Walter Correa, un hombre de Máximo Kirchner, es el nuevo ministro de Trabajo de Kicillof

El secretario general del Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA) asumirá en lugar de Mara Ruiz Malec la cartera laboral bonaerense. Paritarias en puerta

El secretario general del Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA) y ex diputado nacional, Walter Correa, fue designado como el nuevo ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, ante la salida de Mara Ruiz Malec, quien pasará a desempeñar tareas en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Correa, es un hombre de línea directa con el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. Es consejero por la rama gremial del Partido Justicialista que preside Kirchner y uno de los dirigentes que le “lleva” la relación política con la pata sindical. Además es uno de los referentes de la Corriente Federal de los Trabajadores.

Nacido en el municipio de Moreno fue precandidato a intendente por el Frente de Todos en ese distrito en la elección 2019, en una interna que tuvo siete listas distintas. Sin embargo, Correa obtuvo el 16% de los votos en una elección que terminó dando por ganadora a la hoy intendenta Mariel Fernández.

El nuevo ministro fue uno de los sindicalistas que el 1 de agosto pasado mantuvieron una reunión con la vicepresidenta, Cristina Kirchner. En esa mesa, en el despacho de la ex mandataria, se sentaron además de Correa, Pablo Moyano (Camioneros), Omar Plaini (Canillitas) y Mario Manrique (SMATA).

Walter Correa, Omar Plaini, Pablo Moyano y Mario "Paco" Manrique junto a Cristina Kirchner
Walter Correa, Omar Plaini, Pablo Moyano y Mario "Paco" Manrique junto a Cristina Kirchner

La llegada de Correa al gabinete de Axel Kicillof representa también un lugar de peso para el sindicalismo más referenciado en el sector cristinista dentro del Frente de Todos. Ruiz Malec es una economista que supo integrar la mesa chica de Kicillof cuando éste llegó al Gobierno. Trabajó con el gobernador en su paso por Economía y como asesora cuando el hoy mandatario provincial fue diputado nacional.

Malec generó un buen vínculo con los gremios de la administración pública. Con excepción de médicos y judiciales, en lo que va de la gestión no hubo medidas de fuerza contundente de parte de los sindicatos que representan a trabajadores estatales. Los docentes, por ejemplo, nunca hicieron paro.

Correa asume funciones con una negociación paritaria con los gremios de la administración pública en puerta. Esta semana hubo el primer encuentro ante el pedido gremial de activar la cláusula de monitoreo, debido a la escalada inflacionaria.

Representantes del ministerio de Trabajo bonaerense recibieron a los gremios, quienes advirtieron que en el encuentro de este martes no hubo ningún ofrecimiento y que esa instancia se daría, en principio, en el próximo encuentro a realizarse la semana que viene. Del cónclave de este martes no había participado la ministra de Trabajo bonaerense.

Según le deslizaron desde los principales sindicatos a Infobae, la salida de Malec fue “un baldazo de agua fría”. Entienden que con la funcionaria habían construido una buena relación y un trabajo dinámico. Ahora buscarán retomar ese diálogo con Correa.

No tengo más que palabras de agradecimiento a este equipo de trabajo. Agradecer a los compañeros de los sindicatos que confiaron de un ministerio que era nuevo, que pusieron su voto de confianza y construímos la relación de confianza. Mi agradecimiento eterno al gobernador de haberme dado la oportunidad. De haber llevado adelante nuestras ideas, nuestro tiempo a favor del pueblo de la provincia de Buenos Aires”, expresó, entre lágrimas, Ruiz Malec este jueves desde primer Congreso de Derecho Laboral bonaerense que se desarrolla en la ciudad de Mar del Plata y del que participa Kicillof, el propio Correa y la titular de ANSES, Fernanda Raverta, que ofició de anfitriona las jornadas que durarán hasta el sábado. “Que la agenda sea cómo hacemos para fortalecer, para hacer cumplir, para hacer respetar derechos esenciales que son conquistas”, marcó Kicillof en el Congreso, tras hacer un breve repaso sobre teoría económica y trabajo.

Al despedir en público a la saliente funcionaria, el gobernador aseguró que la gestión de Ruiz Malec “no solo tiene los méritos que no tengo oportunidad ahora de comentar cada uno”, pero que la economista “recibió un ministerio cuyo ministro salió en una filmación, buscando vínculos y maneras de perseguir a las organizaciones sindicales de la provincia de Buenos Aires. Se la conoció como Gestapo, se autodenominaron una Gestapo. No nos vamos a olvidar de eso, porque es un delito gravísimo. Usar al Estado para perseguir ya lo vivimos”. Hacía mención a la filmación registrada de una reunión entre funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal, empresarios de la construcción y el intendente de La Plata, Julio Garro, en la que el entonces ministro de Trabajo, Marcelo Villegas anhelaba la formación de “una Gestapo” para accionar sobre los gremios con lo que en ese entonces estaba en conflicto; puntualmente la UCORA La Plata, que estaba conducida por Juan Pablo “Pata” Medina.

“El ministerio de Trabajo durante la época de Mara se fue reconstruyendo a punto tal que no hay nadie en la Provincia que no reconozca ese trabajo”, marcó Kicillof y seguidamente presentó a Correa, a quien definió como “amigo, compañero, laburante incansable que va a empezar el día lunes”.

Para cerrar, agradeció a Ruiz Malec y aseguró que “hemos dado una lucha inclaudicable contra el trabajo en negro, contra el trabajo no registrado. Mara va a estar continuando el trabajo de Carlos Castagneto y es un día para festejar porque la Provincia va a tener una aliada, una amiga trabajando en la jurisdicción más grande”, al referirse a la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social de la AFIP, área que a partir de ahora comandará Ruiz Malec.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR