Sesiones extraordinarias: después de lograr dos leyes clave, el oficialismo debatirá proyectos para reactivar la economía y promete incluir temas de la oposición

La prórroga del régimen de promoción de biocombustibles será la primera iniciativa que se trate en Diputados. Sergio Massa propuso a los demás bloques acordar la agenda legislativa

El martes fue la última sesión en Diputados que retomará el trabajo a mediados de enero
El martes fue la última sesión en Diputados que retomará el trabajo a mediados de enero

La ley de movilidad jubilatoria era uno de los temas centrales para el Poder Ejecutivo. La sanción de la ley en Diputados, y la aprobación en el Senado de la interrupción voluntaria del embarazo y la ley de los Mil Días le dio aire al Gobierno y motivó un agradecimiento de Alberto Fernández a los legisladores del Frente de Todos. También delinearon la hoja de ruta para el inicio del 2021, un año con elecciones intermedias y renovación parcial del Congreso. A mediados de mes se retomaría la actividad en el Congreso con otra agenda fuerte, especialmente para el Ministerio de Economía de la Nación y sin incluir algunos proyectos de interés del kirchnerismo.

En 2020 hubo sesiones extraordinarias en enero y febrero y en total, en Diputados, se sesionó en 22 oportunidades. Además hubo 323 reuniones de comisión, la mayoría en forma remota después de declarada la pandemia. Y se sancionaron 66 leyes. La agenda varió entre temas de necesidad del Ejecutivo, como el acuerdo con los acreedores, y proyectos que profundizaron la grieta con la principal oposición, como el Aporte Solidario Extraordinario, una ley de Máximo Kirchner.

Todas las leyes que se aprobaron y aquellas a las que se dio media sanción requirieron de la habilidad política del presidente del cuerpo, Sergio Massa, de Máximo Kirchner y de un grupo importante de diputados como Cecilia Moreau, Cristina Álvarez Rodríguez, Carlos Heller, Marcelo Casaretto, y sobre el final del año el grupo que coordinó el debate sobre la legalización del aborto, entre ellas Carolina Gallard, Pablo Yedlin y Mónica Macha. A instancias de Massa hubo merienda en Olivos y aplauso con barbijo. Varias diputadas fueron vestidas con el verde de la campaña que pedía la ley que acaba de sancionar el Senado.

El Presidente recibió en Olivos a unos 60 diputados nacionales del Frente de Todos junto con Sergio Massa, Máximo Kirchner y varios ministros
El Presidente recibió en Olivos a unos 60 diputados nacionales del Frente de Todos junto con Sergio Massa, Máximo Kirchner y varios ministros

En Diputados se pasó del consenso a la judicialización de las sesiones y la queja de Juntos por el Cambio por tratar, en general, proyectos de interés para el oficialismo.

Con la sanción de movilidad jubilatoria y la IVE se completó la agenda prevista para la extensión de Ordinarias y la semana próxima el Congreso quedará habilitado sólo para tratar los temas que el Presidente incluyó en Extraordinarias. El oficialismo prometió a la oposición incluir varios de los temas propuestos por Juntos por el Cambio y trabajados en las reuniones de comisión por teleconferencia. ¿Un gesto? ¿Una señal de agradecimiento? ¿Virtud política? Tal vez sea un intento por acercar posiciones después de un año tremendamente difícil para la Argentina que generó desgaste para el oficialismo. Además, 2021 es año electoral y se renueva un tercio del Senado y la mitad de las bancas de los diputados nacionales.

En ambas Cámaras habría receso durante las dos primeras semanas de enero. La vicepresidenta Cristina Fernández, que pasó Navidad en El Calafate con su hija y nietos y regresó a Buenos Aires para conducir la sesión del 29, vuelve al sur. Massa, que pidió al Presidente recibir a unos 60 diputados en forma presencial (el resto estuvo por zoom) también convocaría a trabajar después del 18 de enero. Incluso algunos diputados aseguran que habrá sesión antes de fin de mes.

Cristina Fernández presidió la última sesión del año en el Senado en la que se aprobó la IVE y la ley de los Mil Días REUTERS/Agustin Marcarian
Cristina Fernández presidió la última sesión del año en el Senado en la que se aprobó la IVE y la ley de los Mil Días REUTERS/Agustin Marcarian

De la cantidad de temas que el Presidente incluyó en el decreto de Extraordinarias en principio se arrancaría con la ley de Biocombustibles. Lo avisó el propio Massa en la última sesión de este año. El proyecto fue aprobado por unanimidad en el Senado el 30 de octubre y dispuso una prórroga del “Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles en el territorio de la Nación Argentina”. El régimen vence en mayo por lo que estaría en la agenda del 19 de enero, en comisiones, paso previo al tratamiento en el recinto.

El segundo tema será el proyecto que el Ministro de Economía, Martín Guzmán, envió al Congreso para fomentar nuevas construcciones a través de incentivos fiscales. El tercer tema al que se dará prioridad es el “Financiamiento del Sistema nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de la República Argentina: inversión en recursos humanos, infraestructura, proyectos y desarrollos”. Se trata de una ley que busca acordar el financiamiento del sector científico-tecnológico.

Además desde el Frente de Todos se propuso a los demás bloques avanzar con varios proyectos impulsados por opositores pero que tendrían consenso del oficialismo. En Juntos por el Cambio esperan que se cumpla la promesa. Lo que sigue sin tener fecha es la reforma judicial que aprobó el Senado y la ley del Ministerio Público Fiscal que baja la mayoría requerida para la designación del Procurador.

Seguí leyendo: