal en el suelo latinoamericano: “A la acumulación de esta especie se la suele llamar ‘mangas’ y la presencia de las mismas puede ser preocupante. Por el momento se sabe que entraron a Formosa desde Paraguay y que con vientos favorables se pueden desplazar hasta 150 kilómetros por hora, favoreciendo su rápido desplazamiento”.

“Ya pasaron por Chaco, Santa Fe y Corrientes. Lo bueno es que las langostas no atacan a los humanos, pero lo malo es que sí generan daños en cultivos y vegetación nativa, por lo que es vital estar atentos a su presencia”, enfatizó a este medio Inti Bonomo.

Parte de la población se encuentra asentada en las cercanías del río Ávalos, Departamento Curuzú Cuatiá
Parte de la población se encuentra asentada en las cercanías del río Ávalos, Departamento Curuzú Cuatiá

La manga que generó la alerta entró a Argentina a finales de mayo procedente de Paraguay y, según señaló el Gobierno brasileño, está compuesta por langostas de la especie Schistocerca cancellata, que pueden recorrer hasta 150 kilómetros por día y que, en millones de ejemplares juntos, pueden arrasar con cultivos de cereales, pastos y otras gramíneas.

“Las langostas se asientan de noche en grandes cantidades, en poco volumen de hectáreas, en un radio de entre 5 y 25 hectáreas”, explicó el aeroaplicador y miembro de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca) Guido Kindwerley.

El especialista detalló que la organización está actuando “en coordinación con el Senasa que son quienes hacen todo el trabajo de monitoreo y detectan el lugar donde están ubicadas”. Se trata de un trabajo público/privado, ya que los ingenieros de sanidad ubican la manga y se la pasan al aeroaplicador para hacer el tratamiento, que se realiza antes de que salga el sol, cuando la langosta está asentada.

“Hay que organizarse para hacer el tratamiento lo más temprano posible, dejar el avión a full de combustible a la noche para salir antes de que aclare, llegar a un horario que no se muevan, porque cuando se mueven ya no hay más oportunidad”, precisó Kindwerley.

Los equipos del Senasa y el gobierno correntino continuarán la vigilancia para dar con la totalidad de la población de dicha manga. Asimismo, el Servicio Nacional de Sanidad Vegetal (Senave) de Paraguay informó sobre la detección de una nueva manga en la zona de Teniente Pico, Departamento de Boquerón, a 300 km de la frontera con nuestro país. “De no poder controlarse y si los vientos son predominantes esta manga podría acercarse a la República Argentina”, concluyó Medina.

El Senasa reitera a los productores y a la población en general dar aviso a la oficina más próxima, en caso de detectar o ver la manga de langosta para poder actuar de inmediato

SEGUÍ LEYENDO:

¿Son iguales las plagas de langosta en África, Asia y América Latina?

Se conocieron nuevas imágenes de la impresionante manga de langosta que amenaza al norte argentino

El Gobierno busca controlar con aviones la plaga de langostas que amenaza al norte argentino

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos