De reuniones multitudinarias a encuentros seguros: cómo organizar una comida festiva en tiempos de pandemia

Es posible celebrar con seguridad, ya sea virtualmente o en persona. Las recomendaciones de los expertos para hacerlo sin aumentar el riesgo de contraer la enfermedad

Por mucho que nos gustaría que las cosas fueran “como de costumbre” en estas vacaciones, planificar las celebraciones de fin de año requiere un poco más de trabajo (Shutterstock)
Por mucho que nos gustaría que las cosas fueran “como de costumbre” en estas vacaciones, planificar las celebraciones de fin de año requiere un poco más de trabajo (Shutterstock)

La pandemia del COVID-19 ha sido motivo de estrés y aislamiento para muchas personas. Las reuniones para las próximas Fiestas pueden ser una oportunidad de volver a conectarse con familiares y amigos. Sin embargo, en esta temporada festiva, es importante evaluar cómo se pueden modificar nuestros planes para reducir la propagación del COVID-19 y mantener a nuestros amigos, familiares y comunidades sanos y protegidos.

Por mucho que nos gustaría que las cosas fueran “como de costumbre” en estas vacaciones, planificar las celebraciones de fin de año requiere un poco más de trabajo. “Las reuniones numerosas, llevadas a cabo en zonas de transmisión comunitaria activa o con utilización de transporte interurbano, y sin cumplimiento de las medidas de prevención adecuadas, ponen en riesgo de contraer COVID-19 a todos los participantes, en especial a aquellos más vulnerables, que pueden desarrollar formas más graves de la enfermedad”, reza el escrito Celebraciones Seguras que publicó la Sociedad Argentina de Infectología.

Las familias que comparten cenas navideñas y de fin de año crean “condiciones perfectas” para que se propague el coronavirus, advirtió Stephen Reicher, profesor de psicología de la Universidad de St. Andrews, en diálogo con Times Radio: “Las Fiestas son un regalo para el virus”. El especialista, que forma parte del Scientific Pandemic Insights Group on Behaviors (SPI-B), que asesora al Grupo Asesor Científico para Emergencias del Reino Unido (SAGE por sus siglas en inglés), agregó: “Reconozco que para algunas familias tiene sentido reunirse, quiero decir, si tenés un pariente mayor que quizás no vea otra Navidad o alguien que está sufriendo mucho, habrán excepciones. Pero si convertimos la excepción en la regla y si muchas personas se encuentran, entonces realmente nos dirigimos hacia un desastre”.

En este contexto, en diálogo con Infobae, el infectólogo Lautaro de Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, indicó: “Las tres principales claves para para minimizar el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 en estas Fiestas consisten en evitar reuniones de muchas personas, mantener la distancia y en tercer lugar, tratar de reunirse al aire libre”.

Sucede que hasta que lleguen las vacunas y sean inoculadas, puede pasar mucho tiempo. Mientras tanto, la consigna es evitar los rebrotes con campañas de comunicación con las medidas de cuidados (REUTERS)
Sucede que hasta que lleguen las vacunas y sean inoculadas, puede pasar mucho tiempo. Mientras tanto, la consigna es evitar los rebrotes con campañas de comunicación con las medidas de cuidados (REUTERS)

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reconoce que la satisfacción por el descenso de casos diarios que se registraba desde septiembre quedó en el pasado. Ahora a la Argentina la amenaza un potencial problema: en las últimas semanas comenzó a registrarse una estabilización con cifras todavía altas. Con la llegada de las Fiestas las autoridades reforzarán la campaña de concientización para evitar aplicar medidas restrictivas que frenarían un nuevo crecimiento de la curva.

Desde fines de noviembre, el Ministro de Salud, Fernán Quirós, se encargó de comenzar a comunicar una serie de medidas que las familias podrían tomar durante los festejos de Navidad y Año Nuevo. Entre ellas figura limitar al máximo el número de personas en una reunión y los asistentes a personas del mismo círculo familiar; garantizar la ventilación en los espacios cerrados; no utilizar la tradicional mesa larga sino armar mesas separadas; y permaneces todo el tiempo posible con barbijos.

“Hay que aprender a cómo retomar y hacer las cosas que queremos hacer de manera más cuidada y las Fiestas son un ejemplo paradigmático de ello. Hay que disfrutar con cuidado”, enfatizó el Ministro durante una conferencia de prensa al exhibir los números del coronavirus en la Ciudad.

Para Eduardo López, prestigioso infectólogo y uno de los principales asesores del Presidente en la lucha contra el coronavirus en nuestro país, ”las familias que se vayan a reunir deberán hacer ‘burbujas’ de por lo menos diez días para tratar de no agregar riesgos a la actividad. Si una familia va a reunirse con otra debe tratar de minimizar los contagios previamente. En segundo lugar, preferentemente el lugar de reunión deberá ser al aire libre. Si no existe la posibilidad, optar por una locación de máxima ventilación. El tercer punto es armar mesas separadas para jóvenes y adultos de tal manera que el contacto sea minimizado. Por último, se deben utilizar utensilios y vasos individuales y todos los participantes deberán usar el barbijo y retirarlo solo para ingerir alimentos. La reunión, en lo posible, deberá ser corta”.

Celebrar solo con la gente más cercana, intentando mantener nuestra “burbuja” de contactos habituales, con quienes compartimos los mismos hábitos de cuidado y responsabilidad es una de las recomendaciones principales (Shutterstock)
Celebrar solo con la gente más cercana, intentando mantener nuestra “burbuja” de contactos habituales, con quienes compartimos los mismos hábitos de cuidado y responsabilidad es una de las recomendaciones principales (Shutterstock)

Existen numerosas estrategias para minimizar el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 en la comunidad, y muchas de ellas son útiles al momento de planificar estos eventos:

- Celebrar solo con la gente más cercana, intentando mantener nuestra “burbuja” de contactos habituales, con quienes compartimos los mismos hábitos de cuidado y responsabilidad.

- Limitar las salidas y actividades sociales la semana previa, minimizando así el riesgo de exposición al virus y posterior transmisión.

- Si hay personas mayores de 60 años en nuestro entorno, o con factores de riesgo para desarrollo de enfermedad grave (diabetes, cáncer, enfermedades renales, cardíacas o pulmonares, obesidad o alteraciones de la inmunidad), alentarlas a participar de la reunión de manera remota o asegurarnos que el sitio elegido para la misma cuente con las mejores condiciones de espacio y ventilación posibles, instándolos a que permanezcan un tiempo corto.

- Usemos a favor el hecho de tener un clima cálido en esta época del año, y elijamos reunirnos al aire libre.

Para festejos familiares, el lema es “autoasilarse” diez días antes, para cuidar a los mayores (REUTERS)
Para festejos familiares, el lema es “autoasilarse” diez días antes, para cuidar a los mayores (REUTERS)

Existe numerosa evidencia que nos muestra que las actividades en ambientes cerrados tienen alto riesgo de transmisión del virus, mientras que aquellas realizadas al aire libre, o en espacios amplios y suficientemente ventilados, son seguras si se cumplen respetando las pautas generales de distanciamiento que ya conocemos:

1. Limitar al máximo el número de personas que concurren (no más de 10).

2. Evitar abrazos, besos y saludos con contacto físico.

3. Mantener una distancia de al menos 2 metros.

4. Utilizar tapabocas cubriendo nariz, boca y mentón cuando no se logra mantener la distancia, y todo el tiempo si estamos en lugares con ventilación insuficiente

5. Lavarse las manos con frecuencia, ya sea con agua y jabón o utilizando sanitizantes o soluciones alcohólicas. ¿Cuándo? Antes y después de ir al baño, comer, toser o estornudar, tocar superficies comunes o elementos compartidos.

Otras recomendaciones

- Planificar una comida corta, evitando compartir platos, bandejas u otros utensillos; identificar y no compartir copa.

- Siempre que no estemos comiendo o bebiendo, utilizar la mascarilla si estamos en el interior.

- En los momentos de preparación de los platos, y durante las conversaciones, utilizar el tapabocas, sobre todo si nos encontramos en el interior.

- Mantener abiertas puertas y ventanas, asegurando una ventilación cruzada en todos los ambientes.

- No olvidar colocarse repelentes de insectos o disponer insecticidas en los ambientes.

- Si estamos al aire libre colocar varias mesas a distancia suficiente, y compartirlas solo con nuestros convivientes.

- Evitar cantar, gritar o bailar si no se logra mantener la distancia de 2 metros y recordar que si lo hacemos, no debemos retirarnos el tapabocas.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS