Sanatorio La Trinidad, integrante de ADECRA
Sanatorio La Trinidad, integrante de ADECRA

El grupo de entidades que nuclea a más del 90% de los prestadores de servicios de salud entregaron este viernes un reclamo formal ante las autoridades de Ministerio de Producción y Trabajo en el que denunciaron el estado "catastrófico" del sector tras la última devaluación, agravado por la creciente inflación.

Ante esta situación, plantearon la imposibilidad de pagar el bono de $5.000 para todos los trabajadores anunciado por el gobierno nacional y pidieron sentarse a negociar inmediatamente con los sindicatos el ajuste de la paritaria que estaba pactado para febrero. A su vez, proponen que el Estado intervenga a través de algún tipo de beneficio impositivo para evitar el quiebre "masivo" de empresas del sector.

Según explicó a Infobae, el presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA), Jorge Cherro, los prestadores que firmaron el reclamo "atienden a 2 de cada 3 argentinos" porque además de ser proveedores de las prepagas, también brindan servicio al PAMI y a las obras sociales sindicales y provinciales.

"Nosotros salimos muy mal parados con las dos devaluaciones del 2018 y la devaluación post PASO fue el tiro de gracia para el sector. Nuestros ingresos están literalmente pulverizados por el combo devaluación-inflación", detalló Cherro.

Sanatorio de Los Arcos, integrante de ADECRA
Sanatorio de Los Arcos, integrante de ADECRA

En el documento señalaron que los prestadores médicos privados tienen una "inflación de costos que es siempre superior a la inflación general" debido a que los gastos de atención médica en las instituciones privadas de salud se conforman fundamentalmente de recursos humanos (de calificación alta y media), insumos médicos (con un fuerte componente importado) e inversiones con un alto costo financiero.

Por eso, ante las devaluaciones y la presión salarial, "los prestadores médicos privados entran en crisis" ya que tienen los "precios cuasi-regulados debido a que las obras sociales y las empresas de medicina prepaga, que son las que compran sus servicios, deciden unilateralmente cuáles serán los ajustes de precios que otorgaran".

En esa línea, Cherro advirtió que como la situación no puede solucionarse por el lado de los precios, únicamente se deberá resolver por el de los gastos.

"Si esto sigue así se van a producir procedimientos preventivos de crisis masivos, que a su vez permiten despidos y suspensiones de personal o incluso podrían derivar en el cierre de establecimientos", advirtió Cherro.

Sanatorio Otamendi, integrante de ADECRA
Sanatorio Otamendi, integrante de ADECRA

Finalmente, el documento subraya que la crisis de los prestadores médicos afectarán a todo el sistema de salud porque aun cuando los recursos tengan origen público o de seguridad social, los que atienden a los pacientes son los prestadores médicos privados.

"Tenemos una estructura de costos y ciclo de pago que no tolera situación de devaluación, inflación y altas tasas de interés de manera indefinida", concluyeron.

Además de ADECRA, firmaron el documento representantes de la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (CEDIM), la Confederación Argentina de clínicas Sanatorios y Hospitales Privados (CONFECLISA), la Cámara de Entidades Prestadoras de Salud (CEPSAL), la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (CADIME), la Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos (AAEG) y la Cámara Argentina de Clínicas y Establecimientos Psiquiatricos (CACEP).

Seguí leyendo: