(Foto: Gabriel Solano @solanopo)
(Foto: Gabriel Solano @solanopo)

Médicos, residentes, enfermeros y concurrentes de salud de hospitales y centros porteños se movilizaron a la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires para expresar su rechazo a un proyecto de ley que regula la actividad y que la semana pasada consiguió dictamen en la comisión de Salud para ser tratado en el recinto.

Cerca del mediodía, mientras el recinto se aprestaba a aprobar la iniciativa con los votos de un oficialismo que cuenta con mayoría propia y el rechazo de la oposición, se registraron incidentes en la puerta del edificio ubicado en el centro porteño. Mientras se desarrollaban las escenas fuera del edificio, los legisladores aprobaron la iniciativa.

Tras la aprobación del proyecto, la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman acusó al oficialismo de impedirles a los legisladores de la oposición votar en contra del proyecto: “Acaba de ocurrir un hecho gravísimo, Cambiemos se supera cada día: salimos a intentar parar la represión a residentes y concurrentes y nos impidieron volver a entrar para votar en contra. Aprobaron la ley sin votos negativos: nos tenían retenidos contra nuestra voluntad”.

Más temprano, los residentes habían difundido un comunicado en el que aseguraron que “el nuevo proyecto de ley no nos considera como trabajadores de salud, desliga nuestro sueldo del proporcional de los profesionales de planta, nos quita licencias, dibuja a las guardias como ‘actividades de formación intensiva’”.

En ese sentido, los jóvenes profesionales señalaron además que el proyecto “permite sanciones ‘morales’ y legitima a las concurrencias como un trabajo no remunerado”. Tras los incidentes, la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires anunció un paro para este viernes.

La semana pasada, el proyecto había logrado dictamen en la Comisión de Salud apenas 48 horas después de la realización de una reunión informativa en la que el equipo del Ministerio de Salud porteño, encabezado por Ana María Bou Pérez, presentó un proyecto sobre el que cayeron críticas de dirigentes opositores y de organizaciones gremiales.

La iniciativa busca reemplazar la normativa que rige el desempeño de los residentes desde hace más de 30 años y que fue modificada más de 40 veces por una que contemple la totalidad de esa tarea y que, además, se amolde a los nuevos desafíos y realidades del campo médico y la realidad social.

Más temprano, la Legislatura porteña aprobó una iniciativa del Ejecutivo que endurece el sistema de descuento de puntos del “scoring” a los conductores que, entre otras infracciones, invadan parcialmente las vías contrarias al sentido de circulación o circulen sin cinturón de seguridad.

La iniciativa, sancionada con 41 votos de los bloques de Vamos Juntos y de aliados, apunta a reflotar el sistema de “scoring”, creado en 2008, que consiste en la asignación de un puntaje a cada conductor y el descuento de puntos en función de las infracciones cometidas.

Seguí leyendo: