El linfoma es uno de los cánceres menos conocidos por las personas, aunque afecta a más de un millón en todo el mundo (iStock)
El linfoma es uno de los cánceres menos conocidos por las personas, aunque afecta a más de un millón en todo el mundo (iStock)

Es uno de los cánceres menos conocidos por las personas, ya que cerca del 75% de los diagnosticados nunca escuchó de él, pero sin embargo afecta a más de un millón de personas en el mundo y se diagnostican 360 mil nuevos casos por año.

Se trata del linfoma, un grupo de enfermedades de cáncer en sangre con más de 40 tipos identificados, ya sea Hodgkin o no Hodgkin (el subtipo más común), que junto con la leucemia y el mieloma son las tres enfermedades ejes de la oncohematología. Y constituye la tercer causa de muerte por cáncer en los niños, la quinta en los adultos y el primer cáncer de incidencia en jóvenes.

Citología de un ganglio con linfoma (OMS)
Citología de un ganglio con linfoma (OMS)

"Concretamente son tumores malignos del tejido linfático del cuerpo humano. Este tejido está ubicado en varios órganos, fundamentalemnte en los linfáticos, que forman parte del sistema inmunológico de una persona", explicó a Infobae la doctora Silvana Cugliari, jefa de servicio de Hematología en el Hospital Roffo.

Respecto a esta neoplasia hematológica que se manifiesta en órganos del sistema linfático, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció hoy su Día Mundial con el fin de hacer concocer esta enfermedad de más de 40 tipos de linfoma, producida por la proliferación maligna de linfocitos (células defensivas del sistema inmunitario).

"Existen dos grandes grupos: los linfomas de Hodgkin (LH), que suponen el 10% de todos los casos y se curan en la mayoría de los pacientes, y los linfomas no Hodgkin (LNH), que son el 90% restante y conforman un desafío grande respecto a su comportamiento y final tratamiento, en función del tipo de células inmunes afectadas y los biomarcadores implicados", afirmó Cugliari, miembro de la Sociedad Argentina de Hematología (SAH).

Ciertamente, no se conocen las causas de esta enfermedad, aunque sí se sabe que las infecciones víricas y bacterianas contribuyen a su aparición, e incluso juegan un papel fundamental en algunos subtipos. "El origen de un linfoma es multifactorial. Es importante el diagnóstico precoz, ya que es muy diferente la evolución de un paciente con un pronóstico precoz que con un estadio avanzado. Los chequeos clínicos periódicos, detección de nódulos en cuello, axilas e ingle son importantes a fin de un tratamiento exitoso", agregó la especialista.

Es clave la detección precoz de este tipo de enfermedades para un tratamiento exitoso
Es clave la detección precoz de este tipo de enfermedades para un tratamiento exitoso

La doctora Anna Sureda, directora de la Unidad de Onco-Hematología del Departamento de Hematología en el Hospital Universitario Quirón Dexeus, de Barcelona, España, explicó que "el desconocimiento que existe alrededor de este tipo de linfoma puede resultar en un diagnóstico tardío lo que generalmente provoca un avance en la enfermedad y una disminución en las posibilidades de curación".

Y agregó: "Es importante tomar conciencia acerca de sus síntomas dado que es un linfoma altamente curable y si es detectado en sus etapas iniciales, la tasa de supervivencia llega al 90%".En general la enfermedad tiene cura, siempre y cuando se realice una detección precoz y el estado funcional del paciente sea bueno para poder soportar los tratamientos indicados.

Aproximadamente, la curación de los linfomas de Hodgkin pueden estar alrededor del 80-90% mientras que el de los linfomas no Hodgkin entre el 10-20%. Siempre se debe tener en cuenta el estadio de la enfermedad. Cuando la enfermedad es asistida en los estadios tempranos, estos porcentajes pueden cambiar.

Prestar atención a ciertos síntomas puede resultar clave en la sobrevida
Prestar atención a ciertos síntomas puede resultar clave en la sobrevida

Los síntomas más comunes son:

– Hinchazón indolora en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo, que se puede sentir en el cuello, la zona de la clavícula, axilas o ingle.
– Fiebre, especialmente por la noche.
– Sudores, escalofríos o cambios de temperatura.
– Pérdida de peso inexplicable.
– Pérdida de apetito.
– Fatiga y cansancio inusuales.
– Tos persistente.
– Disnea (falta de aire).
– Picazón persistente en todo el cuerpo sin causa aparente o sarpullido.
– Inflamación en las amígdalas.
– Dolor de cabeza.

"Esta enfermedad generalmente tiene dos picos de incidencia, uno en la temprana adultez y otra en pacientes promediando los sesenta años. Las opciones de tratamiento son variables ya que dependen de cada paciente y la etapa en la que se encuentra esta enfermedad al momento del diagnóstico, pudiendo tratarse mediante quimioterapia solamente o con radioterapia y medicamentos. Cuando se logra detectar durante sus etapas iniciales su tratamiento suele ser exitoso y, por el contrario, cuando se detecta en un estadio más avanzado, las chances de supervivencia se reducen a un 60% -70%". Es muy importante informar y educar a la población para concientizar sobre la detección temprana de esta enfermedad", comentó Sureda.

Vista de un linfoma ya crecido
Vista de un linfoma ya crecido

Y agregó: Gracias a los avances de las investigaciones y la aplicación de nuevas terapias con fármacos, tales como la molécula Brentuximab vedotina, se pueden observar grandes resultados en la sobrevida de los pacientes.

Puntualmente en Argentina, se ha incrementado el número de casos en los últimos años: la incidencia es de 20 a 25 casos nuevos cada 100.000 habitantes por año; los cuales, si hubieran conocido sus signos y síntomas podrían lograr un diagnóstico temprano, tratamiento adecuado, y así mejorar su pronóstico.

Declaración provincial

Desde el Senado de la Provincia de Buenos Aires, Julieta Centeno (Cambiemos) presentó un proyecto para adherir al Día Mundial del Linfoma que se conmemora hoy en todo el mundo, con el fin de que se desarrollen en la provincia actividades de capacitación, difusión, prevención y concientización acerca de esta enfermedad.

"La salud es una prioridad para nuestra gestión y considero que todo aporte legislativo que podamos dar y que sirva para colaborar en la importancia de enseñar para prevenir, es fundamental. El cuidado y la concientización salvan vidas", expresó la senadora Centeno quien es Vicepresidenta de la Comisión de Salud de la Cámara Alta bonaerense.

LEA MÁS: