El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos se mostró comprometido en las negociaciones con la Argentina para la reapertura de las exportaciones de carne vacuna argentina al mercado norteamericano luego de 17 años de bloqueo.

Ante una consulta puntual que realizó Infobae tras la reunión de la semana pasada en Buenos Aires del ministro de Agroindustria Miguel Etchevehere con el secretario de Agricultura norteamericano Sonny Perdue, un vocero del Departamento de Agricultura de Estados Unidos respondió: "Se está trabajando actualmente con sus contrapartes argentinas en el acceso mutuo a la carne vacuna, y estamos progresando".

A la vez, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos destacó que "no hay una fecha fija de cuándo comenzarán las exportaciones de carne de vaca en ambos sentidos, pero los Estados Unidos siguen comprometidos con la participación productiva en este y otros asuntos pendientes de acceso al mercado agrícola".

De esta manera, Estados Unidos dejó la puerta abierta y dio señales de compromiso para destrabar de una vez el mercado de carnes argentinas a territorio norteamericano que se bloqueó en el 2001.

Desde el Ministerio de Agroindustria se mostraron muy herméticos tras la reunión de Etchevehere con Perdue, aunque hubo al menos dos fuentes consultadas que explicaron a Infobae que el secretario de Agricultura norteamericano "dejó un compromiso firme de analizar y dar viabilidad" a la apertura de carne vacuna argentina en los Estados Unidos.

Perdue estuvo la semana pasada en Buenos Aires en el marco de la cumbre de ministros de Agricultura del G20 y tuvo una reunión reservada con Etechevehere donde se abordó este tema y el avance de la apertura del comercio de carnes de cerdo de Estados Unidos en la Argentina que se aprobó en abril pasado.

De hecho, el secretario de Agricultura norteamericano emitió en su visita a la Argentina un sugestivo tuit en el que mostró una foto comiendo jamón norteamericano en la residencia del embajador norteamericano Edward Prado y festejó la apertura comercial argentina en este rubro.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, Etchevehere le pidió a Perdue que haya una "reciprocidad comercial" en el ámbito de la agricultura entre Washington y Buenos Aires, teniendo en cuenta que en abril pasado la administración de Mauricio Macri aprobó el ingreso de carne de cerdo proveniente de los Estados Unidos por primera vez desde 1992.

"El gobierno de Estados Unidos y la Argentina tienen un muy buen diálogo político en estos momentos, por lo que esperamos que se anuncie cuanto antes el ingreso de carnes argentinas al mercado norteamericano ya que hubo señales muy alentadoras de Perdue", admitió un funcionario del Ministerio de Agricultura.

Según informó el Ministerio de Agroindustria, esta apertura de carnes argentinas en Estados Unidos representaría grandes oportunidades de negocios para el sector aumentando los destinos de las exportaciones. Si se concretara ello, el país contaría con una cuota de 20.000 toneladas con un arancel de ingreso de 4,4 centavos/Kg de dólares. Por fuera del contingente, el arancel de ingreso es del 26,4% ad valorem (basado en el valor FOB).

Cabe tener en cuenta que en el 2017 Argentina exportó al mundo carne bovina por un total de 1.296 millones de dólares, llegando a más de 50 destinos y teniendo un potencial de crecimiento (GAP) de 1.020 millones de dólares.

En el Gobierno destacaron que el clima de vínculos con Estados Unidos es "muy bueno" si se tiene en cuenta que, pese al proteccionismo que aplica la administración de Donald Trump a nivel mundial, la Argentina fue exceptuada en el bloqueo de importaciones de aluminio y acero. A la vez, tras una visita de Macri a Washington el gobierno norteamericano destrabó el ingreso de limones de Argentina a Estados Unidos.

Por el momento, sólo resta un conflicto en puerta que es el freno a la importación de biodiésel argentino en Estados Unidos que representa para el sector un ingreso de unos 1.500 millones de dólares anuales.
En el caso de las trabas a las exportaciones de carnes argentinas, tras la visita de Perdue y las señales que dejó el funcionario norteamericano, en el Gobierno dan por descontado que se está cerca de cerrar el acuerdo para destrabar después de 17 años ese potencial mercado.