La Justicia de Entre Ríos resolverá mañana si los militantes de Juan Grabois son desalojados del campo de la familia Etchevehere

La magistrada Carolina Castagno tiene tres escenarios posibles: dispone ella misma el desalojo, ordena a primera instancia que revise el fallo del juez Raúl Flores o rechaza las apelaciones

El predio de la estancia Casa Nueva, en Entre Ríos, custodiado por efectivos de las fuerzas de seguridad
El predio de la estancia Casa Nueva, en Entre Ríos, custodiado por efectivos de las fuerzas de seguridad

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, a cargo de Carolina Castagno, resolverá este miércoles respecto de las apelaciones realizadas por el Ministerio Público Fiscal (MPF) y la querella al fallo del juez subrogante de La Paz, Raúl Flores, que rechazó la cautelar que solicitaba el desalojo de la estancia Casa Nueva, de la familia Etchevehere, ocupado por militantes de Juan Grabois, según supo Infobae.

Castagno deberá escuchar los argumentos de Rubén Pagliotto –abogado de la familia Etchevehere y de la empresa ganadera Las Margaritas SA– y los fiscales Oscar Sobko y María Constanza Bessa, quienes insisten en que se disponga el desalojo de quienes actualmente habitan el campo de la familia ubicado a un kilómetro y medio del ingreso a la ciudad de Santa Elena, departamento La Paz, a instancias de Dolores Etchevehere.

La magistrada tiene tres escenarios posibles: dispone ella misma el desalojo, ordena a primera instancia que revise el fallo de Flores o rechaza las apelaciones.

Cabe recordar que, a partir de ayer, toda actuación del Juzgado de Garantías de La Paz ya no recaerá sobre Flores, que estaba subrogando en el cargo al juez natural. Será Walter Carballo, quien ya terminó sus vacaciones y asumió de nuevo al frente del juzgado local.

La audiencia se transmitirá en vivo por el canal de YouTube del Poder Judicial de Entre Ríos.

Mañana podría haber novedades sobre el desenlace de la ocupación
Mañana podría haber novedades sobre el desenlace de la ocupación

La semana pasada, Flores había rechazado el planteo de los hermanos Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián Etchevhere, y su madre Leonor Barbero, quienes solicitaron que mientras se resuelve el conflicto de fondo sean desalojados del campo su hermana Dolores y los 40 militantes del Proyecto Artigas.

El conflicto se profundizó a partir de la decisión de Dolores Etchevehere de donar 40 hectáreas de la estancia, sobre la cual tendría derechos por herencia, al proyecto que propone una iniciativa agroecológica que dará trabajo a ciudadanos de Santa Elena e impulsado por Grabois.

La sucesión de la muerte de Luis Félix Etchevehere, padre de los hermanos en conflicto, actualmente está indivisa tras varios años en sede judicial. De hecho, este martes el medio Entre Ríos Ahora señaló que Dolores Etchevehere decidió recusar al juez Martín Furman, a cargo del proceso de herencia de su padre.

Cabe recordar que en ese expediente hay un acuerdo firmado en agosto del 2018, en donde Dolores se comprometió a ceder sus acciones en Las Margaritas SA a cambio de un pago de 24.000 dólares y la cesión de dos parcelas de campo en donde están incluidas unas 129 hectáreas de Casa Blanca, estancia epicentro del conflicto.

Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián Etchevhere, y su madre Leonor Barbero
Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián Etchevhere, y su madre Leonor Barbero

La mujer negó la validez de dicho acuerdo por haberlo firmado bajo presión y amenazas. En esta línea, abrió una causa por presunta extorsión en Comodoro Py, ratificada este lunes ante el fiscal federal Federico Delgado.

El conflicto parece escalar en tensión a medida que pasan los días. Durante el fin de semana, Luis Miguel Etchevehere encabezó una movilización y afirmó: “Esto no es un tema de la familia, esto es lisa y llanamente un delito cometido por delincuentes”. Y amplió: “No le tenemos miedo al Estado, no le tenemos miedo a Grabois, no le tenemos miedo a Cristina Kirchner. Porque tarde o temprano la verdad triunfa y estamos del lado de la verdad”.

En tanto, ayer, Grabois, que lleva adelante la defensa de Dolores Etchevehere, encabezó una marcha frente a la sede de la Sociedad Rural donde repudió el accionar del ex ministro macrista y su familia. “Los Etchevehere no respetan ninguna propiedad privada que no sea la suya”, planteó.

Seguí leyendo:

Luego del banderazo en Entre Ríos, sigue la tensión en el campo: los productores rechazan el avance sobre la propiedad privada y exigen paz social

Dieron curso a la apelación de la familia Etchevehere y otro juez podría resolver sobre el conflicto de la ocupación de la estancia Casa Nueva


MAS NOTICIAS