Un grupo de representantes del Congreso norteamericano se reunió este lunes con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada donde elogiaron las reformas encaradas por la Argentina, dejaron planteada la necesidad de profundizar las inversiones de Estados Unidos en el sector energético y deslizaron sus deseos de que continúe la actual administración después de las elecciones de octubre.

"Hubo un fuerte apoyo al gobierno argentino y la intención de que siga Macri al frente de la administración nacional por las reformas ya encaradas", expresó el canciller Jorge Faurie al término de una reunión reservada que encabezó el Presidente en el Salón de Científicos de la Casa Rosada con una delegación bipartidaria del Congreso norteamericano compuesta por referentes de las comisiones de Agricultura y Energía.

Ante una breve consulta de Infobae, el canciller Faurie destacó que en el encuentro con Macri los legisladores norteamericanos mencionaron la clara intención de reforzar los lazos comerciales y las inversiones en el sector energético con la Argentina.

El Jefe de Estado estuvo acompañado por Faurie y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, mientras que la delegación estadounidense estaba encabezada por el presidente del Comité de Agricultura, Collin Peterson. También participó de la audiencia el embajador de los Estados Unidos ante la Argentina, Edward Prado.

En este sentido, hubo un apoyo concreto de los legisladores de Estados Unidos tanto del partido Republicano como el Demócrata al gobierno de Macri y se mencionaron todos los esfuerzos que hizo la Argentina en materia de reformas o de políticas tendientes a cumplir con los requisitos para ingresar en la OCDE, el selecto grupo de países desarrollados.

A la vez, fuentes calificadas de la Casa Rosada destacaron que se habló el mercado potencial en el sector agrícola que podría dejar para la Argentina la guerra comercial desatada entre Donald Trump y Xi Jinping ya que China dejará de comprar granos norteamericanos y necesitará de mercados alternativos como la Argentina o Brasil.

Las expresiones favorables de los legisladores norteamericanos hacia la administración de Macri responde a los buenos vínculos que la Argentina cosechó en los últimos tres años con el gobierno de Trump. De hecho, Macri y su par norteamericano tienen una estrecha relación personal que supera los protocolos diplomáticos.

El saludo de Trump y Macri durante el G20 realizado en Argentina
El saludo de Trump y Macri durante el G20 realizado en Argentina

También en el encuentro con Macri se hizo un repaso de todas las inversiones en Vaca Muerta y hubo coincidencias en que el empresariado norteamericano es hoy el principal inversor en ese yacimiento de energía no convencional. Allí, Macri destacó la decisión de las empresas de Estados Unidos de apostar por la producción de Neuquén que tendrá un potencial futuro muy relevante para la economía argentina.

En relación al comercio agrícola y el intercambio de productos entre Argentina y Estados Unidos se dejó en claro que en adelante se deberá profundizar el comercio no sólo en el intercambio de carne bovina, cerdo o de limones. También se está evaluando la proyección de exportaciones a Estados Unidos de cítricos dulces argentinos.

Estos legisladores que estaban liderados por el presidente de la Comisión de Agricultura forma parte de una misión de diálogo con diferentes países de América latina. Sin embargo, la semana pasada visitó a la Argentina un grupo de diputados demócratas y republicanos vinculados con la Comisión de Relaciones Exteriores y como adelantó en su momento Infobae se reunieron con la viceministra de Defensa Paola Di Chiaro a quien le plantearon la preocupación norteamericana por el "espionaje chino" en Argentina, en relación a la estación espacial de China en Neuquén. Esta vez, en el encuentro de legisladores con Macri las fuentes consultadas aseguraron que el tema de la base china que depende del Ejército Popular de Xi Jinping no surgió de la charla.