Mauricio Macri y María Eugenia Vidal volvieron a mostrarse juntos, esta vez por Bahía Blanca, la estratégica ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires que es gobernada por el periodista Héctor Gay, que llegó a la política de la mano de Francisco de Narváez y va por la reelección.

Gay está bien posicionado en las encuestas, pero aún mejor es la imagen de Vidal y Macri entre el electorado de la ciudad y -en general- la sexta sección electoral, por el despegue que tuvo el campo y las inversiones en el área de energía renovable y en la industria de insumos agrícola, que colocaron a la región en una de las zonas de mayor crecimiento en la provincia de Buenos Aires.

Macri y Vidal recorrieron un centro de entrenamiento de élite para la práctica del básquet, de 7500 m2, realizado en Bahía Blanca por Juan Ignacio "Pepe" Sánchez, ex base de la Generación Dorada. Se trata de una infraestructura de última generación que llevó cinco años y fue financiada por la filial local de la empresa norteamericana Dow Chemical.

Allí se sacaron una foto con la selección argentina de básquet, que está entrenando en el predio para competir en los Juegos Panamericanos de Lima y la Copa del Mundo de China, y no solo con Gay sino también con el candidato del Frente de Todos, Federico Susbielles, un peronista moderado, y vinculado al mundo del básquet.

Trascendió que el centro de entrenamiento cuenta con departamentos para 30 jugadores, oficinas, gimnasio, comedor, salas de video, rooms para entrenadores, vestuarios y espacios de arte y creatividad para jugadores, además de consultorios para médicos y capacitaciones.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, Macri y Vidal se trasladaron a Pehuen Co, donde fueron recibidos por Marcelo Mindlin para inaugurar un nuevo parque eólico de Pampa Energía 3, que sumará 53 MW a la red troncal, lo que lleva a 206 MW el aporte de energía renovable de Pampa Energía.

Vidal está acompañada por el vicegobernador Daniel Salvador y el ministro de Obras Públicas Roberto Gigante, que una vez que se produzca el regreso de Macri a la Ciudad de Buenos Aires irán al Partidor Piñeyro, que es el sistema de compuertas que reducirá el riesgo de inundación que arrasó con Epecuén en 1985 y es considerada la obra de infraestructura más importante del sudeste.