Matías Lammens llega al colegio del que egresó hace 21 años, el Nacional de Buenos Aires, acompañado por dos asesoras. Se lo ve contento y entusiasmado con su flamante candidatura. Entramos a un aula y nos sentamos en unos bancos. Le pregunto: "¿Te preparaste para esta entrevista?". Me responde: "¡Mucho! ¡Estoy sin dormir!". De repente, suena el timbre del recreo. Le consulto si piensa que zafó de la entrevista. Ríe y me dice que puede ser. Le recuerdo que esta sección se llama justamente Políticos en el recreo. Así que vamos al patio, pero no a jugar, sino a comenzar con la entrevista.

-Teniendo en cuenta que hay porteños que todavía no te conocen, te invito a mi nuevo programa: "¿Quién sos, Matías Lammens?"

-(Risas) Arranquemos.

-Para presidente en 2015, ¿votaste a…?

-En primera vuelta no me acuerdo, en el ballotage a Scioli.

-¡Qué mala memoria tenés si no te acordás!

-No recuerdo. Pero a Macri seguro que no.

-Para jefe de Gobierno en 2015, ¿votaste a…?

-A Martín Losteau. Yo coincidía mucho con la visión que tenía Martín de la ciudad. Después bueno, él se fue alejando.

-Fijate si no está sonando el teléfono que te debe estar llamando Mariano Recalde para putearte.

-(Risas).

-Despenalización y legalización del aborto, ¿a favor o en contra?

-Absolutamente a favor.

-Tenés un gran parecido con Marcelo Tinelli y él te lleva veinte años. ¿Cómo sabemos que no sos hijo de Tinelli?

-Yo ya estoy empezando a dudar, la verdad.

-Alguna vez, con alguna copa demás, ¿le dijiste papá?

-No, todavía no.

-¿Dios existe?

-Soy agnóstico. Desconozco si existe o no. Yo perdí a mi viejo cuando era muy chico, cuando tenía siete años, y a veces me gusta pensar que hay otra vida, que hay algo.

-¿Puteada favorita?

-¡Pero la concha de la lora!

-Pasemos ahora a Lammens for kids. Te hago una pregunta y tenés que responderla como si le estuvieras hablando a niñitos y niñitas de seis años. ¿Por qué querés ser jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?

-¡Hola chicos! Me gustaría ser jefe de Gobierno porque me duele mucho que haya chicos que se quedan sin escuela. Tener la posibilidad de estudiar, de ir a un colegio, es muy importante. Y en una ciudad que tiene muchísima plata como Buenos Aires, eso no está asegurado para todos. Esa es una de las cosas por las cuales quiero ser jefe de Gobierno.

-¿Cuáles son las peores áreas de gestión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta?

-Lo primero que veo es que es una gestión que no empatiza con la gente. Una gestión que ante la crisis económica gravísima que vive el país, no actúa. Por ejemplo, en estos días hizo mucho frío y hubo gente que durmió en la calle. Hasta incluso un vecino murió de frío. Eso tiene que ver con la falta de empatía.

-¿Cuáles son tus tres principales propuestas de gobierno?

-Crear un área que piense en el desarrollo económico de la ciudad, que sea generadora de empleo; crear una agencia de ciencia y técnica que ayude a las Pymes; en la Ciudad de Buenos Aires cierran Pymes todos los días. Tercero, el Estado tiene que tener una política con la vivienda. Casi el 50% de los porteños es inquilino.

-Ya que sos el presidente de San Lorenzo, te pido que me des algunas definiciones en términos futbolísticos. Arranquemos por Cristina Fernández de Kirchner.

-Una zaguera central, a veces con exceso de temperamento y que se puede ganar alguna roja.

-Mauricio Macri.

-Un lateral derecho con poca proyección que sólo cuida su porción de la cancha.

-El acuerdo con el FMI.

-Un gol en contra.

-Venís de visitar al ex presidente uruguayo "Pepe" Mujica, pasemos a algunas definicios de política exterior. ¿Cuál es tu opinión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro?

-Me parece un peligro, que el presidente sea un tipo como Bolsonaro a mí me asusta y me preocupa.

-¿Qué pensás de Nicolás Maduro?

-Es imposible cuando hay una emigración de casi cinco millones de personas, defender algunas de las cosas que pasan en Venezuela. Es un proceso que vivo con muchísima preocupación y me parece que la comunidad internacional tiene que tomar alguna medida al respecto.

-Pasemos ahora a La pregunta gif. Te hago una pregunta y vos únicamente me podés responder con gifs. En septiembre de 2018 dijiste que estabas construyendo "una alternativa a Macri, que no sea volver al pasado". Pero ahora vas dentro de un gran frente opositor en la Ciudad de Buenos Aires que también incluye al kirchnerismo. ¿Cambió el pasado o cambiaste vos?

-(Risas) ¿Con un gif tengo que responder eso? ¡Imposible!

-¡Te quiero ver ahora, Lammens! ¿Tenés tu respuesta?

-¿Qué querés decir con esto?

-Que lo que cambió fueron las circunstancias. Es imposible de obviar lo que sucedió con Cristina Kirchner. El hecho de que haya dado un paso al costado y que el que haya sido elegido como candidato sea Alberto Fernández, que es alguien que criticó durante muchos años el final del kirchnerismo, me parece que es un síntoma de apertura importante y que nos invita a todos a participar de un lugar donde mucha gente que no viene del kirchnerismo, como en mi caso, pueda integrar un gran frente que pueda incluir al kirchnerismo para expresar otra cosa.

SEGUÍ LEYENDO: