La jueza Servini (Reuters)
La jueza Servini (Reuters)

La jueza electoral nacional, María Servini, ordenó que los resultados de las elecciones se comiencen a difundir una vez que esté escrutado el 10 por ciento de los votos de la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, los cuatro distritos más importantes del país.

La decisión, a la que accedió Infobae, fue tomada ayer antes las críticas al sistema de carga de datos de la empresa Smarmatic, la encargada del escrutinio provisorio que se hace el día de la elección.

Lo mismo había resuelto la magistrada para las elecciones PASO de agosto pasado ante un amparo que presentó el Frente de Todos, que tras ese comicio mantuvo las objeciones por los problemas que hubo en las internas.

“Teniendo en consideración la vigencia del planteo efectuado, y habida cuenta que el mismo sigue generando un particular interés no solo de la parte actora (NdA: Frente de Todos), sino también de los representantes de distintos partidos políticos, como asimismo de la opinión pública en general, en cuanto al escrutinio provisorio; particularmente con la cuestión referida a la carga y publicidad de los telegramas, es que corresponde hacer saber a la Dirección Nacional Electoral; al Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación; al Correo Oficial de la República Argentina; y a la Empresa Smartmatic, que deberán comenzar a publicar los resultados del escrutinio provisorio, una vez que se encuentren cargados el diez por ciento (10%) de los resultados de las mesas escrutadas de los distritos electorales de Capital Federal, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe”, resolvió Servini.

La jueza explicó que esas cuatro provincias “concentran el mayor número de electores del país (aproximadamente el 62%)” y que la ciudad y la provincia de Buenos Aires también eligen cargos locales, como jefe de Gobierno y gobernador.

La resolución no establece un horario de difusión pero se estima que será rápido porque respecto a las PASO hay menos boletas en el cuarto oscuro. “Lo que supone una carga mas agilizada de los resultados obtenidos por las fuerzas políticas participantes”, señaló la magistrada.

El simulacro de envío de telegramas que se hizo antes de las PASO
El simulacro de envío de telegramas que se hizo antes de las PASO

Antes de las PASO, el Frente de Todos presentó un amparo para suspender el escrutinio provisorio porque el sistema de la empresa Smartmatic no era seguro, tenía fallas en la transmisión que podía afectar la información pública de los resultados ya que se podían cargar primero los distritos que favorecían al gobierno nacional y así crear una sensación de triunfo. La jueza Servini designó veedores judiciales para controlar el proceso de la carga de los datos y ordenó que se den los resultados una vez que esté escrutado el 10 por ciento de Capital Federal, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe

El día de la elección hubo problemas. Se cayó la red que tenían los fiscales de los partidos por lo que no podían ver la carga de los datos, que de todas formas seguía recibiendo la información. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, había dicho que los primeros resultados iban a estar a las 21 pero se conocieron a las 22:30.

Luego los veedores presentaron un informe en el que señalaron que “el recuento provisional de resultados funcionó de forma totalmente defectuosa” y que se debían hacer mejores. Los especialistas también señalaron que la transmisión de los telegramas des los colegios al centro de cómputos “funcionó adecuadamente y en forma segura”.

El 21 de septiembre y el 5 de octubre se hicieron simulacros de escrutinio provisorio y los veedores concluyeron que no deberían repetirse los problemas de las PASO y que no se debía hacer ninguna modificación "para evitar cualquier desajuste al funcionamiento logrado”. Además, la empresa Smarmatic entregó software y su sistema de verificación, aunque no les fue dado a los partidos políticos.

“A los fines de dar certidumbre sobre el funcionamiento del sistema de recuento provisorio a llevarse a cabo el próximo domingo 27 de octubre, corresponde adoptar medidas que permitan llevar tranquilidad a los distintos actores del proceso electoral a efectos de verificar el desarrollo de las tareas concernientes a la transmisión de datos y a la transformación de imágenes para la posterior carga en el sistema de recuento de votos”, señaló ayer la jueza Servini antes las elecciones de hoy.

Además de ordenar que los datos se comiencen a dar con el 10 por ciento escrutado de los cuatro distritos más importantes, la jueza electoral mantuvo a los veedores, ordenó que las autoridades a cargo de los centros de cómputos -uno en Barracas y otro en Monte Grande- deberán “labrar las actas pertinentes frente a todos aquellos eventos no previstos que sucedan durante la jornada del 27 de octubre, con la presencia e intervención de todas las agrupaciones políticas participantes” y dispuso que los fiscales informáticos de los partidos políticos tengan equipos informáticos especiales con acceso a las imágenes de los telegramas que se transmiten desde los colegios.

La jueza, por último, y para evitar lo ocurrido en las PASO, les pidió a las autoridades de los centros de cómputos que “deberán arbitrar todas las medidas necesarias a los fines de que los mentados fiscales puedan desenvolver sus actividades dentro del marco de sus competencias y sin que se vean interrumpidos o impedidos de realizar su labor de manera correcta dentro del marco de colaboración, contribución, tolerancia recíproca entre los distintos actores intervinientes y respeto que debe darse en el contexto del próximo evento democrático”.