Tragedia de Once: le otorgaron la libertad a Ricardo Jaime pero seguirá detenido

El ex funcionario kirchnerista tiene dos prisiones preventivas por otros dos casos de corrupción

olavieri@infobae.com
El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime
El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime

Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de los primeros años del kirchnerismo obtuvo la libertad en el caso conocido como la Tragedia de Once. La decisión del Tribunal Oral Federal 2, que había condenado a Jaime en 2015 por el delito de administración fraudulenta, se tomó luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación abriera un recurso de queja del ex funcionario público.

El jueves pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó los recursos de casi todos los imputados en la Tragedia de Once por lo que para ellos el caso quedó cerrado. Los condenados en 2015 por el Tribunal Oral Federal 2 habían apelado sus condenas a Casación. La Sala III de la Casación había confirmado las sentencias de todos en mayo de 2018. A algunos les subieron las penas y a otros se las bajaron. La Casación le redujo, por ejemplo, la pena a Juan Pablo Schiavi y a Marcos Córdoba, el motorman que manejaba el tren que chocó contra la estación de Once el 22 de febrero de 2012. Y en aquella resolución de mayo de 2018 la Sala III de Casación le aumentó la pena a Jaime quien por el Tribunal Oral Federal 2 había sido condenado solo por el delito de administración fraudulenta. A Schiavi -que era secretario de Transporte en el momento del choque- lo habían condenado por administración fraudulenta y por su responsabilidad en el estrago que causó 51 muertes -entre las que se cuenta la de una mujer embarazada- y más de 700 heridos.

Cuando Casación revisó la situación de Jaime le aumentó en un año la pena porque lo consideró también responsable por el estrago por más que hubiera dejado de ser secretario de Transporte en 2009. Entonces le fijó una pena de ocho años de prisión por la Tragedia de Once y por otros dos casos de corrupción en los que Jaime había sido condenado. Uno por robar pruebas en un allanamiento y el otro por haber recibido coimas de dos empresarios a los que debía controlar como funcionario público. Jaime fue el primer ex funcionario kirchnerista en admitir haber cobrado coimas. Lo hizo en octubre de 2015, antes del cambio de gobierno.

Jaime, cuando presentó su recurso ante la Corte Suprema de Justicia, se quejó porque la condena que le había impuesto Casación -diferente a la del TOF 2- no había sido revisada por otra Sala de la Casación. La Corte Suprema de Justicia de la Nación el jueves pasado rechazó todos los recursos salvo el de Jaime a quien le abrió la queja presentada y entonces su condena no está firme porque necesita un “doble conforme”. El Tribunal Oral Federal 2 solo ordenó detener a los condenados por el caso de la Tragedia de Once recién en octubre de 2018 cuando la Sala III de la Casación rechazó los recursos extraordinarios presentado por los condenados y de ese momento dio comienzo la ejecución de la condena de Schiavi, Córdoba y Jaime, entre otros.

infobae-image

La decisión del jueves de la Corte Suprema de Justicia de la Nación retrotrajo la situación de Jaime al día previo a que la Casación rechazara el recurso extraordinario. Es decir que a pesar de estar condenado por la Tragedia de Once quedará en libertad hasta que otra Sala de Casación revise la condena firmada por la Sala III del mismo tribunal que estaba integrada por los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani. La defensa de Jaime pidió la libertad. El fiscal del caso de la Tragedia de Once, Juan García Elorrio no se opuso. La decisión por la que se le dictó la libertad a Jaime fue firmada por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Enrique Méndez Signori.

Pero el ex secretario de Transporte, quien está detenido desde abril de 2016, no quedará libre en lo inmediato. Pesan sobre él dos prisiones preventivas dictadas por dos tribunales orales en los que está en juicio por casos de corrupción. Está detenido por orden del Tribunal Oral Federal 6 donde está siendo juzgado por el delito de enriquecimiento ilícito, por la compra de trenes chatarra a España y Portugal, por una defraudación en el ferrocarril Belgrano Cargas y por la utilización de dos autos estatales para uso personal.

En la otra causa por la que tiene prisión preventiva es la conocida como el Caso Cuadernos. Es uno de los tantos ex funcionarios del kirchnerismo que espera que se inicie el juicio en el Tribunal Oral Federal 7. Jaime fue acusado de cobrar coimas de parte de los empresarios –algunos lo confesaron como arrepentidos- que tenían la explotación del subte y de alguna de las líneas urbanas de ferrocarriles.

Ante la noticia de la libertad de Jaime los familiares de las víctimas de la Tragedia de Once emitieron un comunicado en el que señalaron que “para nosotros no deja de ser responsable por la muerte de 52 inocentes. La posibilidad de que su condena por estrago culposo sea revisada por una nueva sala de la Cámara Federal de Casación Penal es una instancia que prevén los códigos que regulan la justicia de nuestro país. Pedimos celeridad a la sala que sea designada y que se expida a la brevedad para desterrar los fantasmas de la impunidad. Si bien es cierto que como todo condenado tiene garantizado su derecho de defensa esperamos que la respuesta de la Cámara de Casación sea contundente respecto de su responsabilidad en el estrago. De esta manera tendrá el doble conforme en ese delito como ya lo tiene en la administración fraudulenta. No tenemos ninguna duda de su responsabilidad en ambos ilícitos. Con serenidad, con respeto por la Justicia pero con la exigencia de que no quede un solo asesino de escritorio impune es que esperamos que este caso sea resuelto con la celeridad que la muerte de los 52 inocentes amerita”.

El ex secretario de Transporte está alojado en la cárcel de Ezeiza. En abril pasado Infobae reveló que la secretaría de Derechos Humanos de la Nación había pedido por su detención domiciliaria debido a la pandemia de coronavirus. La Casación el denegó esa posibilidad. Le dictaron la libertad en el caso de corrupción más grave por el que fue condenado: tiene que cumplir lo que le queda de la pena de ocho años de prisión que le dictaron por la Tragedia de Once. Pero para eso se requiere de una nueva revisión de la condena por parte de otros jueces de la Casación.

La decisión de la Justicia:

Seguí leyendo:

La Corte Suprema confirmó las condenas por la Tragedia de Once

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos