Ley Bases y paquete fiscal: alerta del oficialismo ante el regreso de los textos en segunda revisión a Diputados

Los legisladores de La Libertad Avanza y funcionarios ya tienen un panorama de votos en el Senado: habrá derrotas, pero ninguna -por ahora- por dos tercios. Críticas de Javier Milei a dialoguistas agita el escenario

Guardar

Nuevo

El pleno de la Cámara alta votará la ley Bases y el paquete fiscal la semana próxima (Prensa Senado)
El pleno de la Cámara alta votará la ley Bases y el paquete fiscal la semana próxima (Prensa Senado)

En plenas negociaciones y escenarios que se piensan en el Senado para las votaciones de la Ley Bases y el paquete fiscal, el oficialismo encendió las alarmas en las últimas horas por un panorama delicado en Diputados: La Libertad Avanza teme que las derrotas casi aseguradas en algunos artículos no puedan ser revertidas en la Cámara baja, ante un regreso en segunda revisión de las iniciativas.

La preocupación comenzó incluso antes que se firmaran los dictámenes de ambos proyectos en las tres comisiones del Senado. Un relevamiento informal realizado por el oficialismo detectó que varios diputados ya no se muestran tan predispuestos a revertir los potenciales traspiés que se den en la Cámara alta, pese a las modificaciones realizadas sobre ambas leyes. Todo un problema a resolver para Martín Menem y el flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

En las últimas 48 horas, funcionarios del Gobierno asistieron al Senado para finalizar el punteo de lo que serían las votaciones de los artículos. Por caso, anteayer estuvieron el vicejefe de Gabinete, José Rolandi; y la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzábal Murphy. Las pérdidas de algunos artículos, por ahora, no serían por dos tercios, algo que liquidaría el asunto y bloquearía a Diputados.

La Libertad Avanza ya sabe que el punto más crítico es, en el artículo de privatizaciones, Aerolíneas Argentinas. También se agrega el Correo Argentino a este lote. En el punteo de las votaciones también se sumaron serias advertencias sobre las facultades delegadas, algunos ítems del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) y la reinstauración del impuesto a las Ganancias, pese a mejoras otorgadas a patagónicos en el último tema.

De hecho, durante el transcurso de esta semana, algunos senadores sugirieron más cambios al oficialismo, una puerta por ahora descartada desde el Ejecutivo. La idea del Gobierno es ir a votar con los dictámenes obtenidos días atrás y apostar a revertir las derrotas en Diputados. El problema es la masa crítica que comenzó a germinar en la Cámara baja y las críticas de Javier Milei a varios bloques. Sobre todo, tras la aprobación horas atrás de un nuevo proyecto sobre jubilaciones, y la posterior disputa sobre un veto y una insistencia con dos tercios.

El flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y su segundo, José Rolandi
El flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y su segundo, José Rolandi

“Nosotros abrimos la negociación en el Senado, nos juntamos con todos y muchas cosas que no se pudieron cambiar en Diputados, se modificaron acá. Mucho más no podemos hacer. En Diputados, varios nos prestaron los votos para destrabar una discusión muy demorada allá. La cuestión es que, si seguimos peleándonos, con razón o no, con los que nos tienen que dar de nuevo las adhesiones para revertir lo que se pueda perder acá, se nos va a complicar. Y ya hay varios que nos lo dijeron”, reconocieron a Infobae desde un despacho libertario en el Congreso.

En el Senado todavía resta la presentación del dictamen propio que prometió el radical y titular del centenario partido, Martín Lousteau, quien celebró lo ocurrido en Diputados con la nueva ley previsional. En una situación parecida se encuentra el Frente de Todos, aunque ambos no están obligados a formalizar despachos de minoría.

Como contó anteayer este medio, el interbloque que comanda José Mayans analiza una jugada de pinzas para el recinto: apoyar algunos artículos para obtener los dos tercios y bloquear, de esa manera, la posibilidad de insistir con las versiones originales en caso de que las iniciativas regresen en segunda revisión a Diputados. Ahora se suma una tensión extra, con dialoguistas que no están dispuestos a repetir su voto y la lupa sobre temas críticos de los proyectos, como las facultades delegadas y las privatizaciones.

Anoche, un nuevo comunicado oficial de Presidencia de la Nación agitó el clima en el Congreso. “Esta administración lamenta que diputados bien intencionados participaran de la trampa legislativa de Máximo Kirchner, y reitera su decisión inquebrantable de mantener el equilibrio fiscal utilizando todas las herramientas que proporciona la Constitución Nacional, incluyendo el veto, de ser necesario”, señaló el Ejecutivo.

En el texto también se manifestó que la mayoría de la dirigencia ha “dilatado el tratamiento de la Ley Bases” y “agredido sistemáticamente al Gobierno Nacional, y todas las semanas” propone “una nueva agenda legislativa dedicada a entorpecer el programa económico de este gobierno”. Sobre esta cornisa trotan los dictámenes de las dos iniciativas en el Senado. Diputados tendría, en caso de regreso en segunda revisión, la decisión final.

Guardar

Nuevo