Algunos de los senadores que firmaron el proyecto de ley (Guille Llamos)
Algunos de los senadores que firmaron el proyecto de ley (Guille Llamos)

El bloque de senadores del PJ presentó este miércoles un proyecto para proteger a las personas que sacaron créditos hipotecarios UVA, que se ajustan por una combinación del Índice de Precios al Consumidor que releva el Indec y una tasa nominal anual fija, y que sufrieron el impacto de la devaluación de los últimos meses sobre los precios generales de la familia.

El proyecto de ley lleva la firma de 16 senadores del interbloque Argentina Federal: Miguel Pichetto, Omar Perotti, Carlos Caserio, Carlos Espínola, Juan Pais, Rodolfo Urtubey, Pedro Guastavino, José Uñac, Sigrid Kunath, Alfredo Luenzo, José Ojeda, Dalmacio Mera, María Teresa González, Guillermo Snopek, José Mayans y Julio Catalan Magni.

La iniciativa propone un nuevo esquema aplicable solo a los deudores hipotecarios de préstamos con monedas indexadas (UVA/UVI) con destino de adquisición, ampliación, refacción o terminación de vivienda única y de ocupación permanente y que no superen al momento de originación las cien mil (100.000) UVIs.

Los senadores proponen crear el "Programa de Protección de Deudores de Préstamos Hipotecarios en Monedas Indexadas" con el objetivo de proteger a los deudores hipotecarios del riesgo de "descalce" entre los ingresos y la inflación.

Miguel Pichetto fue uno de los impulsores de la iniciativa (Patricio Murphy)
Miguel Pichetto fue uno de los impulsores de la iniciativa (Patricio Murphy)

Dentro de este programa se instrumenta un swap –un "cambio"- en el coeficiente de actualización de cuota para proteger a los deudores de préstamos hipotecarios en monedas indexadas que funciona bajo estas características:

– Frente a una fuerte caída del poder adquisitivo del salario y una suba de la cuota UVA/UVI – específicamente cuando el monto de la cuota a pagar sea un 5% superior a la cuota que hubiese resultado de aplicar al préstamo original un ajuste del Coeficiente de Variación de Salarios (CVS)- los deudores tendrán dos beneficios:

a) Para que la cuota no se incremente, podrán extender la cantidad de cuotas o "la vida" del préstamo en un 5%. Esto implica para un crédito promedio de 25 años extender el préstamo en un poco más de un año más para no "subir" el monto de cada cuota.

b) Modificarán la forma de actualizar las cuotas futuras de sus créditos ajustando las mismas por el Coeficiente de Variación de Salarios (CVS). Es decir, el trabajador pagará una cuota futura de su crédito que tendrá un ajuste similar al de su salario.

Según consta en el proyecto, una vez que el salario del trabajador se "recupere" –es decir que el Coeficiente de Variación de Salarios (CVS) alcance el coeficiente de la moneda indexada- el ajuste se volverá a hacer por este último (UVA o UVI).

La intención del proyecto es proteger a los deudores del crédito UVA (Istock)
La intención del proyecto es proteger a los deudores del crédito UVA (Istock)

Finalmente, si la recuperación del salario es importante –esto implica que si el Coeficiente de Variación de Salarios (CVS) acumulado desde la fecha de ingreso al Programa supera en un cinco por ciento (5%) el coeficiente de la moneda indexada- los deudores deberán contribuir con una prima adicional equivalente al uno y medio por ciento (1,5%) de la cuota.

Este último punto tiene dos objetivos: no generar un superior costo fiscal para el Estado y que el deudor "devuelva" parcialmente en una situación de comodidad financiera el beneficio obtenido previamente.

Por otra parte, para administrar el "swap" se crea el "Fideicomiso de Protección de Deudores Hipotecarios en Moneda Indexada" destinado a financiar el programa de protección. Los recursos que fondean al Fideicomiso son, además de aportes privados, aportes del Estado, en el marco de una situación de emergencia crediticia.

Por último, se articula una "Mesa de Coordinación del Programa de Protección de Deudores de Préstamos Hipotecarios en Monedas Indexadas" destinada a colaborar en la implementación y ejecución del mismo.

Seguí leyendo