Segundo debate presidencial anoche en la Facultad de Derecho de la UBA
Segundo debate presidencial anoche en la Facultad de Derecho de la UBA

Un estudio de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que midió en tiempo real la reacción anoche de los votantes en distintos focus group durante el segundo debate presidencial identificó las frases de cada uno de los candidatos presidenciales que tuvieron, en promedio, el mayor impacto positivo sobre los votantes estudiados.

La investigación -inédita en el país- estuvo a cargo del Observatorio Pulsar, un centro de investigación integrado por profesionales de las carreras de Derecho y de Ciencias Políticas de esa casa de estudios, que buscó evaluar cómo impactan los debates presidenciales en la gente que los está mirando y cómo podría cambia su intención de voto en función de los mismos.

Lo hizo a través de una aplicación que le permitió a nueve focus group seleccionados demográficamente y en función de cómo votaron en la PASO, registrar sus emociones y percepciones sobre las intervenciones de cada candidato mientras veían por televisión el debate presidencial en la Facultad de Derecho. La prueba se realizó en distintos salones de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, en simultáneo al encuentro de los aspirantes a la Casa Rosada. Esta mañana, el Observatorio Pulsar dio a conocer los primeros resultados.

Así, surge que la frase de Mauricio Macri con mayor impacto positivo fue “Convirtieron a la Justicia en una puerta giratoria”. Este fue uno de los ejes de su discurso durante la campaña y del debate de anoche, vinculado a la inseguridad y la política “garantista” durante el kirchnerismo por la cual, según el Presidente, se “privilegiaron los derechos de los delincuentes por sobre las víctimas” de delitos.


Esa frase Macri la dijo en el cierre de las exposiciones sobre el bloque temático “Seguridad”, mientras Alberto Fernández lo miraba fijo. Fue uno en los segmentos en el que el candidato del Frente de Todos – que había hablado antes en el orden de exposiciones- estuvo menos contundente, según distintas evaluaciones que recogió Infobae entre integrantes de esa agrupación que estaban en el salón de actos donde se desarrolló el debate. Fernández había argumentado que hacía 35 años que enseñaba derecho penal en esa casa de estudios y que era el único abogado de los seis candidatos, para luego vincular la inseguridad “directamente con el aumento de la desigualdad”.

En tanto, la expresión de Fernández con mayor repercusión positiva estuvo relacionada con la precarización laboral a partir del aumento del desempleo, una de las principales críticas del candidato del Frente de Todos a la actual gestión, potenciada por lo ingenioso del neologismo que utilizó: “Los emprendedores son monotributistas que suben a una bicicleta y reparten pizza. El Presidente uberizó la economía.

Macri la escuchó mirando hacia delante y sin ocultar cierto gesto de fastidio. Hace poco se conocieron las cifra de desocupación del INDEC que arrojaron que subió al 10.6% a nivel nacional en el segundo trimestre del año.

Previsiblemente, la frase de Nicolás del Caño que fue mejor valorada también estuvo vinculada a la situación del empleo y la clase trabajadora: Lo escucho a Macri y confirmo que jamás va a poder entender lo que sufre una familia trabajadora cuando se queda sin empleo”.

En tanto, la intervención de Roberto Lavagna de impacto más positivo entre los votantes de la prueba no fue, como podría preverse, una vinculada a la economía, sino a la violencia de género y los femicidios, una cuestión que atraviesa fuertemente a la sociedad y que adquirió mucha más visibilidad en los últimos años: “En el caso de los delitos de género, el que los comete es un delincuente y le tiene que caer todo el peso de la ley.

El candidato de Consenso Federal eligió poner el foco en ese eje en el primer bloque sobre “Seguridad”, luego de decir que “no se trata de gatillo fácil ni de mano dura, pero tampoco de una mano fofa”.

Según el estudio de la UBA, la expresión de Juan José Gómez Centurión más apreciada por la muestra de votantes fue cuando dijo, en línea con uno de los ejes de sus exposiciones de anoche sobre su postura de inflexibilidad ante la corrupción: “Los funcionarios corruptos tienen que estar inhabilitados de por vida”.

La dijo en el marco de una de sus intervenciones más duras en el bloque sobre “Federalismo y Calidad Institucional”, en la que aludió a Cristina Kirchner -sin nombrarla- como “un paradigma de la corrupción”, con “ocho procesamientos” (en realidad, tiene más de una decena), que estuvo al frente de una “kleptocracia”. Se refirió también a Miguel Pichetto, compañero de fórmula de Macri, como el que “la protegió con sus fueros”.

Finalmente, la frase dirigida a Macri de José Luis Espert durante el minuto final de cierre de los candidatos se ubicó entre sus intervenciones de mayor impacto positivo: “Ahora grita ‘sí, se puede’, pero en cuatro años no pudo, no supo, no quiso”. Fue la réplica a la aseveración del Presidente de la arenga a “dar vuelta la elección y la historia argentina” y asegurar que la Argentina “está mejor parada para lo que se viene”.

Cómo se midió el impacto

Antes de comenzar el debate, cada uno de los 12 participantes de los 9 focus group recibió un dispositivo con una aplicación para realizar su evaluación personal en tiempo real. La aplicación consiste en un slider continuo de arriba hacia abajo con referencias visuales que facilitan su comprensión. El eje de partida de la aplicación comienza en un punto medio “0”. Si lo que está diciendo el candidato “A” le gustaba, el elector podía correr el eje hacia arriba, si le disgustaba , lo podía mover hacia abajo. Así, cada uno de los participantes fue proporcionando información, segundo a segundo, sobre cómo evaluaban el desempeño de los candidatos. La aplicación transmitía la reacción inmediata de cada participante a una base de registro que tenían los investigadores.

Gráfico que muestra el impacto positivo y negativo (el eje 0 es neutro). Los amarillos son votantes de Juntos por el Cambio. Los azules del Frente de Todos.
Gráfico que muestra el impacto positivo y negativo (el eje 0 es neutro). Los amarillos son votantes de Juntos por el Cambio. Los azules del Frente de Todos.

“Si se mira el gráfico de la serie temporal se observa que en las frases de Macri con picos de impacto positivo entre sus votantes, generan a su vez pico de reacción negativa entre los de Fernández, por lo que la polarización se representó a la perfección. Hay un antagonismo excluyente entre los votantes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio”, le explicó a Infobae Augusto Reina, el politólogo a cargo del estudio.

Seguí leyendo: