Encuesta: una mayoría de los argentinos tiene poca o ninguna confianza en el plan de vacunación del Gobierno

Una consultora midió el impacto en la opinión pública de la revelación de la existencia de un vacunatorio VIP en el Ministerio de Salud para funcionarios e influyentes pasando por encima de las prioridades sanitarias establecidas

Frente a la pregunta “¿cuánta confianza tiene ahora de que el Gobierno Nacional pueda implementar un plan de vacunación justo y equitativo?”, un 59,9% de los encuestados tener poca (16,6) o ninguna (43,3) confianza en el manejo oficial de esta campaña sanitaria. La mayor desconfianza se registra entre las mujeres, los menores de 40 años y las personas de niveles educativos altos.

La encuesta, de la consultora Management & Fit, fue realizada por teléfono entre el 26 de febrero y el 3 de marzo de 2021 sobre un total de 2200 encuestados de todo el país, de entre 16 y 75 años.

Al escándalo desatado por la confesión del periodista Horacio Verbitsky de que para vacunarse había apelado a su amistad con el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García -revelación que le costó a éste una salida poco honrosa del gabinete-, se sumaron otros mini escándalos en varios distritos bonaerenses y de otras provincias, donde hubo desde favoritismo hasta vacunación grupal de militantes convocados como asistentes sanitarios en tareas accesorias a la vacunación pero que de ninguna manera pertenecen a los grupos de riesgo definidos por las autoridades sanitarias localmente pero siguiendo criterios internacionales.

Es entendible en este clima el bajo nivel de confianza de la gente en que se respeten de acá en adelante los protocolos de vacunación.

En cuanto a la evaluación de la reacción del Gobierno frente al Vacunatorio VIP, un 33,3 % de los encuestados considera que se actuó correctamente al pedirle la renuncia al Ministro, mientras que un 59,4% piensa que se debió realizar una investigación más profunda y tomar más medidas contra los involucrados.

Más en general, la gestión de la pandemia de COVID-19 despierta una aprobación elevada sólo por parte de una minoría. Un 25,7 % de los encuestados responde que aprueba “mucho”, el 18 por ciento responde “algo”; mientras que el 25,2 % aprueba “poco” la gestión y un 28,4% no la aprueba “nada”.

Para casi el 60 por ciento de los encuestados (58,8%) la mayor preocupación en lo concerniente a la pandemia y la crisis sanitaria son las consecuencias en el plano económico, contra un 28,1% que está más preocupado por el riesgo de contraer el coronavirus.

La consultora mide también mes a mes el grado de aprobación de la gestión del presidente Alberto Fernández. Un 36,8 % la aprueba y un 54,9 % la desaprueba, mientras que un 8,3 no sabe o no contesta.

Como es habitual, la desaprobación de la gestión presidencial es mayor en la Capital Federal, donde trepa a 64,2 % contra un 31,7 de aprobación. A la inversa, en provincia de Buenos Aires, la aprobación sube a 40,8 y la desaprobación baja a 50,7 por ciento.

En lo que hace al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, también se cumple otra ley no escrita: su imagen sube cuando es atacado por el gobierno nacional. En este caso el nivel de aprobación de su gestión subió a 64,2 % (en enero era de 62,7%) contra un 29,2 que no la aprueba (en enero, 31%).

Finalmente, la mayoría -51%- de los encuestados sigue considerando que quien tiene más poder en el oficialismo y en la gestión del gobierno nacional es la vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner. Un 33.5% respondió que quien tiene más poder es el presidente Alberto Fernández.


SEGUÍ LEYENDO:







Últimas Noticias

MAS NOTICIAS