Una de las imputadas en el caso de la fiesta de Olivos pidió lo mismo que Alberto Fernández: llegar a una conciliación

El caso por el cumpleaños de Fabiola Yañez durante la cuarentena cerrada fue enviado a la justicia federal de San Isidro

Cumpleaños feliz en plena cuarentena cerrada
Cumpleaños feliz en plena cuarentena cerrada

El presidente Alberto Fernández no está solo. Una de las imputadas en el caso judicial por violación de la cuarentena durante la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez, se sumó al pedido de Fernández para lograr una conciliación y que se termine el caso penal en el que está involucrada.

La presentación en el expediente fue hecha por Carolina Marafioti, una de las invitadas a la fiesta por Yañez, a quien asistía como estilista de vestuario. Marafioti es representada en la causa por el abogado Alejandro Rúa, quien en sus redes sociales no oculta su respaldo político al kirchnerismo. Rúa, que defendió a Cristina Kirchner y defiende a Amado Boudou, entre otros, presentó un escrito en el que señaló: “Hago saber el interés de esta defensa en procurar la extinción de la acción penal en los términos del artículo 59 del Código Penal y el artículo 22 del Código Procesal Penal Federal que impone que “los jueces y los representantes del Ministerio Público procurarán resolver el conflicto surgido a consecuencia del hecho punible, dando preferencia a las soluciones que mejor se adecuen al restablecimiento de la armonía entre sus protagonistas y a la paz social”.

El artículo 59 inciso 6 del Código Penal, establece que la acción penal se extinguirá “por conciliación o reparación integral del perjuicio, de conformidad con lo previsto por las leyes procesales correspondientes”. La presentación de Marafioti se hizo a través del sistema informático del Poder Judicial en el expediente electrónico. Como el juez Sebastián Casanello -que había delegado la investigación en el fiscal Ramiro González- decidió que la causa tiene que pasar a la justicia federal de San Isidro, el escrito pide que se tome nota de la petición de Marafioti “una vez que se defina quiénes intervendrán en el caso”. En el escrito al que accedió Infobae, no se hace un ofrecimiento de dinero como sí hizo Fernández.

Cuando el abogado Fernández se presentó como defensor del imputado y presidente Fernández señaló que no cometió delito y solicitó que se cierre el caso mediante una pedido de “excepción por falta de acción”. En el escrito también ofreció una “reparación integral del daño” equivalente cuatro cuotas por el valor de la mitad de su sueldo como presidente. A aquel pedido se sumó el de Marafioti.

Fernández y Marafioti son dos de los imputados en la investigación judicial por la violación de la cuarentena estricta sucedida el 14 de julio de 2020. El resto de los imputados son Yañez , Sofía Pacchi, Florencia Fernández Peruilh , Santiago Basavilbaso, Emanuel Esteban López, Stefanía Domínguez, Fernando Consagra , Rocío Fernández Peruilh y Federico Abraham,

Rúa, en el mismo escrito que propuso la conciliación, se refirió a dos presentaciones que se hicieron en la causa como “amicus curiae”. El primero fue el penalista Mariano Silvestroni quien planteó la inconstitucionalidad de los decretos de Necesidad y Urgencia que se dictaron para establecer normas sanitarias durante la pandemia. Sobre esa presentación Rúa dijo: “Que el distinguido profesor Mariano H. Silvestroni, magister en derecho constitucional, se ha interesado en presentar el esfuerzo de su trabajo en una materia que es propia de su especialidad y aun cuando no se compartan sus conclusiones, su aporte como amigo del tribunal enriquece el debate y deber ser acogido”.

También se refirió, no sin fina ironía y con crítica partidaria a la presentación como “amicus curiae” de la Fundación Apolo Bases para el Cambio para que se le rechace la petición que hizo el presidente Fernández en la causa. Esa Fundación está vinculada a la alianza opositora al gobierno nacional.

El abogado de Marafioti señaló: “Pero distinto es el caso de los muchachos de la Fundación Apolo que tras su sello de goma y sin que se les conozca ningún prestigio académico ni de ningún otro orden se dedican en el marco de su militancia reaccionaria a hacer denuncias tan mediáticas como tendenciosas que una y otra vez son desestimadas en los tribunales, siendo que sus pobres presentaciones lejos de enriquecer el debate lo opacan y oscurecen, parafraseando al cineasta, “nada respetan. Nada. Y lo peor, sin ganas ni calidad. Exentos de dignidad, manosean, abaratan y menosprecian”. Para criticar a la presentación de la Fundación Apolo el abogado citó una frase del cineasta Juan Campanella.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR