(EFE)
(EFE)

El Gobierno diseñó en las últimas horas un esquema de controles más estrictos para el transporte público de pasajeros en la nueva fase de cuarentena estricta que contempla el bloqueo de la tarjeta SUBE para aquellas personas que no tengan los permisos habilitados para circular en el AMBA y por lo tanto no se encuentren dentro de la listas de 24 actividades esenciales.

Según pudo saber Infobae, el tema lo cerraron anoche el Ministerio de Transporte a cargo de Mario Meoni junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y funcionarios de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires del área de Transporte y Salud.

En el nuevo esquema que se contempla para reforzar los controles de la nueva fase de cuarentena desde el miércoles que viene, si en el sistema de la secretaría de Innovación de Jefatura de Gabinete y en Trasnporte se registra la utilización de la SUBE más de dos días seguidos y esa tarjeta no tiene asociado un permiso de circulación por actividad esencial, se bloqueará esa SUBE por unos días entendiendo que se utilizó por alguna emergencia aunque no estaba habilitado.

Tambien se contempla un amplio operativo de seguridad en los ingresos de la provincia de Buenos Aires a la CABA y en las estaciones de trenes terminales. “Estamos trabajando en las modificaciones tecnológicas necesarias. No está definido porque para implementarlo de manera correcta se precisan unos días de desarrollo”, dijo a este medio un allegado al ministro Meoni.

El esquema funcionará mediante un cruce de datos de la Secretaria de Innovación que es la que tiene la potestad de otorgar las habilitaciones para circular y el Ministerio de Transporte que tiene la base de datos de las SUBE.

En principio, había una idea de bloquear la SUBE para los trabajadores no esenciales de manera automática. Pero se entendió que puede haber casos de emergencia excepcionales de un trabajador no habilitado que use el transporte público. Por ello, se dejaría usar dos días la SUBE a esas personas no habilitadas y luego sí se procederá a bloquear la tarjeta.

La idea de un bloqueo automático de los trabajadores que no son esenciales en la nueva etapa de cuarentena era una propuesta de una parte del Gobierno de la Ciudad. Pero Meoni y Cafiero se negaron a esto e impusieron la idea de que no hay que bloquear automáticamente el sistema. “Siempre se pueden dar situaciones de fuerza mayor y ese usuario necesita poder usar la SUBE”, destacó Meoni en las negociaciones que se dieron en las últimas horas.

De todas maneras, entre hoy y el miércoles se va a estar ajustando este nuevo esquema para hacer los cruces de datos y avanzar desde el miércoles con los bloqueos de la SUBE dos días después de que hayan sido usados por alguien que no le corresponde.

Trabajadores limpian un andén en Retiro
Trabajadores limpian un andén en Retiro

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad a cargo de Sabina Frederic acordó ayer con la administración porteña y con la gobernación bonaerense que desde el miércoles habrá un refuerzo de la presencia de las fuerzas federales los accesos y terminal de trenes. Así, la Policía Federal y la Gendarmería estarán a cargo de esos operativos mientras que el control de pasajeros en la ciudad de Buenos Aires o en la provincia quedará a cargo de las fuerzas de seguridad de cada juridicción.

Ayer, en el anuncio de la nueva etapa de cuarentena con Fase I el presidente Alberto Fernández como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, coincidieron en que el “mayor foco de contagios es en la circulación del virus” en el transporte público de pasajeros. Así, se anunció que en el nuevo régimen de aislamiento obligatorio sólo podrán viajar desde el miércoles próximo y hasta el 17 de julio los trabajadores esenciales de 24 actividades autorizadas desde el inicio de la cuarentena.

“La idea es que en el cruce de datos entre los usuarios de la SUBE, con la aplicación Cuidar y la Secretaría de Innovación se pueda dar cumplimiento perfecto a la nueva fase de cuarentena”, explicó a Infobae un funcionario del Ministerio de Transporte.

Con este nuevo régimen se busca volver a los 550.000 pasajeros que transitaban el AMBA en transporte público en las primeras dos semanas de cuarentena. Actualmente transitan el área metropolitana cerca de 950.000 y hasta un millón de personas porque tienen permisos de excepción y porque se ha relajado la cuarentena.

Como adelantó anteayer Infobae, el Ministerio de Transporte detectó un aumento preocupante de pasajeros en el AMBA. Mientras que en la semana del 20 al 26 de marzo viajaron en el área metropolitana en tren, subte o colectivos 552.179 personas, con el correr de los días la apertura del aislamiento, los nuevos permisos para circular y el relajamiento social incrementaron ese número.

Seguí leyendo: