El senador Miguel Ángel Pichetto intervino en Río Negro para bajar las listas de los candidatos de la UCR por Juntos por el Cambio.
El senador Miguel Ángel Pichetto intervino en Río Negro para bajar las listas de los candidatos de la UCR por Juntos por el Cambio.

Luego de que Miguel Ángel Pichetto intentara bajar las listas del radicalismo en Río Negro para beneficiar al gobernador peronista Alberto Weretilneck, cercano al oficialismo, el presidente de la UCR rionegrina, Darío Berardi, resolvió dar un paso al costado molesto por las "maniobras" de la Casa Rosada. Según Berardi, la decisión de que las boletas de la UCR en Río Negro se den de baja fueron tomadas por la conducción nacional del partido y "no fueron consultadas ni informadas al distrito", indicó el dirigente a la agencia Télam.

"Presentaré mi renuncia al plenario del partido por medio de una nota a los dos vicepresidentes", confirmó Berardi tras la difusión de que entregará a la diputada nacional Lorena Matzen y al intendente de Fernández Oro, Mariano Lavin. Berardi ya había anunciado su decisión a otros dirigentes radicales en un grupo de WhatsApp compartido, cuyo texto trascendió en las primeras horas de la mañana.

"La salida del partido expresa el enojo por la maniobra que alentó el senador Miguel Pichetto de bajar la nómina que integraban Marcelo Cascón, María José Manonelles y Pedro Casariego, y que encontró respaldo en la conducción nacional de la UCR y la cúpula del PRO", dijo el jefe radical en su mensaje grupal.

En esa clave, Berardi agregó que esa decisión "no fue consultada ni informada al distrito" y llegó "por vías no institucionales". Además, afirmó que le transmitió su malestar al presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo por la "forma artera" del tratamiento del tema.

Berardi aseguró que esperaba que la situación "se pueda enderezar", aunque señaló que este hecho "se suma a la conducta  partidaria de este año de quienes propusieron una salida" durante la convención (que tuvo lugar en Parque Norte) y "jugaron al revés".

El presidente de la UCR de Río Negro, Darío Berardi.
El presidente de la UCR de Río Negro, Darío Berardi.

En un fuerte pase de factura por los manejos partidarios, sus críticas apuntaron también a los que "ahora militan por whatsapp pontificando como debe ser la conducta de un radical y mantuvieron cerrados los comité en la elección provincial" y "a los personalismos que nada tienen que ver con trabajar para el conjunto y generar espacios desprendiéndose de cualquier candidatura". Y puntualmente cuestionó a la dirigencia de la UCR que "jugaron mal en elecciones municipales y a los que le destinan más energía a criticar a otros radicales".

La mención hacia los comicios locales resuena a lo ocurrido en la ciudad de Cipolletti, donde Claudio Di Tella se impuso al intendente de Cambiemos y dirigente radical, Aníbal Tortoriello, por una diferencia de 264 votos.

Torteriello, que tenía el apoyo del ministro de Interior, Rogelio Frigerio y Miguel Pichetto, esperaba que el partido del gobernador Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) no presente a Di Tella como candidato para allanar el camino a la reelección comunal. Sin embargo, esas negociaciones naufragaron y Di Tella venció en su elección.

En ese marco de cruces y un creciente malestar, Pichetto fue uno de los interloctures en los intentos para dar de baja a la lista de precandidatos a senadores en Río Negro, según confirmaron fuentes a Infobae. Allí lidera la lista de diputados Sergio Wisky, del PRO, mientras que Marcelo Cascón, ex intendente de Bariloche y de la UCR es el precandidato a la Cámara Alta.

La jugada buscaba beneficiar a Weretilneck, que encabeza la lista de precandidatos a senadores con boleta corta por Juntos Somos Río Negro y cuya candidata, Arabela Carreras, ganó la gobernación por un amplio margen. En la Casa Rosada creen que, dando de baja a la lista de Juntos por el Cambio, hay más chances de que el Frente de Todos pierda contra la lista del mandatario rionegrino.

Seguí leyendo: