Marcelo Longobardi: “Yo no voy a dejar de ver a mi hijo por un decreto del Presidente, es inaceptable”

El periodista de radio Mitre criticó la prohibición de realizar reuniones familiares incluida en la norma que extendió la cuarentena obligatoria hasta el 16 de agosto

Marcelo Longobardi: "El decreto es ilegible, incomprensible e incumplible. Es un disparate"


El presidente Alberto Fernández extendió la cuarentena hasta el 16 de agosto. A diferencia de los decretos que establecieron las últimas prórrogas, la norma incluyó expresamente la prohibición de realizar encuentros familiares en todo el país.

Quedan prohibidos los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente”, especificó el gobierno en un decreto de necesidad y urgencia firmado por el Jefe de Estado y todo su gabinete de ministros.

La infracción a esta norma -se legisló- deberá ser denunciada a fin de que la Justicia determine si se cometió un delito en los términos de los artículos 205 y 209 del Código Penal, que prevén penas de hasta dos años de prisión.

El periodista Marcelo Longobardi, conductor de Cada Mañana en radio Mitre, criticó duramente la medida en varios tramos de su programa. Durante su editorial, donde suele analizar los temas más importantes del día, planteó que la disposición presidencial es inaceptable.

“El Gobierno ha sugerido que el vector principal de contagio son las reuniones sociales, obviamente grandes, que se hacen, lamentablemente, y de manera irresponsable. Pero la traducción, la práctica que tiene esta visión del Gobierno, que debe ser correcta, son prohibiciones de carácter inaceptable”, introdujo.

Y agregó: “Hay un decreto que prohíbe reuniones de topo tipo en el país y cuestiones básicas, elementales y mínimas como por ejemplo que entre alguien a una casa. En mi caso, yo les digo de verdad, lo lamento mucho: el decreto no aplica”.

Marcelo Longobardi expresó su opinión al respecto del nuevo decreto sobre las reuniones sociales

Ante las repreguntas de María Isabel Sánchez y Rolo Villar, el conductor especificó: “Obviamente que no voy a acatar. No se puede acatar una orden de esta naturaleza porque está mal. ¿Desde cuando esta gente va a regular la relación de los padres con sus hijos por medio año? ¡Por favor!”.

“Acá tengo el decreto, que tiene 26 carillas. Es tan ilegible, como incomprensible, como incumplible. Lo lamento mucho, pero es un disparate”, completó.


Lanata y Longobardi hablaron del tema en el pase que comparten en radio
Lanata y Longobardi hablaron del tema en el pase que comparten en radio


Longobardi reiteró sus cuestionamientos en otros tramos del programa en los que analizó del tema en diálogo con el periodista Guillermo “Willy” Kohan y durante el pase que suele compartir con Jorge Lanata.

Yo estoy de acuerdo con que prohíban los eventos deportivos, culturales y religiosos... Eso es una obviedad y no se puede hacer. Ahora, que un decreto regule lo que pasa dentro de las casas de las personas, cualquiera sea el número de las personas, es inaceptable. Conmigo no cuenten, les aviso desde ya”, reiteró.

De acuerdo a su visión, es lógico que el Gobierno ponga la lupa sobre reuniones masivas de 50 personas, cumpleaños o fiestas de adolescentes que están prohibidas. Sin embargo, ese tipo de restricciones no pueden extenderse a visitas que naturalmente se dan en todas las familias.

Que una familia no pueda recibir a una familia o una familia no pueda recibir a un hijo después de cuatro meses de cuarentena es inaceptable. Es una locura. Faltaría que hagan como en China, donde le soldaban la puerta a la gente con el virus”, graficó.

Alberto Fernández, el viernes pasado durante el anuncio de la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto
Alberto Fernández, el viernes pasado durante el anuncio de la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto


La disposición presidencial también provocó críticas de abogados constitucionalistas. Daniel Sabsay planteó que no se pueden legislar cuestiones penales a través de decretos de necesidad y urgencia y mucho menos con analogías. “No se puede decir que esto es parecido a otra cosa y asignarlo a un delito del Código Penal, que es lo que se está haciendo acá: se creó un delito y se asoció al artículo 205″, dijo.

Félix Lonigro, otro reconocido letrado, analizó: “Al principio se podía entender que la medida era razonable, pero a medida que van pasando los días y los meses la legalidad sigue sin existir. El Congreso está funcionando y no se ha expresado sobre el tema. Y la razonabilidad ha desaparecido: no se pueden restringir las libertades eternamente”.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos