Los zoológicos están experimentando un baby boom en el medio de la cuarentena

Pavos reales, avestruces, leopardos de las nieves, monos capuchinos y babuinos se unieron en un baby boom de animales durante el cierre del coronavirus mientras dejaban que la naturaleza siguiera su curso libre de distracciones humanas

Quince animales nacieron en los dos meses que el zoológico Qalqilya cerró sus puertas a los visitantes, tres veces más de lo habitual, informó Reuters (REUTERS)
Quince animales nacieron en los dos meses que el zoológico Qalqilya cerró sus puertas a los visitantes, tres veces más de lo habitual, informó Reuters (REUTERS)

Puede que los humanos no estén disfrutando del encierro, pero los animales están disfrutando estar lejos de los humanos. Desde que comenzaron a regir las cuarentenas para evitar la propagación del nuevo coronavirus, los zoológicos de todo el mundo han acogido una ola de crías de animales.

Un zoológico en Cisjordania está experimentando un baby boom sin precedentes, desde babuinos hasta pavos reales. Quince animales nacieron en el pequeño zoológico de Qalqilya durante los dos meses que cerró sus puertas a los visitantes, tres veces más de lo habitual, dijeron funcionarios del zoológico. “El coronavirus se propagó al mismo tiempo que se esperaban viajes al zoológico. Fueron cancelados y, por lo tanto, los animales comenzaron a dar a luz ”, dijo el veterinario del zoológico Sami Khader.

Un avestruz que puso huevos en años normales rara vez tuvo la oportunidad de incubarlos adecuadamente. Pero este año produjo 11 huevos y “porque no había gente a su alrededor, pudo construir un nido”, aseguró el especialista.

En el recinto de los monos, generalmente atormentado por abortos involuntarios, un babuino dio a luz, aunque tenía poca inclinación a cuidar al bebé. “Mi padre tuvo que traerlo a nuestra casa”, sostuvo la hija del veterinario. “Lo cuidé y le di leche”.

El zoológico reabrió a fines de mayo cuando los funcionarios palestinos aliviaron las restricciones de COVID-19. Ahora los gerentes del zoológico esperan que las atracciones de los recién nacidos sean suficientes para compensar a 200,000 visitantes perdidos.

Visitantes sostienen un bebé babuino en el zoológico de Qalqilya (REUTERS)
Visitantes sostienen un bebé babuino en el zoológico de Qalqilya (REUTERS)

Más temprano este año, en Australia, cuidadores del zoológico de Melbourne han tenido que duplicarse como parteros, y el estado disfrutó de un baby boom de nutrias, cachorros de leopardo de las nieves y monos tití de algodón.

El Santuario Healesville de Victoria también vio a su ornitorrinco hembra, Storm, salir de su madriguera por primera vez y Chimbu, el canguro bebé, ha estado entreteniendo al personal con sus nuevas habilidades de salto, utilizando la cola de su madre como una cuerda para saltar.

“Amamos a los bebés de nuestro zoológico y este año ha habido un pequeño boom de bebés, lo cual ha sido maravilloso, especialmente para las especies en peligro de extinción que forman parte de los programas vitales de reproducción. Ese ha sido el caso de nuestros cachorros de nutria asiática de garras pequeñas y nuestros cachorros de leopardo de las nieves”, explicó la directora ejecutiva de Zoos Victoria, Jenny Gray.

Un avestruz que puso huevos en años normales rara vez tuvo la oportunidad de incubarlos adecuadamente. Pero este año produjo 11 huevos y "porque no había gente a su alrededor, pudo construir un nido" (REUTERS)
Un avestruz que puso huevos en años normales rara vez tuvo la oportunidad de incubarlos adecuadamente. Pero este año produjo 11 huevos y "porque no había gente a su alrededor, pudo construir un nido" (REUTERS)

El mes pasado, el zoológico Royev Ruchey de Krasnoyarsk, en Siberia, dio la bienvenida a un grupo de bebés, incluidos pichones egipcios raros, terneros de renos, crías de llamas y un mono capuchino llorón.

El zoológico siberiano que cerró sus puertas a los visitantes durante más de dos meses debido al coronavirus dice que el bloqueo ha alentado un baby boom entre sus animales. “A juzgar por el baby boom, el cierre ha sido claramente bueno para nosotros porque ahora hay muchos animales bebés interesantes y hermosos”, dijo el director del zoológico Andrei Gorban.

Gorban aseguró que si bien la ausencia de visitantes había alentado el apareamiento entre algunos residentes, había confundido a otros y provocado cambios en su comportamiento. “Muchos (de los animales) están ansiosos porque realmente no entienden lo que está sucediendo. Tienen este tipo de expectativa en sus ojos”, advirtió.

La manada de camellos del zoológico se encuentra entre los que parecen estar extrañando a los visitantes; ahora siguen a todos los empleados del zoológico que pasan por su recinto. Gorban dijo que si bien la falta de visitantes presentaba ventajas, las finanzas del zoológico estaban sufriendo.

Por el momento, la posibilidad de contraer coronavirus de un animal infectado es insignificante en comparación con el riesgo de contraerla de una persona enferma (REUTERS)
Por el momento, la posibilidad de contraer coronavirus de un animal infectado es insignificante en comparación con el riesgo de contraerla de una persona enferma (REUTERS)

Poco después de que el nuevo coronavirus comenzara a extenderse por todo el mundo, surgieron informes de casos en animales: gatos domésticos en Hong Kong, tigres en un zoológico de Nueva York y visones en granjas en los Países Bajos. Ahora los investigadores están tratando urgentemente de descubrir qué especies pueden contraer el virus y si pueden transmitirlo a las personas.

Según una investigación publicada en la revista Nature, hasta ahora, solo ha habido dos casos reportados de animales, ambos visones, que transmiten el virus SARS-CoV-2 a las personas. Por el momento, la posibilidad de contraer la enfermedad de un animal infectado es insignificante en comparación con el riesgo de contraerla de una persona enferma, dicen los investigadores.

El 5 de abril, el zoológico del Bronx en Estados Unidos, informó que una tigresa malaya, de cuatro años, había contraído coronavirus tras haber estado en contacto con un cuidador asintomático, que estaba infectado. Nadia -nombre de la tigresa- no fue la única víctima del COVID-19. También se contagiaron su hermana Azul, dos tigres de Amur y dos leones africanos.

Con información de Reuters

SEGUÍ LEYENDO:

¿Cuál es el riesgo de que los animales propaguen el coronavirus?

Los animales toman las ciudades vacías de personas durante la cuarentena por el coronavirus


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos