Mohsen Rabbani habla sobre el gobierno de Cristina Kirchner (fuente Radio 10)


Mohsen Rabbani planificó y se involucró personalmente en el atentado a la AMIA según consta en la investigación que realizó el fiscal Alberto Nisman. Hay muchas pruebas en su contra que lo ubican, por ejemplo, en el entramado para comprar la camioneta blanca que terminó estallando frente a la mutual judía el 18 de julio de 1994. Por esos indicios, rige un pedido de captura internacional en su contra y es buscado por las autoridades argentinas para ser indagado.

Sin embargo, Rabbani no tiene interés en defenderse de las gravísimas acusaciones que pesan en su contra pese a que repite que es inocente. De acuerdo a su mirada, comparecer ante el Poder Judicial argentino sería una pérdida de tiempo y desde 1994 hasta ahora no hubo una investigación seria orientada a esclarecer lo que realmente sucedió.

El ex agregado cultural de Irán en la Argentina excluyó al gobierno de Cristina Kirchner de esa visión crítica de las instituciones argentinas. Dijo que la actual vicepresidenta quiso resolver el tema y no la dejaron durante una entrevista concedida a radio 10.

El gobierno de Cristina lo quiso resolver y no la dejaron. ¿Qué voy a declarar ahora? Esto es una cortina de humo y siguen con las acusaciones porque es un negocio”, planteó en diálogo con el periodista Gustavo Sylvestre.

Al ser indagado nuevamente sobre la cuestión, el diplomático aseguró que el Poder Judicial no tiene interés en esclarecer el atentado. “Cuando el gobierno de Cristina e Irán hicieron un tratado, ellos debían apoyar esto. Encima calumniaron y acusaron a los ministros. Entonces, ¿qué podemos hacer hoy? Es un grupo que no escucha la ley, no quiere tener las pruebas, quieren solamente mentiras, mentiras y mentiras. Puras mentiras”.

El tratado al que se refiere Rabbani es el memorándum de entendimiento firmado en 2013 y aprobado por el Congreso que habilitaba la posibilidad de que los investigadores del atentado viajaran a Irán para indagar a los ocho iraníes -algunos ya fallecieron- acusados por la voladura. Esa medida generó fuertes críticas de la oposición que nunca entendió por qué el gobierno argentino inició una negociación con los principales sospechosos de haber perpetrado el peor ataque terrorista de la historia.

Ese tratado internacional se encuentra bajo la lupa de la Justicia, que procesó y ordenó detener a Cristina Kirchner (se amparó en sus fueros parlamentarios para no ir a la cárcel), a varios ex funcionarios de su gobierno que participaron de las negociaciones, y otros dirigentes que participaron de las negociaciones como Luis D’Elía y Fernando Esteche, ambos de aceitados vínculos con Irán.

Años después, en su libro Sinceramente, la propia ex mandataria reconoció que el entendimiento con Teherán fue un error de su administración. Y el actual presidente Alberto Fernández es muy crítico del memorándum.

Entrevista completa Mohsen Rabbani (Fuente: radio 10)


Seguí leyendo: