Mauricio Macri junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino (FIFA)
Mauricio Macri junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino (FIFA)

El presidente de la Nación Mauricio Macri recibió este domingo en Zurich, Suiza, el premio Living Football Award, primera edición de un reconocimiento que la FIFA entrega a las personalidades destacadas del mundo por las acciones que han liderado para el desarrollo del fútbol y el sostenimiento de los valores del deporte como vehículo para el crecimiento de las sociedades.

"En este mundo que necesita del diálogo, el fútbol tiene que ser el puente para lograr ese diálogo que derribe las barreras. El fútbol refleja la cultura de cada nación", sostuvo el Jefe de Estado en un acto realizado en la sede de la FIFA, que encabezó el presidente de la entidad, Gianni Infantino y en el que participó también el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

Macri puntualizó que "el fútbol ha sido una escuela", que le ha dado "momentos increíbles e inolvidables" y afirmó que "la pasión crece más cuando uno pierde que cuando gana porque siempre se quiere revancha".

Macri fue recibido por Infantino y el presidente de la Conmebol, Alejandro Domíguez (FIFA)
Macri fue recibido por Infantino y el presidente de la Conmebol, Alejandro Domíguez (FIFA)

En esa línea, recalcó que se considera un "fanático del fútbol desde muy chico" y recordó que ya desde adolescente abrazó la idea de convertirse en presidente de Boca Juniors cuando se dio cuenta "de que no iba a poder ser el 9" del equipo xeneize.

Además, señaló que el fútbol profesional no les permite "un día de descanso" a quienes tienen la responsabilidad de conducir los destinos de una entidad porque "la demanda es constante y la presión infinita".

"Hay que profesionalizar la conducción, apostar por los talentos y saber transmitir una mentalidad ganadora, la marca y la identidad del club para sumar a los jóvenes", sostuvo durante su visita a la sede de la FIFA.

En tanto, Infantino remarcó que Living Football "es algo que nos habla al corazón, una manera de vivir el fútbol" y que el premio busca reconocer a las personas que "hacen mucho" por ese deporte. "Por eso decidimos entregar a Macri por primera vez este premio, especialmente por el respeto que se ganó en el mundo y no sólo por sus títulos conquistados", añadió.

El Presidente compartió un partido de fútbol con dirigentes de la FIFA y parte de su comitiva (FIFA)
El Presidente compartió un partido de fútbol con dirigentes de la FIFA y parte de su comitiva (FIFA)

Infantino consideró que Macri "como presidente de la Argentina, está escribiendo la historia con el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea" y aseguró que por ese histórico logro "van a llegar más reconocimientos".

Por su parte, Domínguez sostuvo que la distinción marca "un momento histórico para Macri, la Argentina y fútbol mundial". "Hablar de Macri se puede resumir con los títulos que ganó. Convirtió a Boca es un ejemplo de lo que es creer en grande, lo llevó a la cúspide y contribuyó al crecimiento del fútbol mundial", puntualizó.

Durante la ceremonia, el titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol le entregó una réplica de la Copa Libertadores de América.

Macri recibió una distinción por su trabajo vinculado al fútbol a lo largo de los años (FIFA)
Macri recibió una distinción por su trabajo vinculado al fútbol a lo largo de los años (FIFA)

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, envió una misiva a la FIFA en la cual remarcó que el Jefe de Estado "es un hombre de fútbol que ha logrado múltiples títulos" y afirmó que "es muy merecido" el premio que le otorgó la institución.

Macri fue presidente de Boca entre 1995 y 2007 y bajo su mandato el club obtuvo 16 títulos, de los cuales dos fueron copas Intercontinentales y cuatro copas Libertadores.

Seguí leyendo