(NA)
(NA)

Con Mauricio Macri de vacaciones en Villa La Angostura, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quedó a cargo de la gestión del Gobierno. Desde la Casa Rosada o la quinta de Olivos, está en contacto con el Presidente y con los ministros para seguir los temas principales de la agenda nacional.

A través de sus redes sociales, Peña despidió el 2018 ("qué año", se limitó a decir sin detallar las dificultades que tuvo que enfrentar el Gobierno) y le dio la bienvenida al 2019 ("estoy convencido de que será un año mucho mejor").

En su mensaje, el jefe de Gabinete agradeció "el aguante, los apoyos en los momentos difíciles, las advertencias y las críticas con buena leche para mejorar". Mencionó especialmente a "Luciana (su mujer), a los chicos, a la familia, a los amigos, a los compañeros de ruta, a cada uno de los que saluda y acompaña desde este lugar".

Y, refiriéndose muy por encima al 2018, señaló: "Confío que todo lo que vivimos nos hizo crecer, nos hizo más fuertes y nos obliga el doble a trabajar duro para sacar este país adelante".

Y siguió: "Estoy convencido de que el 2019 será un año mucho mejor, que vamos a salir adelante y vamos a ratificar el camino del cambio que empezamos juntos hace 3 años".

 

Para cerrar con un deseo más personal. "Por lo demás: amor, salud, felicidad, alegría para cada uno de ustedes en este nuevo año".

Peña se quedará durante todo enero en Buenos Aires y recién saldrá de vacaciones dos semanas en febrero.

Por su parte, la gobernadora María Eugenia Vidal les deseó un feliz año a los bonaerenses. "Sé que no fueron meses fáciles, pero juntos peleamos para salir adelante y la vamos a seguir peleando para transformar la Provincia que queremos", sostuvo. Y agregó: "Les deseo de corazón que pasen un feliz año nuevo rodeados de las personas que más quieren y espero que puedan cumplir todo lo que se propongan".