La imagen de Alberto Fernández cayó en diciembre por la pandemia y la situación económica

Un sondeo on line realizado a principios de mes asegura que el Presidente es cuestionado por su manejo de la crisis del COVID-19 y la ausencia de un plan que mejore la oferta de trabajo y la capacidad adquisitiva del salario

Alberto Fernández brinda por fin de año en la Casa Rosada. (Presidencia de la Nación)
Alberto Fernández brinda por fin de año en la Casa Rosada. (Presidencia de la Nación)

La imagen negativa de Alberto Fernández cayó al 60 por ciento, acorde a un sondeo de opinión realizado entre el 4 y el 8 de diciembre pasado. La encuesta fue respondida por 2.523 personas de manera on line, y determinó que seis de cada diez encuestados cuestionaran la gestión presidencial.

Los encuestadores pertenecientes a la consultora Taquion-Inclusion-Horus-Grupo Gestión Federal argumentaron en su sondeo de opinión que “la pandemia, los problemas acarreados de gestiones anteriores y los errores del gobierno, traen un balance negativo”.

Y añadieron: “Aún quedan tres años de gestión - casi una eternidad en un país tan dinámico- y esto implica un gran desafío: gobernar ante una sociedad descreída de la política como herramienta de cambio social. Planificación, propuestas y mensajes claros entre el propio partido como hacia afuera, es fundamental a la hora de pensar en lo que viene”.

Los encuestadores detectaron además que “un posible espacio peronista que no sea parte del gobierno obtendría un 5,2 por ciento de votos. Y los explicaron así: “El desafío del gobierno en las próximas elecciones está también en contener a la gente que coincide ideológicamente con ellos, pero que no está contenta con el accionar hasta el momento. Así como (José Luis ) Espert y compañía son un riesgo, principalmente para la base de Cambiemos, un nuevo espacio peronista puede significar un gran dolor de cabeza para el gobierno. ¿Aparecerá?”

Según el mismo estudio cuatro de cada diez argentinos aseguran que no pueden pensar en las vacaciones ya que su situación económica no se los permite. Los encuestadores explicaron que: “Un 16% asegura que ya tiene planificado un viaje o está barajando la posibilidad de irse. Además, un 15,4% afirma no estar planificando nada por miedo a un rebrote. Estos datos se erigen como la antítesis del “economía o salud” que tan bien funcionó al comienzo de la cuarentena y demuestran lo que viene expresando la sociedad: una pérdida del miedo al virus, el aprender a convivir con algo nuevo e incluso con la incertidumbre”.

Las perspectivas para 2021 no son alentadoras: solo cuatro de cada diez encuestados cree que su vida personal mejorará el año que viene. Los encuestadores agregaron que “Solo un 32% afirma que empeorará. Pero, lo curioso es que cuando se pregunta por el destino de país en general, 5 de cada 10 afirma que estará peor. La falta de destino planificado es la gran deuda de la dirigencia en su totalidad. El deseo hacia un progreso ocurre en el plano individual, pero no se proyecta lo mismo a nivel colectivo. ¿Qué tan posible es el desarrollo personal, ajeno al desarrollo del país en general?”.

En el estudio reveló también que un 45,8 por ciento de los encuestados muestra poco entusiasmo por las fiestas de fin de año. Sin embargo “tres de cada diez aseguran que es un buen momento para liberar tensiones por todo lo que fue el 2020” y que “un 85,6% afirma que pasará las fiestas junto a su familia”.

En el estudio también se analizaron los mensajes en redes sociales entre el 1 y el 11 de diciembre. Se enfocaron en los relacionados con la suspensión de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). El 87 por ciento de los comentarios sobre las PASO fue en contra de la suspensión de las elecciones primarias. Los encuestadores detectaron en las redes “Mensajes irónicos hacia los gobernadores que pedían la suspensión de las PASO y los que argumentan la inconstitucionalidad de lo planteado fueron el centro de la crítica. Pero, no hay que olvidar la percepción social en el 2019, donde las PASO funcionaron simplemente como una encuesta nacional oficial a días de las elecciones generales. El caso de Río Cuarto, con apenas un 50% de participación, debería ser una preocupación para toda la dirigencia”.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS