El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, visitó en la tarde del martes la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y fue recibido por su presidente, Monseñor Oscar Ojea.

También estuvieron presentes el Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, y el Cardenal Primado de la Argentina y Monseñor Carlos Malfa, mientras que Fernández estuvo acompañado de su jefe de campaña, Santiago Cafiero.

En un comunicado emitido después del encuentro, el organismo permanente de la Iglesia Católica indicó que ambas partes intercambiaron opiniones sobre "la delicada situación económica y social que afecta a todos los argentinos". "Es necesario que en este tiempo se trate de cuidar el bien común privilegiando a los pobres, que son los que más sufren", agrega el documento.

El comunicado emitido por la CEA
El comunicado emitido por la CEA

A su vez, los representantes de la Iglesia Católica le dijeron al candidato a presidente que en el país se necesita "un diálogo eficaz y del cual participen todos los sectores" para que favorezca a encontrar "soluciones al momento difícil que se está viviendo".

La próxima reunión formal anunciada por Fernández tendrá lugar el jueves, cuando viaje a la provincia de Mendoza para apuntalar su candidatura. Allí pasará 48 horas.  El jueves próximo estará en el norte de la provincia mientras que el viernes 23 recorrerá el sur, con foco en la ciudad de San Rafael.

En ese distrito, donde el gobernador Alfredo Cornejo acaba de hacer un intento por despegar del Gobierno nacional, la fórmula Fernández-Fernández se impuso por 440.000 votos contra los 406.000 de Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto.

Además, Fernández viajaría a Córdoba la próxima semana con el objetivo de al menos reducir la diferencia de 18 puntos que la fórmula compuesta por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto le sacó en el distrito mediterráneo.

El candidato reveló en una entrevista que el lunes mantuvo una conversación telefónica con el gobernador de la provincia, Juan Schiaretti. No obstante, el mandatario continúa firme en su postura de no expresar su apoyo a ninguno de los dos candidatos y darle libertad de acción a los intendentes y legisladores parte de su espacio, hacemos por Córdoba.

La mayoría de ellos decidió impulsar la boleta corta de diputados nacionales de Hacemos por Córdoba pegada a la fórmula Fernández-Fernández.

Seguí leyendo: