El presidente Mauricio Macri vivió una situación particular este jueves en Jujuy, donde encabezó un acto en el que se inauguraron las obras de renovación del aeropuerto.

Luego de escuchar al presidente de AA2000, Martín Eurnekian, y al gobernador local, Gerardo Morales, el jefe de Estado tomó la palabra para celebrar el desarrollo del turismo en la provincia norteña y hacer un balance del momento que atraviesa del país.

Luego de esbozar una autocrítica y de reconocer que todavía muchos argentinos no vieron en sus bolsillos los frutos de su gestión, el Presidente aseguró: "Los escucho, los escucho". Casi a la par comenzó a sonar el ringtone de su celular.

"Perdón", se excusó el mandatario. Agarró el aparato y lo silenció. "Generalmente, no lo tengo prendido", se defendió entre las risas de los presentes.

Finalmente, el jefe de Estado redondeó la idea y aseguró que se hace cargo de los problemas económicos que atraviesa el país y en virtud de ello está trabajando para disminuir la incertidumbre que se generó en las últimas semanas.

No fue el único detalle ligado a las comunicaciones que tuvo el acto. En el inicio, el gobernador Morales se distrajo durante algunos segundos  con su teléfono móvil; cuestiones de la modernidad.

Gerardo Morales mira el celular en pleno acto de inauguración del nuevo aeropuerto
Gerardo Morales mira el celular en pleno acto de inauguración del nuevo aeropuerto