Alberto Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof definirán hoy cómo sigue la cuarentena: CABA insiste en avanzar con las flexibilizaciones

Se verán por primera vez en la semana para consensuar si avanzan en los pedidos que realizó el jefe de Gobierno porteño. En la provincia de Buenos Aires no habrá modificaciones

fmayol@infobae.com
Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia)
Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia)

A partir de las 11.30 de hoy y después de más de 160 días de aislamiento, Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof terminarán de definir cómo sigue la cuarentena en el Área Metropolitana tras el repunte de nuevos contagios de los últimos días, un alza que cuando empezó la semana no estaba en los planes de los tres gobernantes.

“Se define mañana (por hoy)”, respondió a este medio con poca convicción, minutos antes de las 21, uno de los seis funcionarios que participaron de la reunión en Casa Rosada de los jefes de Gabinete y ministros de Salud de la Nación, la Ciudad y la Provincia, la segunda en 24 horas. Ayer, Santiago Cafiero había recibido por primera vez en la semana a sus colegas Felipe Miguel y Carlos Bianco y a los ministros Ginés González García, Daniel Gollán y Fernán Quirós para analizar los números y las flexibilizaciones solicitadas por el Gobierno porteño, en medio de los chispazos por el rechazo del Ejecutivo al protocolo sanitaria para escuelas pedido por Rodríguez Larreta y la ministra Soledad Acuña.

El jueves, el parte oficial del Ministerio de Salud arrojó 6.628 y 1.568 nuevos contagios en Provincia y Ciudad, respectivamente, un número que sorprendió a las autoridades de los tres gobiernos, que recibieron el parte mientras analizaban la situación sanitaria y la ocupación de camas de terapia en el primer piso de Casa Rosada. Ayer, el registro dio una muy leve baja: 6.402 en Provincia y 1.220 en la Ciudad.

Ayer, fuentes de las tres administraciones habían explicado el crecimiento de contagios por un “arrastre” en los resultados de los estudios PCR de los laboratorios privados, y resaltaron que en el informe de este jueves los casos debían bajar “en un buen número”. La baja fue menor a la esperada. Fue parte de lo que se habló hasta casi las 9 de la noche en una Casa Rosada semivacía.

El Presidente dialogó por teleconferencia con gobernadores (Presidencia)
El Presidente dialogó por teleconferencia con gobernadores (Presidencia)

Con ese panorama, Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof se verán por primera vez en la semana este viernes en Olivos -había dudas si convenía o no mover el anuncio a Casa Rosada, para empezar a dejar atrás la puesta en escena de la residencia presidencial, gastada por la pandemia- para oficializar otra vez la extensión de la cuarentena. Con dudas aún si enfrentar las cámaras este viernes o esperar al sábado. Antes del anuncio, sin embargo, que se presume grabado, los tres terminarán de consensuar si al final se avanzan con las flexibilizaciones que la administración porteña había negociado con el Gobierno y con la administración bonaerense. El reporte de los últimos dos días agregó una cuota de suspenso a las reaperturas.

El Presidente, el jefe de Gobierno y el Gobernador además no repitieron el ritual de los últimos anuncios: intercambiaron mensajes y llamados telefónicos pero evitaron verse en Olivos. Casualmente, justo el mismo día en que el Senado, por estas horas el principal foco de tensión política entre el oficialismo y la oposición, se encaminaba a darle media sanción esta noche al controvertido proyecto de reforma judicial, que volvió a resquebrajar el vínculo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Rodríguez Larreta buscaba evitar esa incomodidad.

Una rato antes del encuentro en Casa Rosada, Cafiero había participado en Olivos de la teleconferencia con una docena de gobernadores del interior, los distritos con mayores complicaciones sanitarias. A última hora de ayer todavía se analizaba si esos mandatarios podían participar del mensaje previsto para este viernes. A las 14.30, Alberto Fernández tiene previsto volar en helicóptero hasta Santa Fe para participar del Acuerdo Federal Hidrovía junto a algunos de esos gobernadores.

Como anticipó en su encuentro virtual con los intendentes, Kicillof llegará hoy a Olivos sin nuevas flexibilizaciones en carpeta. “Nosotros necesitamos consolidar el panorama que se viene observando de amesetamiento”, explicaron en el entorno del gobernador. El Gran Buenos Aires, entonces, seguirá en la misma fase. Pero con un cumplimiento cada vez menos efectivo del aislamiento. Al igual que en la Ciudad.

Rodríguez Larreta, en cambio, si buscará terminar de confirmar el aval presidencial, y el consenso de Kicillof, para oficializar, después de machacar otra vez en el discurso sobre la importancia de la educación, la habilitación para gastronomía take away plus -es decir, con mesas al aire libre-, la legalización de reuniones sociales con un máximo de ocho personas en lugares al aire -que ya se dan de hecho-, la construcción y los permisos para que pueda empezar a trabajar el personal doméstico con domicilio en la capital.

infobae-image

En el Gobierno porteño explican que el “el promedio móvil” de las ultimas seis semanas de contagios se mantiene estable, con una leve tendencia a la baja, y que por eso hay margen para avanzar en el cronograma de flexibilizaciones. En la Provincia no están tan seguros. Y lo manifestaron en el encuentro de esta noche.

Más allá de las habituales tensiones de cada víspera de anuncio de extensión de cuarentena, y del aumento de casos de esta semana que sin embargo no recargó la ocupación de camas de terapia, el Presidente, el jefe de Gobierno y el gobernador de Buenos Aires se volverán a mostrar este viernes de nuevo en sintonía en la administración de la pandemia. Un montaje que en Olivos y en la sede porteña de la calle Uspallata resaltan como un símbolo de moderación en medio de la turbulenta relación entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

A pesar del crecimiento de contagios, los tres saben del hartazgo en torno a la cuarentena y son conscientes de que hay un universo de reuniones sociales que, a pesar de las prohibiciones, se suceden a diario. Este viernes van a volver a machacar en la responsabilidad individual. Alberto Fernández tendrá de todos modos la atención puesta en igual proporción que en la crisis sanitaria en los anuncios económicos que prepara para la semana próxima.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos