(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El juez federal Luis Rodríguez, encargado de intervenir en todas las denuncias que ingresen por las fuerzas de seguridad hasta el 31 de marzo, tomó en la noche del viernes una inédita y sorpresiva decisión: le escribió una carta a la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic; y a su par de la ciudad, Diego Santilli, para hablar de la “honda preocupación” por las más de 200 denuncias que recibió en un solo día por la violación de la cuarententa y rogó por la implementación de medidas más estrictas. Reconoció la “angustia” que vive junto a sus colaboradores frente a un escenario que “jamás” imaginó

“Le imploro incremente las estrategias que tengan a su alcance y haya adoptado para tratar de controlar la circulación y el tráfico este día que culmina pues el resultado constatado arroja un panorama que cuanto menos desde la humilde visión que le transmito nos coloca en una situación en la que difícilmente podemos evitar las consecuencias que aquel decreto se encargó de señalar”, escribió el juez, en la misiva a la que accedió Infobae.

Las medidas implementadas no estarían arrojando el resultado que se busca, advirtió Rodríguez, hablando de “la excepcional realidad que nos toca afrontar no sólo a quienes habitamos este bendito suelo argentino sino también a todos los que habitan otros países asolados por el flagelo”.

El escenario

Plaza de Tapiales (Gustavo Gavotti)
Plaza de Tapiales (Gustavo Gavotti)

Es la peor sábana corta que nos podían haber dado”, dijo a Infobae un funcionario de Comodoro Py 2002. Es que lo que se registró hoy dejó asolados a todos: hasta los propios funcionarios que tuvieron que ir al edificio de Retiro veían cómo los autos pasaban por toda la ciudad sin que nadie les pidiera un DNI para saber por qué estaban circulando. O miraban los canales de televisión mostrando cómo la gente hacía footing o sacaba al perro, mientras una bicicleta un repartidor pasaba por la escena.

En Parque Centenario la gente bajó con la manta al pasto a hacer picnic. O dos chicas, con menores, se instalaron a tomar mate en La Boca y se le plantaron a la policía cuando les pidió que se retiraran. Por la Ciudad vagaban extranjeros pero nadie sabía si debían estar o no en cuarenetena. Como los hoteles no recibían gente, una familia que no era de Buenos Aires se quedó con valijas en Plaza San Martin porque no tenía adónde ir.

En el medio, los delitos de siempre. “Porque los chorros son chorros siempre, no paran por la cuarentena”, señalaron las fuentes a este medio. Es más: hubo robos a viejitos que habían salido al supermercado para robarles lo que tenían.

A eso se le sumaron episodios como el de Buquebus, con un joven que se sintió mal, y dejó a 400 personas aisladas por temor a un contagio masivo. O unas 13 personas detenidas en un hotel de alojamiento con prostitutas y drogas, sabiendo que ese tipo de establecimientos tenían que estar cerrados desde la madrugada.

Hubo otro procedimento de drogas en donde la policía no conseguía testigos porque la gente no quería bajar a la calle para no violar la cuarentena. “Esto es un caos”, señalaban entre los funcionarios judiciales y policiales.

La carta

El juez Luis Rodríguez
El juez Luis Rodríguez

En ese contexto, el juez Rodríguez envió dos cartas, idénticas, a los ministros de Seguridad de la Capital Federal y de la Nación. “Tengo el honor de dirigirme a usted en mi carácter de titular del juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 9 de esta Ciudad a fin de transmitir la honda preocupación que me produce el resultado de la implementación en el ejido de esta ciudad las medidas dispuestas en materia de seguridad para cumplir las disposiciones establecidas por el Señor Presidente de la Nación Alberto Fernández”, frente al plan de aislamiento social a raíz de la pandemia declarada para el planeta por la Organización Mundial de la Salud" por el coronavirus, comenzó diciendo.

El juez explicó que "fundaba" su apreciación por estar de turno con todas las fuerzas de seguridad y a raíz del "caudal de más de dos centenas de consultas que se han evacuado en la feria -las que continúan ininterrumpidamente mientras le escribo- respecto de infracciones de incumplimientos por parte de la ciudadanía de los términos contenidos en aquella decisión presidencial".

Las medidas implementadas “no estarían arrojando el resultado que se busca”, advirtió Rodríguez, hablando de “la excepcional realidad que nos toca afrontar no sólo a quienes habitamos este bendito suelo argentino sino también a todos los que habitan otros países asolados por el flagelo”.

“Por esta razón le ruego contemplar la posibilidad de intensificar la implementación de todas las medidas que estén a su alcance y puede ejecutar a la luz de las previsiones del artículo 2 del decreto dictado en el día de ayer, al solo efecto de instruir al señor jefe de la Policía de la Ciudad para que se incrementen y profundicen las tareas de control que se llevan a cabo en la vía pública, tanto en relación a los transeúntes como a los conductores y ocupantes de vehículos con el inequívoco designo de establecer si los alcanzan las dispensas establecidas por la norma e intentar concientizar a la sociedad toda de la necesidad de sanamiento preventivo”, sostuvo Rodríguez.

La peligrosidad de contagio quede para el virus cuya propagación se busca evitar por los canales autorizados (sean legales, sanitarios y de concientización) exigen de quienes estamos abocados al ejercicio de la función pública, vigorizar los esfuerzos que están a nuestro alcance para propender al bien común y evitar las trágicas consecuencias que están deparando en otras lares la pandemia desatada, lo que observamos cotidianamente a través de las noticias que pregonan la verdadera tragedia que nos embarga y que, permítame decirle jamás, imaginé que podría alcanzar nos con la entidad que estamos experimentando”, advirtió.

“Con todo respeto por vuestra investidura, consideré esencial dirigirle esta misiva para representarle la angustia en que me encuentro inmerso con mis colaboradores a la luz del resultado que arrojan las recomendaciones implementadas y el cúmulo y calidad de consultas ininterrumpidas a que se ha visto sometido al tribunal durante el curso de la jornada lo que sobrepasó nuestra capacidad de asombro”, se afirmó.

La carta continúa diciendo: “Por eso le imploro incremente las estrategias que tengan a su alcance y haya adoptado para tratar de controlar la circulación y el tráfico este día que culmina, pues el resultado constatado arroja un panorama que cuanto menos, desde la humilde visión que le transmito, nos coloca en una situación en la que difícilmente podemos evitar las consecuencias que aquel decreto se encargó de señalar”.

“En el entendimiento de que receptara esta misiva como mera colaboración para llevar la digna tarea que ejecuta, pues es el único ánimo que justifica su libramiento, y deseando con el pedido de colaborar desde la convicción que me genera el resultado de la primera jornada en que todos nos vimos sometidos a las restricciones impuestas para intentar mitigar el flagelo que nos amenaza, aprovecho la oportunidad para saludarla con la atención que merece”, añadió.

Aquí las cartas completas