Nuñez Carmona y su abogado Matías Molinero en una de las audiencias del juicio por Ciccone (Foto Adrián Escandar)
Nuñez Carmona y su abogado Matías Molinero en una de las audiencias del juicio por Ciccone (Foto Adrián Escandar)

José María Nuñez Carmona, el socio y amigo del ex vicepresidente Amado Boudou, no tiene dudas. Como le ocurrió al ex funcionario el lunes, cree que va a volver a ser detenido por el caso Ciccone y que eso podría pasar hoy.

"Ya estoy preparado para volver a la cárcel", le dijo a Infobae en los tribunales de Comodoro Py, donde a las 11:40 tuvo una audiencia ante la Cámara Federal de Casación Penal en la que se trató su libertad.

Núñez Carmona ya avisó que su intención es entregarse en el tribunal oral para evitar que las fuerzas de seguridad vayan a su casa y que envió a la cárcel de Ezeiza cajas con elementos personales. Pidió una sola cosa. "Quiero ir a cambiarme a casa porque con este calor el traje es imposible", contó.

"Estoy tranquilo y tengo tranquilidad de conciencia porque sé que esto es político. No cometí ningún delito", sostuvo el amigo de Boudou en dialogo con este medio

Amado Boudou con su esposa y sus hijos mellizos antes de quedar detenido el lunes
Amado Boudou con su esposa y sus hijos mellizos antes de quedar detenido el lunes

Boudou y Núñez Carmona fueron condenados en agosto pasado en el juicio oral por el caso Ciccone. El ex vicepresidente a cinco años y 10 meses de prisión y su amigo a cinco años y medio de prisión por cohecho pasivo (recibir coimas) y negociaciones incompatibles con la función pública. Esa misma tarde quedaron presos. Era la segunda vez que iban a prisión.

La primera vez había sido en noviembre de 2017 por orden del juez Ariel Lijo en una causa por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Esas dos primeras veces terminaron recuperando la libertad.

—¿Creés que esta tercera puede ser la definitiva por un período más largo?—le preguntó Infobae a Nuñez Carmona.

—No sé. Acá nunca se sabe qué puede pasar.

El destino de ambos siempre estuvo atado. Se conocen desde la infancia en Mar del Plata. Tuvieron sociedades juntos y para el Tribunal Oral que los condenó por el caso Ciccone, Núñez Carmona fue quien hablaba en nombre de Boudou para comprar la empresa calcográfica Ciccone.

Boudou fue detenido el lunes. La Cámara de Casación revocó la libertad que le había dado el tribunal oral. El ex vicepresidente se entregó en Comodoro Py y desde allí fue trasladado a la cárcel de Ezeiza, la misma unidad en la que estuvo las dos veces anteriores.

"Vengo a la audiencia para demostrar que no me voy a fugar. Siempre estuve a disposición de la Justicia. Pero bueno, esto es político. Estoy convencido que la condena y la detención es una decisión política", dice Núñez Carmona y agrega: "Acá todas las decisiones son políticas". Acá es Comodoro Py, el edificio de tribunales donde se tramitan las causas de corrupción.

Nicolás Ciccone. Casación también tiene que resolver si vuelve a quedar detenido (Adrián Escandar)
Nicolás Ciccone. Casación también tiene que resolver si vuelve a quedar detenido (Adrián Escandar)

De traje y sin corbata, Núñez Carmona fue a Comodoro Py a informarle al tribunal que su intención es entregarse allí cuando Casación dicte el fallo. La audiencia fue al mediodía y Núñez Carmona no descarta que hoy mismo los jueces resuelvan. "Solo pedí que me dejen ir a cambiar porque con este calor el traje es imposible", dijo. Pero fuentes judiciales le dijeron a Infobae que la decisión se tomará en los próximos días.

Su intención es volver a la cárcel de Ezeiza con Boudou porque es la más cercana para las visitas. Estaban en el pabellón C del módulo 6. "Amado estaba en la celda 5 y volvió ahí. Yo estaba en la 1 pero ahora está Ferreyra (NdA: Gerardo Ferreyra, uno de los empresarios procesados en la causa de los cuadernos de la corrupción)", contó Núñez Carmona.

Tal es el convencimiento del socio y amigo de Boudou que en los últimos días preparó cajas con elementos personales -café, ropa de cama, cepillo de dientes- que envió a la cárcel.

La Cámara de Casación tiene que resolver su situación y la del empresario Nicolás Ciccone, condenado a cuatro años y seis meses de prisión. Ciccone también había sido detenido en el juicio tras la condena y por su edad y estado de salud quedó bajo prisión domiciliaria.

Tras la libertad que recibieron los tres, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA) pidieron que vuelvan a prisión. Ambos organismos del gobierno señalaron que si Nuñez Carmona sigue libre existe riesgo de que entorpezca otras causas en las que está acusado.

El abogado de Nuñez Carmona, Matías Molinero, dijo que en esas causas -la de enriquecimiento ilícito y otra de un negociado con la provincia de Formosa- hace un año que no se toman medidas de prueba por lo que no hay nada que entorpecer. Y agregó que en esas causas la UIF y la OA nunca pidieron la detención de Nuñez Carmona.

La defensa también señaló que  en todas las oportunidades en las que se barajó la posibilidad que Nuñez Carmona podía detenido siempre estuve presente en los tribunales, inclusive hoy. Y que la condena por el caso Ciccone no está firme. Casación analizará el veredicto en una audiencia oral que convocó para el 22 de abril.

Luego habló el acusado: "No tengo amigos en la política, ni en la justicia. No tengo influencias, ni poder residual. Viajé muchas veces al exterior en las que podría haber fugado y acá estoy", dijo y se le quebró la voz cuando habló de su madre, de más de 90 años, que la tiene a su cargo.

La decisión está en manos de los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo. Casación ya resolvió la situación de Boudou, que volvió a prisión. El amigo del ex vicepresidente está convencido. Vuelve a la cárcel, atado, como siempre, al destino de su amigo.