Lázaro Báez
Lázaro Báez

La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió que la presunta escucha telefónica en la que Lázaro Báez dijo "todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba" sea incorporada como prueba en la causa de la "ruta del dinero k".

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la UIF hizo el pedido ante el juez federal Sebastián Casanello y que por la misma solicitó que procese a la ex presidente Cristina Kirchner, quien tiene una falta de mérito en el expediente.

Tanto Báez como su abogada lo negaron. "Nunca existió. Sería una falta de respeto a mi amigo porque es no conocerlo", dijo el empresario en diálogo con el canal C5N.

"Habiendo tomado conocimiento por medios periodísticos de la presunta existencia de una escucha en la cual Lázaro BAEZ indicaría no ser el verdadero titular de sus bienes", sostuvo la UIF en la presentación que hizo hoy. El juez Casanello tramita la causa por lavado de dinero de Báez -que está en pleno juicio oral y público- pero tiene otro tramo de la causa en etapa de investigación.

Cristina Kirchner (Nicolás Aboaf)
Cristina Kirchner (Nicolás Aboaf)

La UIF le pidió a Casanello que le solicite al juez de Lomas de Zamora Federico Villena la escucha. Villena fue quien ordenó la intervención de los teléfonos de dos pabellones de la cárcel de Ezeiza en una causa de narcotráfico. Fuentes judiciales señalaron que el juez le ordenó a la Dirección de Contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) la destrucción de las escuchas que no estén vinculadas al caso de narcotráfico y autorizó al magistrado Claudio Bonadio a pedirle a la oficina de escuchas de la Corte Suprema una copia del material.

Bonadio investiga una denuncia de la diputada Elisa Carrió que apunta a ex funcionarios del gobierno anterior que habrían impulsado desde la cárcel la denuncia por espionaje ilegal por la que está rebelde de la justicia el fiscal federal Carlos Stornelli.

Junto con la escucha, la UIF también solicitó el procesamiento de la ex presidenta por lavado de dinero. "Se ha corroborado el vertiginoso proceso por el cual Lázaro BAEZ se convirtió en el titular de un enorme grupo empresario ligado a la obra pública, con el amparo y la protección de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner", sostuvo el organismo.

El juez Casanello le dictó la falta de mérito a la ex mandataria por considerar que no había elementos para procesarla. Esa decisión fue ratificada por la Cámara Federal.