El titular de la UOM, Antonio Caló, dio claras señales en que la CGT colaborará en un futuro pacto social. (NA)
El titular de la UOM, Antonio Caló, dio claras señales en que la CGT colaborará en un futuro pacto social. (NA)

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, envió claras señales de conciliación de parte de la CGT al presidente electo Alberto Fernández. “¿Este gobierno (por el de Mauricio Macri) tuvo una tregua con los dirigentes gremiales?”, preguntó de manera retórica el líder metalúrgico. “¿Mirá si no le vamos a dar una tregua a un gobierno como el de Alberto Fernández, que es la esperanza de los trabajadores? Hay que tener sentido común”, ratificó.

Caló apuntó contra los que están "remarcando los precios a lo loco, mientras nosotros no tenemos posibilidad de discutir. En nuestra paritaria recién tenemos cláusula de revisión el 28 de noviembre”.

Sin embargo, ratificó la vocación del sindicalismo en hacer un esfuerzo para que haya un acuerdo social de precios y salarios. “Llamo a la reflexión de los empresarios para que dejen de remarcar, que colaboren con el nuevo gobierno”, afirmó en diálogo con el programa “Va de Vuelta”, por Radio Nacional. Y agregó: "Ayudémoslo, no le pongamos piedras en el camino. Démosle la oportunidad para que Alberto ponga en marcha este país que está totalmente parado”.

El jefe sindical se refirió a la realidad de los trabajadores de su sector y aclaró que el salario de convenio de un oficial metalúrgico es de 140 pesos la hora, es decir, lo que vale un kilo de pan. “Los precios van por el ascensor y los salarios por la escalera, decía Perón. Esto es lo que se está dando y no le conviene a nadie”, advirtió.

La cumbre del viernes

Este viernes, la CGT realizará un plenario de secretarios generales en su sede de la calle Azopardo, donde se comenzará a evaluar el clima interno para ir hacia una reunificación de la central obrera de cara al inicio de la gestión de Alberto Fernández, quien asistirá a la cumbre.

Acerca de ese cónclave, Antonio Caló cuestionó las dudas respecto del ofrecimiento salarial que finalmente realizará el mandatario electo, una vez asumido. “¿Por qué se dice que Alberto Fernández no va a hacer una oferta o que hará una oferta salarial menor a la inflación? Si todavía no sabemos nosotros. Tal vez la haga este viernes o no, tal vez sea más adelante. Veremos llegado el momento y aceptaremos o no", aseveró.

Alberto Fernández, en una reunión concretada antes de las PASO donde pudo aglutinar a los máximos referentes del movimiento obrero.
Alberto Fernández, en una reunión concretada antes de las PASO donde pudo aglutinar a los máximos referentes del movimiento obrero.

“Estos cuatro años, los únicos que hicimos el esfuerzo fuimos los trabajadores que fuimos perdiendo poder adquisitivo, colaborando porque creíamos en los brotes verdes y lo que llegó es la miseria. Ahora tiene que ser en conjunto. Si alguno cree que se va a salvar solo, estamos en mal camino”, agregó el líder metalúrgico.

Sobre lo que puede surgir de la reunión entre Alberto Fernández y la CGT de este viernes, Caló advirtió que se encuentro se espera con “mucha ansiedad”, aunque aclaró que un acuerdo social tiende a cerrarse en una “mesa bastante más chica” y que en ese marco se dirá que es “lo que conviene” al movimiento obrero.

Mientras se pone a punto la negociación sobre un futuro pacto social, las expectativas del mercado no son favorables para el sostenimiento del poder adquisitivo. De acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de octubre, elaborado por el Banco Central, el presidente electo Alberto Fernández deberá lidiar para 2020 con una inflación del 42,9%, y una nueva contracción de la economía, en este caso, del 1,7%. Ambos datos son peores respecto a las cifras difundidas en el anterior informe.

Para diciembre de 2019, las cifras del REM estiman la inflación nivel general en torno al 55,6% y calculan que no bajará del 4 por ciento al menos hasta enero del año que viene.

Seguí leyendo: