Rodríguez Larreta y Alberto Fernández acordaron las actividades que volverán a partir del lunes en la ciudad de Buenos Aires

El jefe de Gobierno se reunió con el Presidente y el jefe de Gabinete para estudiar las nuevas pautas del confinamiento que comenzarán a regir la semana que viene. Qué pasará con las salidas recreativas

Foto de archivo: Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, durante un encuentro en Olivos. Hoy se vuelven a ver las caras
Foto de archivo: Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, durante un encuentro en Olivos. Hoy se vuelven a ver las caras

El presidente Alberto Fernández analizó con el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en la Quinta de Olivos la continuidad del aislamiento en el área metropolitana. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también participó del cónclave en el que evaluaron cómo será la nueva etapa de la cuarentena en la Ciudad a partir del próximo lunes y, en particular, la habilitación o no de las salidas recreativas que el jefe de Estado había anunciado hace dos fines de semana y que no tuvo eco en territorio porteño.

La capital es uno de los distritos más golpeados por el coronavirus –según el reporte de esta mañana, acumulaba 1.506 casos positivos de COVID-19, con un incremento de 102 en el día de ayer–, por lo que se prevé que habrá un menor grado de apertura que en otros distritos. El crecimiento de los contagios de este miércoles, en su mayoría de barrios populares, alertó a las autoridades del Gobierno porteño.

“Fue una reunión expeditiva de 45 minutos, se analizaron las propuestas de la Ciudad para flexibilizar la cuarentena”, resaltaron las fuentes porteñas. Remarcaron que entre las actividades que la Ciudad elevó al Gobierno se destacan “kioscos, librerías, mueblerías, decoración, jugueterías, ferreterías y mudanzas”, además del sistema “take away”. “Respecto de la construcción, solo excavaciones y demoliciones para evitar derrumbes”, aclararon.

El jefe de la Ciudad llegó a Olivos pasadas las 10 de la mañana. Lo esperaba el Presidente junto a su jefe de ministros, mientras en Casa Rosada se convocaba al gabinete económico que debatía la continuidad de las medidas destinadas a paliar la crisis por la parálisis de la actividad.

Rodríguez Larreta, su ministro de Salud, Fernán Quirós, y sus principales colaboradores se abocaron esta semana al diseño de un protocolo para habilitar paulatinamente el funcionamiento de algunos sectores de la economía que hasta ahora no tenían la posibilidad de abrir sus puertas. El ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, está dedicado a ese diseño a tiempo completo.

Ayer, el jefe de Gobierno había tenido una primera reunión para empezar a definir detalles de la próxima etapa del aislamiento en el despacho de Cafiero junto al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Rodríguez Larreta llegó a Casa Rosada acompañado de Quirós, una señal de que, para la administración local, la cuestión sanitaria aún es la prioridad. El martes había sido el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, el que mantuvo un encuentro a solas con su par nacional.

Según fuentes oficiales, parte de las actividades que la Ciudad planea habilitar desde la próxima semana, y que informó por estas horas al Gobierno, se relacionan con la construcción privada con limitaciones y con los comercios minoristas. La principal preocupación de las autoridades sanitarias pasa, desde el principio del avance de la pandemia, por evitar aglomeraciones en el transporte público. De hecho, se diseña un cronograma de trabajo para las actividades que no lleve a la congestión del transporte.

Alberto Fernández junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia de la Nación)
Alberto Fernández junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia de la Nación)

En paralelo, el gobernador Axel Kicillof mantuvo desde media mañana un encuentro con los expertos bonaerenses que lo asesoran para definir cómo continuará el confinamiento en la provincia de Buenos Aires. El gobernador oscila entre lo económico y lo sanitario, enfocado en el Gran Buenos Aires. Mientras tanto, le llegan pedidos de los intendentes que solicitan la reapertura de nuevas actividades.

Como Rodríguez Larreta, y a pesar del hartazgo social y de las presiones de los principales sectores de la economía, el gobernador comparte la necesidad de continuar con fuertes restricciones.

De hecho, en la Ciudad todavía es motivo de debate la posibilidad de habilitar las salidas diarias de una hora para recreación que el jefe de Estado anunció hace dos sábados y que no había consensuado con anterioridad con los gobernadores. El alcalde y Kicillof se enteraron incluso por televisión: después se telefonearon y al otro día sacaron un comunicado conjunto con Omar Perotti y Juan Schiaretti, de Santa Fe y Córdoba, respectivamente, en el que rechazaron la adhesión a esa flexibilización.

Rodríguez Larreta y sus colaboradores estudian en esa línea un cronograma para los fines de semana. También se analiza la habilitación de salidas por números de documento. Todo está aún en estudio. Pero el jefe de Gobierno y el jefe de Estado avanzaron esta mañana en esa dirección. “Se estudia la manera más conveniente para que se puedan realizar, teniendo en cuenta días y horarios en que no haya tanta gente en la calle”, explicaron desde la Ciudad.

Ayer, en tanto, el Presidente consiguió el aval del comité de infectólogos y epidemiólogos para avanzar en la “reapertura progresiva” de la cuarentena, que tendrá mayores flexibilizaciones en el interior del país.

Entre hoy y mañana, en tanto, se espera que Fernández converse en forma remota con los gobernadores antes de anunciar la prórroga del aislamiento.

Seguí leyendo:

Nicolás Trotta: “No van a poder volver todos los estudiantes al mismo tiempo hasta que se encuentre una vacuna para el coronavirus”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos