Qué es la miocardiopatía hipertrófica, la afección que tendría el futbolista Felipe Román

Muchos deportistas de elite resignan sus carreras y sus objetivos por esta complicación cardíaca que puede poner en riesgo sus vidas

Los síntomas suelen ser: dolor en el pecho, desmayo, soplo cardíaco, sensación de latidos rápidos, de aleteo y falta de aire
Los síntomas suelen ser: dolor en el pecho, desmayo, soplo cardíaco, sensación de latidos rápidos, de aleteo y falta de aire

En las últimas horas se conoció la desvinculación de un jugador profesional del fútbol Argentino que no habría superado la revisión médica al detectarse una miocardiopatía hipertrófica progresiva. Según el médico cardiólogo y deportólogo Norberto Debbag (M.N. 51320), esta afección es una enfermedad congénita que se da en cada 500 personas un caso. Es una enfermedad en la que hay una alteración de la mutación a nivel muscular y el problema es un excesivo desarrollo de la masa muscular, lo que hace que la cavidad del ventrículo izquierdo, que es de donde sale la sangre a todo el cuerpo a través de la aorta, es reducida de tamaño.

Al estar reducido el volumen, cuando hace un esfuerzo un deportista de alta intensidad, no puede llevar suficiente cantidad de sangre como otros, es la mitad de sangre, aproximadamente. Entonces, al llevar menos cantidad de sangre, transporta menos oxígeno y ese corazón que tiene mucho músculo y necesita mucho oxígeno, empieza a sufrir, así es como aparecen las arritmias fatales. Primero aparece el dolor de pecho porque no llega suficiente oxígeno en sangre. Puede tener sensación de falta de aire. Mientras que en otros casos, ocasiona la muerte súbita por arritmia ventricular o fibrilación ventricular, afirmó a Infobae el especialista.

Además agrega que esto se detecta, por un electrocardiograma. También puede ser por una auscultación cardíaca, porque tiene un soplo en la aorta. Pero el ecocardiograma es contundente, allí vamos a encontrar una masa muscular de tamaño aumentado, el tabique, que es lo que divide el corazón izquierdo del derecho. La cavidad del ventrículo es pequeña, el tamaño de la aurícula es un poco más grande. Y nosotros hacemos ese diagnóstico a través de esos estudios, señaló Debbag.

En la miocardiopatía hipertrófica, la pared muscular entre las dos cámaras inferiores del corazón se vuelve más gruesa de lo normal. Como resultado, la pared más gruesa puede bloquear el flujo de sangre fuera del corazón
En la miocardiopatía hipertrófica, la pared muscular entre las dos cámaras inferiores del corazón se vuelve más gruesa de lo normal. Como resultado, la pared más gruesa puede bloquear el flujo de sangre fuera del corazón

Hay muchos casos de deportistas que han tenido que dejar la actividad profesional, tenemos casos emblemáticos como es Marcelo Bravo, que tuvo que dejar el fútbol y hoy es director técnico de las inferiores de Vélez Sarsfield, porque tuvo una miocardiopatía hipertrófica. Se detectó y está vivo. Mientras no haga esfuerzos y haga una vida normal, con medicación, no hay mayores problemas. El problema es si hay esfuerzo. Otro hecho fue aquel en el que murió Marc Foé en la Copa Confederaciones en el 2003. Estaba jugando para Camerún y se muere en el medio del campo de juego. Se había en Francia, en el Manchester City y nadie se lo había detectado. Termina falleciendo de una miocardiopatía hipertrófica.

Pero, ¿qué fue lo que pasó acá? De acuerdo a Debbag, “hay que preguntar si se hicieron los chequeos o no. Eso no lo sabemos. Lo cierto es que le salvaron la vida al jugador Andrés Felipe Román. Porque si se comprueba bien, fehacientemente, ahora deben pararlo tres meses a ver si se achica el corazón o no. De no ser así, que es lo mas probable y no disminuya la miocardiopatía hipertrófica, a diferencia del corazón aumentado en los atletas de alta competición, que ante un receso de tres meses, se achica el corazón, aseveró el especialista. Éste no se va a ser el caso. Este deportista no puede jugar más al fútbol”.

El jugador Felipe Román quizás no continúe con la práctica deportiva profesional al ser diagnosticado con una miocardiopatía hipertrófica progresiva
El jugador Felipe Román quizás no continúe con la práctica deportiva profesional al ser diagnosticado con una miocardiopatía hipertrófica progresiva

Es por eso que es importante hacer los chequeos médicos, explicó Debbag. A veces no se pueden hacer todos los estudios en todas las disciplinas y en todos los equipos. Básicamente un estudio cardiológico, un electro, una ergometría. La miocardiopatía es una enfermedad hereditaria, el 50% se puede heredar. Posiblemente a lo mejor algún hermano de él lo vaya a tener, o el padre, o haya antecedentes de muerte súbita. En menores de 35 años la primera causa de muerte súbita es la miocardiopatía hipertrófica y en mayores de 35 la causa es la enfermedad coronaria.

¿Pero no podría hacer ninguna actividad física? El actual médico del Club Atlético Atlanta, indica que no debería. Ahora, que puede hacerlo, si el que lo revisa dice no, no es para tanto, seguí jugando, es otra cosa. No debería jugar, no debería hacer actividad física de moderada a alta intensidad. Si quiere salir a caminar 5 kilómetros no tiene ningún problema. Si quiere jugar al billar, tampoco, o si quiere jugar al golf. El problema es la intensidad, porque el corazón le va a pedir oxígeno y no se lo va a poder dar porque tiene una cavidad muy pequeña en el ventrículo izquierdo y no llega sangre al músculo y el músculo te genera dolor de pecho y a su vez aparece una arritmia cardíaca, y esa es la causa de la muerte súbita, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO