La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires volvió a extender por un año la concesión del servicio del subte a Metrovías. El proyecto fue aprobado con 33 votos del bloque oficialista Vamos Juntos (22 en contra), y el arco opositor planteó un proyecto para que sea operado por el Estado porteño.

La ley que prorroga la concesión a la empresa que pertenece al Grupo Roggio, involucrado en el escándalo de los cuadernos de las coimas, fue aprobada en la penúltima sesión ordinaria pocos días antes de que terminara el contrato de concesión el 31 de diciembre.

El argumento del oficialismo para extender por segunda vez la explotación del servicio del subte a Metrovías es que el proceso de licitación para definir quién relevará a la empresa de Roggio no terminó. En esa discusión están los consorcios de empresas Keolis, que opera el metro de Lyon, y RAPT de París. Ambos competirán con Metrovías, que pretende quedarse con el servicio que controla desde 1994.

La iniciativa aprobada fijó como nueva fecha tope el 31 de diciembre del 2019 para el vencimiento de la concesión o hasta que el próximo operador pueda tomar el control del servicio.

Los bloques de la oposición marcaron sus diferencias y propusieron que el subte pase a manos de la empresa Autopistas Urbanas (Ausa), una sociedad anónima cuyo accionista principal es el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Segunda extensión

(@LegisCABA)
(@LegisCABA)

En noviembre del año pasado, la Legislatura había aprobado extenderle por un año la concesión del subterráneo a Metrovías con la promesa de que a comienzos de 2018 se llamaría a una licitación para explotar el servicio por un período de 12 años, que podrá extenderse luego 3 años más.

A fines de febrero de este año, el Gobierno porteño había promocionado el llamado a licitación y había puesto una serie de condiciones: los postulantes podrían ser empresas solas o grupos económicos de no más de cuatro miembros; no era necesario que tuvieran un socio local para competir; tener una antigüedad de 15 años operando subterráneos de por lo menos 30 kilómetros de extensión, 180 millones de pasajeros transportados anualmente entre 2015 y 2017; experiencia en mantenimiento de infraestructura, material rodante, instalaciones y equipamiento y en la gestión, entre otros requerimientos.

La promesa oficial era que la apertura del sobre técnico se realizaría en julio, se evaluaría que todas las candidatas cumplieran con los requisitos mínimos de admisibilidad, y la apertura de los sobres económicos sería en agosto. El cronograma iba a terminar con la firma del contrato en octubre y el primero de enero de 2019 se iba a hacer el traspaso de operaciones a la nueva empresa.

Finalmente esto no sucedió y ahora Metrovías seguirá a cargo de la concesión hasta fines de 2019.

Aumento del boleto

(SBASE)
(SBASE)

A fines de octubre, el Gobierno porteño empezó a aplicar una medida para aumentar un peso por mes el boleto de subte a partir de noviembre, hasta llevarlo a $16,50 en febrero próximo, lo que representará un aumento del 32% respecto del nivel actual. Propuso también que el pase del Premetro sin combinación aumente también 50 centavos por mes hasta alcanzar los 6 pesos.

Este fue el segundo aumento de tarifa en 2018, ya que en agosto subió 66,7% y el boleto que costaba $7,50 pasó a $12,50 tras varios meses de haber estado trabado por un recurso de amparo judicial. El salto anterior había sido en octubre de 2016.

Seguí leyendo: