Rumbo a las elecciones de 2023, Milei teje alianzas internacionales con la ultraderecha europea y con el bolsonarismo en Brasil

El diputado libertario participó ayer de un acto con el partido Vox, de España. Fue el viaje de mayor relevancia internacional desde su lanzamiento como candidato a presidente. Los nexos con Bolsonaro y otros líderes de la derecha en la región

Uno de los actos de Javier Milei (Crédito: Gustavo Gavotti)
Uno de los actos de Javier Milei (Crédito: Gustavo Gavotti)

El líder de la Libertad Avanza, Javier Milei, acelera los motores de su campaña presidencial. A la par del armado nacional de su plan electoral, el libertario teje alianzas en el plano internacional, para exhibir agenda global. Son nexos que viene trazando desde principios de año en distintos viajes que realizó por la región. Ayer sumó una foto de fuste a itinerario mundial.

El diputado nacional participó de un acto del partido español Vox, junto a referentes de la derecha europea. Fue invitado por Santiago Abascal, presidente de esa organización, principal referente de la derecha conservadora y nacionalista de España. Pese a que se había anunciado que también estaría la futura Primera Ministra de Italia, Giorgia Meloni, la dirigente no estuvo presente en el acto.

El economista fue el tercer orador de la jornada y el único expositor de América Latina en el evento. Fue acompañado por su hermana, Karina Milei, la persona de mayor confianza, que le organiza la agenda y forma parte de la mesa chica del libertario.

Además estuvo invitada la diputada nacional libertaria y presidenta del Partido Demócrata bonaerense, Victoria Villarruel. La abogada también fue invitada y saludada por Abascal durante el acto.

Qué es Vox, símbolo de las nuevas derechas europeas

Desde mediados de la década del 2010, en Europa comenzó un avance de partidos ubicados al extremo derecho del espectro ideológico. Vox es uno de los sellos más representativos de esa corriente. Se trata de un espacio nacido en España en 2013, que defiende ideas conservadoras, nacionalistas y, en lo económico, liberales y capitalistas.

El partido tiene vínculos con líderes de la derecha europea radical, como Marine Le Pen en Francia, Frauke Petry en Alemania y Giorgia Meloni, flamante primera ministra de Italia. También han tenido contacto con asesores y dirigentes cercanos a Donald Trump, el ex presidente de Estados Unidos.

En abril del 2019 se produjo la gran irrupción electoral de Vox a nivel nacional, cuando el partido obtuvo un 10,3% de los votos en las elecciones generales de España. Lograron colocar 24 diputados en el Parlamento español. En el Parlamento Europeo, el partido integra el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, una coalición continental de derecha conservadora.

Abascal es amigo de Milei. El vínculo se profundizó con la incursión electoral del economista, en 2021. El dirigente español es activo en la política europea y milita para fortalecer un eje de ultraderecha en el Viejo Continente. En la misma línea, busca extender esos lazos internacionales al otro lado del atlántico.

En Brasil, Vox ha dado su apoyo al presidente Jair Bolsonaro. Mientras que en Chile lo han hecho con José Antonio Kast, líder del Partido Republicano que perdió las últimas elecciones presidenciales con el izquierdista Gabriel Boric. Milei es el nexo argentino de Abascal y de ese eje regional.

Javier Milei participó de un acto del partido español Vox, junto a referentes de la derecha europea
Javier Milei participó de un acto del partido español Vox, junto a referentes de la derecha europea

Los lazos de Milei con el bolsonarismo y las derechas de América Latina

Como prolegómeno a su viaje a España, Milei realizó este año diversas giras por la región para exhibir relaciones internacionales con referentes de la derecha radical de América Latina.

En junio, el diputado de La Libertad Avanza viajó a Brasil y compartió reuniones con Eduardo Bolsonaro, hijo del Jefe de Estado brasilero, y con el chileno Kast. Fue durante la Conferencia Política de Acción Conservadora, que juntó a dirigentes liberales conservadores del continente.

Ese mismo mes, Milei estuvo en Colombia, reunido con seguidores y militantes de la derecha de ese país, y manifestó su apoyo por el otrora candidato presidencial Rodolfo Hernández, que perdió los comicios contra Gustavo Petro. En septiembre, antes de su viaje a España, el economista llevó su agenda libertaria a Ecuador.

Son alineamientos internacionales que dan señales claras de la concepción que Milei tiene de la política exterior. Su principal asesor en esos temas es Álvaro Zicarelli. Formado con Carlos Escudé y Juan José Sebrelli, dio sus primeros pasos en la materia en el despacho de Elisa Carrió y, luego, se desempeñó como director de Relaciones Internacionales del Senado, bajo las órdenes de Gabriela Michetti.

Zicarelli habla semanalmente con Milei para darle un panorama geopolítico y, sobre todo, se encarga de gestionar el acceso del libertario a las principales embajadas. Centralmente las ubicadas en el barrio de Palermo y la calle Libertador.

La participación de Milei en España y la ausencia de la palabra “casta”

Hay algo que diferencia a Milei con Vox. El libertario no tiene un discurso ultranacionalista. Si bien suele enarbolar la bandera Argentina y apelar a próceres como Alberdi o Roca, no hace una exaltación nacional.

En cambio, la defensa del “hispanismo” es el corazón del ideario de Vox. Asimismo, ambos espacios políticos tienen múltiples puntos de contacto en aspectos económicos y socio culturales.

Hubo algo llamativo en el discurso de Milei ayer en Madrid. No usó la palabra “casta” ni una sola vez. Es el léxico de cabecera en su discurso, que se convirtió en un clásico del “folklore libertario”. De hecho, es el concepto central de sus actos y de los cánticos militantes que corean en sus apariciones públicas.

En España, la palabra “casta” como connotación negativa y crítica de la política tradicional fue introducida en la discusión pública por Podemos, el partido de ultraizquierda que lidera Pablo Iglesias. Es decir, para los seguidores de Vox, el concepto “casta” está asociado con el discurso de la izquierda española. Milei lo sabe y evitó usar la palabra.

Como reemplazo, el libertario apeló en varias ocasiones a los “zurdos” y el “zurderío”. Esa metáfora generó cierta confusión en el público europeo, porque no tienen incorporada esa palabra como sinónimo de izquierda o socialismo. Luego, Abascal lo aclaró durante su discurso, mientras elogiaba a Milei.

En ese eje, también sostuvo que “la ideología de género, los pueblos originarios, la agenda ecologista y el lenguaje inclusivo destruyen los valores de la sociedad”. Es algo que Milei piensa genuinamente. Pero que no suele enfatizar en sus actos en Argentina. Fue un guiño para seducir a los seguidores de Vox, que aplaudieron con fervor esa parte de su mensaje.

En las próximas semanas, Milei acelerará su raid proselitista. Se intensificarán las recorridas en el conurbano y se empezará a dar forma al cronograma federal que el libertario planea desplegar rumbo a 2023. En ese esquema, no se descarta que haga otro viaje al exterior para fortalecer su anclaje internacional.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR