Con 193 legisladores conectados de manera remota y otros 47 en el recinto –manteniendo las distancias recomendadas–, a las 18:12 el presidente del cuerpo de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dio inicio a la primera sesión virtual de la historia del Congreso
Con 193 legisladores conectados de manera remota y otros 47 en el recinto –manteniendo las distancias recomendadas–, a las 18:12 el presidente del cuerpo de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dio inicio a la primera sesión virtual de la historia del Congreso

Después de más de un mes y medio de parálisis parlamentaria por la irrupción de la pandemia de coronavirus, la Cámara de Diputados tuvo el miércoles la primera sesión virtual de la historia. Luego de marchas y contramarchas entre el oficialismo y la oposición para avanzar con la modalidad virtual, se logró dar media sanción a un proyecto de ley y la tecnología se convirtió en un factor clave para lograrlo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, instaló un sistema telemático cuya articulación estuvo en manos del secretario general de la Cámara baja, Juan Manuel Cheppi, y que se probó durante toda la semana pasada sin plantear grandes inconvenientes.

Este sistema es el que dio las herramientas necesarias para llevar adelante la sesión en la que los legisladores aprobaron por unanimidad un régimen de beneficios especiales para el personal de la salud y trabajadores esenciales.

Con 193 legisladores conectados de manera remota y otros 47 en el recinto –manteniendo las distancias recomendadas–, a las 18:12 el presidente del cuerpo, Massa, dio inicio a la sesión. El diputado nacional condujo el debate desde el estrado de la sala de sesiones, con el secretario administrativo de la Cámara, Rodrigo Rodríguez, y el secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, apostados a cada uno de sus lados.

La imagen novedosa de la jornada fue la pantalla led que cubría todo el recinto de Diputados y en la que se podían ver los rostros de los legisladores que se encontraban trabajando desde sus casas, sus despachos o las legislaturas provinciales. Fue una sesión que se extendió por más de seis horas y finalizó pasada la medianoche, con festejos entre diputados, personal y asesores por el éxito de la nueva metodología de trabajo.

Cuál fue la plataforma utilizada y cómo funciona

La plataforma con la que la Cámara de Diputados concretó la primera sesión virtual de la historia del Congreso de la Nación fue desarrollada por la empresa argentina Systemnet, integrada por profesionales y expertos de distintos campos como ingeniería, comunicaciones, redes, seguridad y videoconferencia. En este caso, desarrolló la aplicación con un grupo de 12 ingenieros, encabezados por Ariel Castaño y Patricio Casain.

La plataforma elegida por la Cámara baja para sesionar de forma virtual fue Webex.
La plataforma elegida por la Cámara baja para sesionar de forma virtual fue Webex.

La compañía es socia de Cisco Systems, una empresa global con sede en California, Estados Unidos, dedicada a la fabricación, venta y mantenimiento de equipos de telecomunicaciones.

En momentos en que una de las plataformas de videoconferencias más populares como Zoom presentó vulnerabilidades vinculadas a la seguridad y teniendo en cuenta que el Gobierno tenía que utilizar un sistema que resguardara un acto de la democracia como una sesión del Congreso, las autoridades optaron por la plataforma Webex, que cuenta con una encriptación de datos que garantiza la seguridad de un acto parlamentario inédito.

La plataforma que brinda el servicio de videoconferencias cuenta además con una herramienta diseñada específicamente para el desarrollo de las sesiones en el Congreso. Se trata de un muteo automático para que ningún legislador pueda hablar sin la habilitación del moderador, en este caso, Sergio Massa. Desarrollada por la empresa de software Andromeda Group Latam –encabezada por su CEO Maximiliano González Kunz y su CTO Sebastián Foretini–, la función "hard mute” hace que a cualquier participante que hable se le interrumpa el micrófono si no tiene la palabra, para evitar así la desorganización del debate.

Asimismo, la plataforma convive con la Red Privada Virtual (VPN) de la Cámara de Diputados, con la que cada legislador valida su identidad a través del sistema de biometría del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y da el quórum. Asimismo, se coordinó con un sistema diseñado en los últimos días para poder votar durante la sesión parlamentaria.

De esta forma, una vez que el diputado entra a la plataforma, ya está conectado a la videoconferencia junto con el resto de los legisladores que participan. Luego de que inicia sesión en el sistema Webex, se enciende el “hard mute”.

La plataforma convive con la Red Privada Virtual (VPN) de la Cámara de Diputados, con la que cada legislador valida su identidad a través del sistema de biometría del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y da el quórum y un sistema diseñado en los últimos días para poder votar durante la sesión parlamentaria
La plataforma convive con la Red Privada Virtual (VPN) de la Cámara de Diputados, con la que cada legislador valida su identidad a través del sistema de biometría del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y da el quórum y un sistema diseñado en los últimos días para poder votar durante la sesión parlamentaria

En tanto, el límite de participantes está ajustado a la cantidad de diputados. Pero detrás hay alrededor de 40 personas dando soporte, por lo que también están conectados por una cuestión de seguridad y conectividad.

En ese sentido, la sesión puede quedar grabada en su totalidad, a disposición del presidente de la Cámara baja, y cuenta con una encriptación para resguardar la seguridad.

Se trata de una tecnología que, a fuerza de una pandemia, llegó para instalarse en la democracia de este siglo. Sin dudas, el Congreso volverá a sesionar de forma presencial a partir de que se levante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Sin embargo, también surge como una herramienta disponible para el Palacio legislativo en casos de emergencia.

Seguí leyendo: