Falso abogado. Falso agente de la DEA. Y falso contador público. Marcelo D'Alessio no era nada de lo que solía decir. Pero, antes de caer preso, el hombre al menos pudo cumplir uno de sus sueños: ser piloto de carreras en TC Pista Mouras.

En el mundo de los autos de carreras, D'Alessio se hacía llamar "Patán" y tenía más de una remera con el perro de Pierre Nodoyuna en la serie "Los Autos Locos". Dicen que corrió más de 50 carreras, entre 2012 y 2015. 

D'Alessio fue detenido acusado de extorsionar al empresario Pedro Etchebest alegando una supuesta cercanía con el fiscal Carlos Stornelli. Según admitió en una entrevista radial, le pidió USD 300 mil dólares al productor agropecuario para evitar que su nombre apareciera en la causa de los cuadernos.

Pero, antes, tuvo más de cinco minutos de fama. Cuando recorrió distintos medios como supuesto abogado y especialista en narcotráfico. Pero también cuando fue entrevistado en los boxes del autódromo trabajando en su chevy.

"¿Qué tal, cómo estamos?", saluda de entrada D'Alessio cuando es presentado como un "personaje" del TC Mouras.

La entrevista, como el personaje, es desopilante.  D'Alessio dice que están auspiciados por Rivotril, que tiene problemas de próstata y tiene que correr con pañales y levanta a la movilera como los recién casados para mostrarle orgulloso su auto.

"Estoy mucho mejor del problemita de próstata que nos relegó en la última carrera. La próstata me hace orinar y bueno, son las ansiedades. Ahora estoy con pañales", dice un sonriente D'Alessio.

La chica que le hace la nota parece haberle sacado la ficha antes que muchos otros y no duda: "Patán, creo que sos mejor cómico que piloto".

En ese momento, el falso abogado la levanta en el aire y la lleva a mostrarle el auto. "La verdad que está muy, muy linda. Es un concepto diferente de auto, la verdad que tuvimos la posibilidad de tener solo cuatro sponsors que eso nos posibilitó tener como un auto americano, que no parezca un papiro lleno de publicidades y bueno ayer éramos el mejor Chevrolet en pista y un fusible no nos hizo poder clasificar así que vamos a largar desde atrás de todo y vamos a hacer lo mejor que podamos", dice al describir su chevy.

"Marce, ¿tu pasión por el automovilismo cómo surgió?", le pregunta la cronista.

"Con los autitos… Cuando yo era chico, yo soy de la década del 70, eran autitos de plástico con una cucharita y masilla, con eso jugaba en la calle. Pero la verdad que siempre me encantaron los autos y tenía ganas de hacer a mi hijo piloto y mi mujer con buen tino me dijo un día 'si tu frustración es ser piloto por que no sos piloto y dejás de jorobar a tu hijo'. Así que la verdad con buen tino me dediqué a esto y me estoy divirtiendo mucho", cuenta D'Alessio.

"¿Te sentís un poco el personaje del Mouras?", insiste la movilera.

"No, no, no me siento el personaje. Lo que sí se es que nunca me vas a ver con cara larga. Yo me vengo a divertir, y vengo una hora antes para divertirme con la gente. Traigo un muñeco para que se saque fotos con los chicos. Levanto los chicos en upa para que se saquen fotos. Hago que la gente se suba al auto. Me parece que hay que premiar un poco al que paga una entrada para venir al autódromo. Explicarle a la gente si el auto va de trompa o va de cola me parece aburridísimo… En cambio si uno es un poco divertido y le permite a la gente entrar al auto y que se divierta y valga su entrada me parece que es un poco devolverle lo que está pagando", explica el falso abogado.

Y termina: "Ahí parecí buen tipo con todo lo que dije. Van a decir 'Ay que divino…'".

Ese era años atrás "Patán" D'Alessio, el mismo hombre que está detenido por extorsión desde el 15 de febrero.