Alberto Fernández asume la presidencia del Mercosur y llamó a convertirlo en la nave insignia de América Latina

El Jefe de Estado aseguró que es necesaria una inserción con el mundo que respete la sustentabilidad y la ecología sin olvidar las distintas miradas de sus socios en el foro regional

Alberto Fernández asumió la presidencia del Mercosur

En un discurso de 15 minutos, el presidente Alberto Fernández instó a sus socios de Brasil, Uruguay y Paraguay a lograr que el Mercosur se transforme en la nave insignia de América Latina. Al asumir como titular del bloque regional, el Jefe de Estado argentino señaló “que nadie se salva solo” y que se necesita “más y mejor Mercosur”.

El Jefe de Estado argentino recibió esta mañana de su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, a través de una teleconferencia, la presidencia por seis meses del bloque que también incluye a Brasil y a Paraguay como miembros plenos.

En su exposición, Alberto Fernández resaltó la necesidad de alcanzar en los próximos meses un “eco Mercosur, bajo en carbono y sustentable. Debemos cuidar los bosques, las reservas de agua, el litio, el hidrógeno”. Hubo reiteradas menciones a la “sustentabilidad” y pidió acciones para “recuperar las economías” tras superar una de las peores etapas de la pandemia de Covid 19.

Otro aspecto que destacó Fernández fue el de la importancia de reforzar “el Mercosur digital”. Para ello dijo que es necesario construir “una educación 4.0 para la industria”. Como instrumento llamó a potenciar “la conectividad” y a reforzar “la cobertura satelital integrada”.

También el mandatario argentino sostuvo la necesidad de lograr “la inclusión” de la mayor parte de la población. “Debemos superar la globalización de la indiferencia”, afirmó.

Alberto Fernández habla durante su asunción como presidente Pro Tempore del Mercosur
Alberto Fernández habla durante su asunción como presidente Pro Tempore del Mercosur

El discurso de Alberto Fernández, que estuvo acompañado por su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y su canciller Felipe Solá, se haya apoyado en cuestiones ambientales está íntimamente relacionado con las exigencias que en los últimos días hicieron distintos representantes de la Unión Europea para que se termine de cerrar el acuerdo entre ambos bloques.

Desde el Viejo Continente manifestaron su preocupación por algunos manejos ambientales dentro del Mercosur. Les preocupa, especialmente, la deforestación de la Amazonia y el poco compromiso del presidente brasileño Jair Bolsonaro para cumplir lo establecido en el Tratado de París.

Antes de Alberto Fernández, el presidente uruguayo, Lacalle Pou, había remarcado la necesidad de alcanzar “consensos” y de “entender y comprender que necesita cada país” con el objetivo de fortalecer el bloque regional. Luego su canciller, Fernando Bustillo hizo un balance de los 6 meses en los que Uruguay tuvo a su cargo la presidencia. Allí destacó que se habían alcanzado avances en el protocolo de comercio electrónico, en el el sistema de cupo de exportaciones del Mercosur y también en el sector automotor.

A continuación, hablaron sucesivamente Bolsonaro; el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez; el flamante mandatario de Bolivia, Luis Arce; el de Chile, Sebastián Piñera y representantes diplomáticos de Perú, de Ecuador y de Surinam.

Arce recibió felicitaciones de los otros participantes por su reciente asunción en el gobierno boliviano. La incorporación como miembro pleno de ese país es uno de los puntos que piensa impulsar Fernández durante este período al frente del bloque regional que en 2021 cumplirá 30 años de existencia.

El 26 de marzo de 1991 en Asunción se firmó el Tratado que cristalizó el acuerdo que habían empezado diseñar los expresidentes de Argentina y Brasil, Raúl Alfonsín y José Sarney, respectivamente, cinco años antes en Foz de Iguazú.

En el cierre de la teleconferencia, Alberto Fernández y Lacalle Pou, que a mediados de noviembre se habían reunido en una estancia de Colonia del Sacramento, intercambiaron bromas. Simularon que se pasaban el martillo que simboliza el traspaso del poder y el uruguayo le dijo que si quería “te puedo mandar un kilo de asado”. Luego Alberto Fernández recordó al recientemente fallecido presidente oriental Tabaré Vázquez, de quien reconoció que trabajó mucho para mantener a todos “unidos”.