En Rosario Alberto Fernández firmó un compromiso federal con los gobernadores del PJ
En Rosario Alberto Fernández firmó un compromiso federal con los gobernadores del PJ

Mientras el gobierno nacional convocó a los gobernadores de las provincias petroleras a una reunión este martes por la tarde, los gobernadores del PJ y algunos no oficialistas empezaron a intercambiar frenéticos mensajes que terminaron en la decisión de reunirse el próximo miércoles a las 11 en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). El objetivo es analizar el impacto de los cambios en Ganancias y Monotributo sobre sus respectivos presupuestos y hasta podrían plasmar su rechazo en un mensaje conjunto. Algunos amenazan con ir a la Justicia.

Además de los mandatarios alineados en el Frente de Todos con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández, varios de los mandatarios, entre ellos el tucumano Juan Manzur, estaban invitando a Omar Gutiérrez (de Neuquén), a Hugo Passalacqua (de Misiones) y a Miguel Lifschitz (de Santa Fe), quienes habrían confirmado su asistencia. También se intenta sumar al salteño Juan Manuel Urtubey y al cordobés Juan Schiaretti, uno de los primeros en señalar que el presidente Mauricio Macri hacía pagar el costo fiscal de sus anuncios a los gobernadores.

Apenas conocidas las primeras medidas, los equipos técnicos de los ministros de Economía de las provincias que participan del Comisión Federal de Impuestos, el otro CFI, elaboraron un informe según el cual la devolución de Ganancias y la bonificación del Monotributo en septiembre implicaría que el costo de las medidas económicas en impuestos coparticipables y asignación específica alcance $ 51.800 millones que corresponden a las provincias, además de ATN, AFIP, Nación y Seguridad Social. De ese total, $25.654 millones se les restarían de la coparticipación a las provincias y a la ciudad de Buenos Aires. Ganancias, indicaron, se coparticipa en un 100% mientras que la distribución del Monotributo corresponde 30% a las provincias y el resto a Anses. En ese marco contabilizaron las pérdidas en: -6045 millones para Buenos Aires; -2535 millones para Santa Fe; -2518 millones para Córdoba; -1665 millones para la Ciudad de Buenos Aires, -1373 millones para Chaco; -1310 millones para Tucumán; -1344 millones para Entre Ríos; -1148 millones para Mendoza y -1137 millones para Santiago del Estero. El resto de las provincias dejarían de recibir entre $ 340 y $ 900 millones cada una lo que en el caso de Catamarca, por ejemplo, equivale a un mes de sueldos.

Además de la cita entre los gobernadores en la mañana del miércoles, los responsables de las cuentas provinciales volverán a reunirse en paralelo en la Comisión de Impuestos, donde incluso hay un representante del gobierno nacional. En este caso analizarán el impacto de la devolución del IVA en sus presupuestos. A diferencia de la reunión de gobernadores, en este encuentro sí estarían presentes todos los ministros, incluso los de las provincias que gobierna Cambiemos (Mendoza, Jujuy, Corrientes, CABA y Buenos Aires), ya que las reuniones se organizan en forma ordinaria más allá de la coyuntura política.

Cita de Fernández con gobernadores

El sábado Alberto Fernández recibió en su departamento a Gerardo Zamora (@alferdez)
El sábado Alberto Fernández recibió en su departamento a Gerardo Zamora (@alferdez)

La semana pasada, tras el impacto en los mercados y el acuse de recibo de la derrota en el Gobierno nacional, el candidato más votado, Alberto Fernández, recibió en su oficina de la calle México a varios gobernadores. El primero fue el sanjuanino Sergio Uñac, después el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti, y finalmente la catamarqueña Lucía Corpacci. También estuvo Jorge Capitanich, que tras ser el más votado como candidato a senador nacional por el Frente de Todos se perfila con grandes chances de ser electo gobernador en octubre para lo cual debería renunciar a la primera postulación. El sábado quien viajó a Buenos Aires fue Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, quien visitó a Fernández en su departamento de Puerto Madero.

En todos los casos transmitieron al candidato opositor su malestar. Fue después de algunas de esas reuniones cuando Fernández hizo público su rechazo a la forma en que se plantearon los anuncios. "No estoy en contra de la devolución del IVA. Lo que digo es que no puede ser universal", señaló el ex jefe de gabinete que incluyó esa propuesta en su plataforma para aquellas personas que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), pensiones por discapacidad y jubilaciones mínimas. De todos modos, aunque conversó con los gobernadores peronistas sobre el encuentro del miércoles, no será de la partida: prometió a Macri no hacer movidas políticas que pudieran generar más "ruido" en los mercados.

"No nos oponemos a las medidas", aclaró un gobernador a Infobae, al tiempo que exigió al gobierno de Macri que no le quite recursos a las provincias con el argumento de que ya han sido incluidos en sus respectivos presupuestos. Y advirtió: "No se quiere equilibrar con el sector agroexportador que está recibiendo una transferencia enorme porque creen que con el apoyo de ese sector pueden entrar al balotaje".

En el caso de las provincias petroleras (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Mendoza y Salta) fue Omar Gutiérrez el que lideró la réplica para intentar frenar el decreto que pone un cepo a los combustibles por 90 días. La regalías también preocupan al rionegrino Alberto Weretilneck, con perfil provincial propio pero de muy buen diálogo con Miguel Ángel Pichetto y la Casa Rosada. "Vamos a escuchar", le respondió a Infobae sobre la reunión del martes con el ministro Rogelio Frigerio y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

En el detrás de escena, señalaron a este medio, hubo varios llamados a ministros provinciales desde los despachos de Hacienda, aunque la duda es qué sucederá con lo conversado ya que fueron realizados antes de la renuncia de Nicolás Dujovne. Los sondearon para preguntarles cómo veían las medidas y la quita en las regalías en el caso de las petroleras y si aceptarían fondos sojeros nuevamente.

Uno de los gobernadores con los que conversó este medio se mostró muy molesto: "Rompieron todo y ahora quieren destruir a las provincias". Y anticipó que varios de ellos podrían ir a la Justicia con recursos de amparo contra las medidas.

Seguí leyendo: