Duro comunicado de la Embajada de Israel en Argentina por el caso del avión retenido en Ezeiza

La sede diplomática difundió una declaración donde alertó especialmente sobre las compañías aéreas iraníes que operan en América Latina. Reconoció el rápido y efectivo accionar de la PSA, a cargo de José Alejandro Glinski

El avión de las sospechas se encuentra custodiado en el Aeropuerto de Ezeiza
El avión de las sospechas se encuentra custodiado en el Aeropuerto de Ezeiza

La Embajada de Israel en Buenos Aires difundió un duro comunicado para expresar su preocupación por el caso del avión iraní-venezolano retenido en el Aeropuerto de Ezeiza. En una declaración fechada este jueves, resaltó especialmente que el Boeing 747 de la estatal chavista Conviasa que llegó al país la semana pasada era utilizada por la empresa iraní Mahan Air y trasladaba a “un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air”.

La frase alude a Gholamreza Ghasemi Abbas, piloto del avión. Ghasemi Abbas, nacido el 22 de noviembre de 1958, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre además coincide con un ex oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní homónimo.

El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”, aseguró la delegación diplomática.

Y agregó: “Los hechos recientes dan cuenta de los intentos sostenidos de la República Islámica de Irán, a través de la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, para continuar consolidando su influencia en todo el mundo, incluso en Sudamérica, como base para acciones terroristas en el continente. Esta situación se suma a otras operaciones registradas en los últimos meses como el intento de asesinato de ciudadanos israelíes en la ciudad de Bogotá por parte de criminales que trabajaban para la Fuerza Quds en Colombia”.

La Embajada, actualmente a cargo de Galit Ronen, recordó que la Argentina fue víctima de dos atentados terroristas perpetrados por Irán (a la propia Embajada de Israel, en 1992, y a la sede de la AMIA en 1994) y planteó la importancia de mantener un mensaje firme para que Teherán no vuelva a intentar actuar en suelo argentino ni en ningún otro país de la región. Expresó también su reconocimiento por “el accionar rápido, efectivo y firme de las fuerzas de seguridad argentinas que identificaron en tiempo real la amenaza potencial” que representaba la presencia de la aeronave en Buenos Aires.

Actualmente, el Boeing adquirido a principios de años por Conviasa a Irán se encuentra inmovilizado en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, bajo la supervisión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), a cargo de José Alejandro Glinski . Ayer fue inspeccionado por orden de la Justicia Federal. Sus tripulantes, 14 venezolanos y 5 iraníes, están alojados en un hotel de Canning, que fue allanado el martes pasado. Si bien sus pasaportes fueron incautados por orden del juez Federico Villena, no fue dispuesta sobre ellos ninguna restricción de movimiento.

Este jueves, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, intentó dar por cerrado el tema en su habitual conferencia de prensa semanal. Aseguró que la administración pública llevó adelante todas las medidas que correspondían y aseguró: “El resto forma parte de la novela que cada periodista o cada medio quiera hacer”.

Los tripulantes del avión retenido en Ezeiza
Los tripulantes del avión retenido en Ezeiza


El comunicado completo:

Ante los hechos de público conocimiento referidos al aterrizaje de un avión iraní-venezolano perteneciente a una empresa aérea sancionada por los Estados Unidos, la Embajada de Israel manifiesta la preocupación del Estado de Israel al respecto. Esta aeronave, que hasta hace poco tiempo era utilizada por la empresa iraní Mahan Air, aterrizó en Argentina llevando a bordo a un grupo de funcionarios iraníes, entre los que se encontraba un alto ejecutivo de la empresa aérea persa Qeshm Fars Air.

El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas.

Los hechos recientes dan cuenta de los intentos sostenidos de la República Islámica de Irán, a través de la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, para continuar consolidando su influencia en todo el mundo, incluso en Sudamérica, como base para acciones terroristas en el continente. Esta situación se suma a otras operaciones registradas en los últimos meses como el intento de asesinato de ciudadanos israelíes en la ciudad de Bogotá por parte de criminales que trabajaban para la Fuerza Quds en Colombia.

Habiendo sido la República Argentina víctima de dos atentados terroristas perpetrados por Irán, el Estado de Israel considera que la postura firme de Argentina constituye un mensaje importante a Teherán para que no vuelva a intentar actuar en suelo argentino ni en ningún otro país de la región.

El Estado de Israel desea expresar su reconocimiento por el accionar rápido, efectivo y firme de las fuerzas de seguridad argentinas que identificaron en tiempo real la amenaza potencial de la aeronave a la luz de las sanciones que le fueron impuestas.



SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR