Absolvieron a Ricardo Echegaray en una causa por violación del secreto fiscal iniciada por Alfonso Prat Gay

El TOF 4 absolvió al ex titular de la AFIP. Echegaray dijo a Infobae que ahora demandará a Prat Gay

Echegaray junto a sus abogados durante la lectura del veredicto
Echegaray junto a sus abogados durante la lectura del veredicto

Ricardo Echegaray fue absuelto hoy del primer juicio oral al que se enfrentó. Junto al ex titular de la AFIP durante el kirchnerismo, también fueron absueltos dos ex funcionarios, Horacio Curien y Pedro Roveda. Se trata de una causa por una falsa denuncia con información fiscal que era secreta que inició el ex ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay. El economista había pedido una condena para Echegaray de doce años de cárcel. La fiscalía, dos años.

Ahora, con su absolución, Echegaray pedirá una indemnización por daños y perjuicios a Prat Gay. Este expediente le valió a Echegaray su salida en agosto de 2016 como titular de la Auditoría General de la Nación, luego de su salida de la AFIP en diciembre de 2015. En ese momento, la diputada Elisa Carrió y la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso hablaban de Echegaray como un “intocable” para la Justicia.

La lectura del veredicto en el primer juicio a Echegaray tuvo lugar en el subsuelo de Comodoro Py, donde se llevaron adelante las audiencias que comenzaron en mayo pasado. El ex ministro de Hacienda, que había asistido inicialmente al debate, hoy no estuvo en la sala para escuchar el veredicto.

Apenas el presidente del Tribunal Oral Federal 4 Néstor Costabel dijo la palabra “absolver”, entre el público hubo aplausos. El magistrado pidió silencio. Los otros dos ex funcionarios también recibieron la noticia de su absolución. El juez citó para el 8 de noviembre a conocer los fundamentos de la resolución.

Gabriela López Iñiguez, Néstor Costabel y Daniel Obligado, integrantes del TOF que juzgó a Echegaray
Gabriela López Iñiguez, Néstor Costabel y Daniel Obligado, integrantes del TOF que juzgó a Echegaray

Los acusados y los abogados se levantaron de sus asientos. Echegaray caminó hacia atrás, donde estaban los que habían aplaudido. “Al fin te veo emocionarte”, le dijo uno. El hijo de Echegaray estaba entre el grupo y esperaba para darle un abrazo.

El abogado León Arslanián, defensor del ex funcionario, se retiró de la sala contento. “Ricardo, querido, un gustazo”, le dijo. Un momento antes, Arslanián había dicho a Infobae que “no hubo nunca una conducta dolosa”, que el juicio oral permitió demostrarlo a diferencia de lo que se hizo en instrucción y rechazó que este veredicto pudiera leerse en clave política. “Lo que era imposible es que este caso hubiera llegado a juicio”, dijo.

Terminó una parte del proceso de persecución que se hizo a través de la Justicia y que impulsó el sistema financiero de las off shore –dijo Echegaray a Infobae–. Pero claramente esta causa se armó para sacarme de la Auditoría General de la Nación, el lugar donde se debía controlar este gobierno”.

Echegaray anunció que ahora impulsará una demanda civil por daños contra Prat Gay. “Voy a reclamar el daño que me causó", dijo. También incluyó en “la fuerte persecución" al fiscal Carlos Stornell”, el fiscal de instrucción.

Insistió en defender la denuncia que hizo durante el kirchnerismo para analizar las más de 4 mil cuentas del HSBC detectadas en Ginebra sin declarar. “Acá se probó que los 68 millones de dólares que formaron parte de las cuentas detectadas de Fortabat, que administraba Prat Gay, no pudieron ser validados como declarados en Ginebra (Suiza). Después se recurrió a un mecanismo con Alberto Abad y Prat Gay para concretar un fraude procesal en el fuero penal económico. Quedó todo acreditado que nunca estuvieron declaradas esas cuentas ante la AFIP", afirmó.

Todos los que evadieron y fugaron están paseando por la Quinta Avenida y Champs-Élysées. Y nosotros fuimos juzgados por el Estado argentino. Fue armado. Una persecución política donde destruyeron el Estado de derecho a partir del 2015”, agregó Echegaray en diálogo con este medio al conocer su absolución.

El ex titular de la AFIP llegó a juicio acusado de utilizar información fiscal confidencial para denunciar penalmente en 2014 a Prat-Gay. La instrucción del caso estuvo en manos del juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli. Bonadio sobreseyó pero la Cámara Federal lo revocó. Puntualmente la acusación al ex ministro de formar parte de una asociación ilícita que evadió impuestos a través de dos cuentas bancarias en Suiza de la familia de la fallecida empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, a quien Prat-Gay le administró las finanzas.

Esta no es la única causa que enfrenta Echegaray. Está sentado en el banquillo junto a los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa por los 8 mil millones de pesos por el impuesto a los combustibles. El ex titular de la AFIP tiene otro juicio en espera por una contratación presuntamente irregular de un servicio de limpieza.

En instrucción, el juez Ariel Lijo lo procesó en la causa "Ciccone 2″. El juez Sebastián Casanello lo procesó por negociaciones incompatibles con la función pública. El mismo juez lo había procesado en la causa por la ruta del dinero K, pero la Cámara Federal revocó esa decisión y le ordenó seguir profundizando.


Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS