Julio De Vido (Foto: NA JUAN VARGAS)
Julio De Vido (Foto: NA JUAN VARGAS)

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido fue trasladado desde Marcos Paz a otra cárcel –la unidad 31 de Ezeiza– y desde allí tendrá hoy por videconferencia su indagatoria en el juicio oral por las presuntas irregularidades en la obra pública.

Desde que De Vido fue detenido, el 25 de octubre de 2017, estuvo alojado en la cárcel federal de Marcos Paz. Pero el 17 de octubre –día de la lealtad peronista–fue llevado a la unidad 31. Se trata de la cárcel de mujeres de Ezeiza pero donde también hay pabellones de hombres, entre ellos condenados por delitos de lesa humanidad.

También se instaló un pabellón con el programa de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad (IRIC), destinado a detenidos en casos de corrupción, crimen organizado y narcotráfico. “Es un lugar con más espacio y en el Servicio hay movimientos todo el tiempo. La 31 es una unidad de baja seguridad y los ex funcionarios pueden estar alojados ahí”, le dijo a Infobae una fuente del Ministerio de Justicia de la Nación, a cargo de las cárceles federales, sobre el trasladado de De Vido.

El ex funcionario es uno de los 13 acusados en el juicio oral por las presuntas irregularidades en la concesiٖón de la 52 obras públicas que durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner recibieron las empresas de Lázaro Báez para la provincia de Santa Cruz. La ex mandataria y electa vicepresidenta es otra de las acusadas en el caso.

El juicio comenzó en mayo pasado y atraviesa la etapa de las indagatorias de los acusados, que es la posibilidad de declarar o no. Mañana a las 9:30 horas será el turno de De Vido. La defensa del ex funcionario, a cargo de los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, adelantó que no va a declarar. El proceso se reanuda después de tres semanas sin audiencias. El receso ocurrió en el medio de las elecciones presidenciales en las que se impuso la fórmula del “Frente de Todos”, Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

De Vido no estará mañana en la audiencia en los tribunales de Comodoro Py. El trámite de la indagatoria se cumplirá por videconferencia desde la cárcel de Ezeiza. “La defensa pidió que no lo trasladen y el tribunal oral entendió que era innecesario, por un trámite de pocos minutos poner en marcha todo un traslado con lo que eso implica. Que la persona se levante muy temprano, hacer los trámites de salida y entrada, que espere en la alcaidía de los tribunales, volver a la cárcel, etc.”, le dijo a este medio una fuente judicial.

Así, desde la cárcel De Vido dará sus datos personales, le leerán sus derechos y los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Andrés Basso y Jorge Gorini le preguntarán si va a declarar o no. Y para que el trámite sea más corto la defensa también solicitó que no se lean las indagatorias que dio De Vido cuando se investigó el caso, lo que se hace en los juicios si la persona se niega a declarar. De todas formas, un acusado puede declarar en cualquier momento del juicio o todas las veces que quiera.

No es la primera vez que el ex ministro hace un trámite judicial por videconferencia. Con ese mecanismo declaró en indagatoria en causas como la de los cuadernos de la corrupción, odebrechet y la tragedia de Once. Por este último caso escuchó también desde la cárcel la condena a cinco años y ochos de prisión.

De Vido en una de sus videconferencias desde la cárcel de Marcos Paz
De Vido en una de sus videconferencias desde la cárcel de Marcos Paz

Después del trámite de la indagatoria de De Vido será el turno de Abel Fatala, ex subsecretario de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal. Fatala sí va a declarar y será el octavo de los 13 imputados.

El siguiente será Báez –en una fecha a confirmar– y la última Cristina Kirchner. Cuando sea el turno de la ex mandataria podría hacerlo ya como vicepresidenta en ejercicio.