En línea con las expresiones de Alberto Fernández, Hebe de Bonafini abogó por el fin de los reclamos en las calles y pidió terminar con la protesta de grupos piqueteros y de izquierda frente al Ministerio de Desarrollo Social. Pero lo hizo fiel a su estilo, lejos del discurso moderado del candidato a presidente del Frente de Todos.

En ese sentido, la presidente de Madres de Plaza de Mayo apuntó contra Néstor Pitrola y Nicolás del Caño, a quienes acusó de "hablar mucho en televisión" y de evitar poner el cuerpo en las calles. También afirmó que las agrupaciones de esos dirigentes trabajan para "romper todo" y  tratar de "no llegar a las elecciones". Los cuestionamientos también incluyeron supuestos desmanejos con el dinero estatal destinado a los más necesitados.

"Basta de que estos señores saquen a la gente a la calle, y también quiero ver cómo se reparte la plata. Ellos no quieren que lleguemos a las elecciones, quieren romper todo ahora, quieren terminar todo ahora", lanzó Bonafini en una parte de su habitual discurso de los jueves en la Plaza de Mayo.

Néstor Pitrola y Nicolás del Caño, los apuntados por Hebe de Bonafini
Néstor Pitrola y Nicolás del Caño, los apuntados por Hebe de Bonafini

Y luego hizo nombres propios: "Tenemos que hacer mucha fuerza para que no esté la gente en la calle. Porque en la calle a los Pitrola y a los Del Caño nunca los llevan presos ni les pegan. ¿Por qué no van adelante ellos? No es como cuando nos pegaban a las Madres, que nos llevaban a toda la comisión primero".

Acto seguido, Bonafini pidió levantar las protestas frente a Desarrollo Social y llevarlas frente a la gobernación bonaerense. "¿Por qué no le hacen un buen piquete a la Vidal? No la dejen salir de donde está, pongan los huevos ahí, compañeros, ya que son tan valientes. Vayan a hacerle quilombo a la Vidal", desafió.

Finalmente, la dirigente planteó que el dinero contemplado en la ley de emergencia alimentaria vaya de manera directa "a los que pasan hambre" en lugar de a los "capistotes de estos movimientos, porque nunca se sabe dónde va a parar".

SEGUÍ LEYENDO: