Patricia Bullrich, durante uno de los recientes timbreos
Patricia Bullrich, durante uno de los recientes timbreos

A la salida de la reunión de Gabinete que diariamente se realiza en Casa Rosada, la ministra Patricia Bullrich avaló la sospecha expresada por María Eugenia Vidal en el sentido de que grupos de narcotraficantes están provocando conflictos en la provincia de Buenos Aires. "Es una hipótesis que estamos analizando junto al equipo (bonaerense). Nosotros podemos tener políticos inflamados, gente que está en un lado y en otro, en distintas veredas, pero como dijo la gobernadora, en el caso de la docente que fue secuestrada en Moreno y este caso que tuvimos en Ramallo tiene que haber un interés distinto, seguramente de dominio territorial", dijo la funcionaria, consultada por los periodistas acreditados.

En su opinión, "tanto en la frontera como en las ciudades, hay un dominio de territorio que están perdiendo", por lo tanto, "esta hipótesis que está analizando el equipo de Vidal es algo pensable, así que es una hipótesis que vamos a investigar".

Al respecto, Bullrich comentó: "Vengo de un operativo de Gendarmería Nacional con 14 detenidos y secuestro de 50 kilos de cocaína en el corazón de La Matanza, una banda que tenía un poderío económico enorme y fue desarticulada". Agregó que "para la economía narcocriminal la pérdida del territorio es una pérdida muy grande, por eso nos vamos a abocar a estudiar esta hipótesis".

Consultada acerca de si el Gobierno sigue manteniendo la lectura de que hay sectores que quieren que Cambiemos se vaya antes de la Casa Rosada, la ministra dijo que "lo mantienen los mismos actores políticos que lo hacen. En una legislatura habían puesto un helicóptero en el escritorio. ¿Qué mensaje están dando? ¿Qué mensaje da D'Elía cuando dice que el Presidente tiene que irse ya?".

Bullrich, por su lado, aseguró que "este Gobierno está fuerte y está llevando adelante el esfuerzo más duro, con la convicción de que nos va a llevar a un país distinto, pero sabiendo también que este momento difícil nos lleva a que la Argentina no vuelva a tener las crisis recurrentes que tuvo durante los últimos 70 años. Que sigan jugando con eso, nosotros estamos firmes y gran parte de la población advierte que no va a permitir algo así, porque sabe que lo más importante de todo es que el Gobierno no sea acosado permanentemente y no se aceptan estas posiciones golpistas, o que generan incertidumbre".